MENDIETTA
MENDIETTA Ángel Luis M. Barreras
Título original: ---
Año de publicación: 2002
Editorial: Juan José Aroz, Editor
Colección: Espiral, ciencia-ficción nº 24
Traducción: ---
Edición: febrero 2002
Páginas: 252
ISBN:
Precio: Descatalogado
Comentarios de: Alfonso Merelo

El último número de la Colección Espiral nos ofrece una novela de Ángel Luis M. Barreras un autor desconocido al menos para mí. J. J. Aroz se consagra como encontrador de autores nuevos en con un mínimo que ofrecer a los lectores. La Colección Espiral hace mucho tiempo que dejó de ser una fan-edición y es en muchas cosas más profesional que las más profesionales del mercado.

Mendietta, además de ser un jugador ex-valencianista, es el nombre de un planeta al que se dirige un detective del gobierno federal humano a fin de investigar un magnicidio.

La novela es claramente de detectives, sección policía, subsección asesinato, subsector lugar fronterizo. El planeta Mendietta es muy diferente al que está acostumbrado y como es natural esto produce los consabidos choques culturales. Como era de esperar se le asigna un compañero nativo que le guíe por el lugar. En este caso una becaria en prácticas, y ocurre lo que pasa con las becarias o becarios últimamente.

Es una novela muy previsible y con muchas cosas sabidas y mareadas una y otra vez. Se desarrolla en un universo humano o panhumano como se le denomina, sólo hay seres humanos e inteligencias artificiales de tres tipos diferentes. Las IAs, pese a su potencia y la consideración de ciudadanos con todos los derechos, sirven al hombre. El autor intenta explicar que entre las IAs y los humanos se establece una simbiosis. Se necesitan mutuamente. No es muy creíble dado la superioridad de las IAs pero funciona bastante bien.

La novela es entretenida, se lee sin excesivos problemas y peca de un grave defecto: se introducen tal cantidad de nombres y de personajes que a veces no sirven para nada que hace que en ocasiones se pierda el hilo. Se ha incluido un glosario de términos al final que explica lo que son alguno de los personajes y aparatos que aparecen en el texto, no se si por imposición del editor o porque lo consideró conveniente el autor. Otro defecto es la inclusión de escenas de sexo explícito dentro de situaciones que no la necesitan. Son puramente gratuitas y no aportan absolutamente nada al texto. El describir una sociedad promiscua no tiene porque hacerse a base de la explicación de los polvos que se pegan los personajes.

En resumen: se apuntan maneras, ideas muy interesantes para ser desarrolladas mas intensamente y ya tenemos un nuevo universo particular el del complejo Ferrara en el que no dudo que Barreras nos trasladará de nuevo.

© Alfonso Merelo, (417 palabras) Créditos