Ciclo de Tarsis, 2
GARUDA
GARUDA Mario Moreno Cortina
Título original: ---
Año de publicación: 2001
Editorial: Silente
Colección: Brazo en Espiral nº 12
Traducción: ---
Edición: Junio de 2001
Páginas: 263
ISBN:
Precio: Descatalogado

Esta novela es la continuación de TARSIS y segunda parte del Ciclo de Tarsis. Situada en el universo de La Saga de los Aznar, el autor relata el enfrentamiento de los valeranos con sus lejanos parientes redentores.

Sin desviarse mucho de la línea de las obras de Enguídanos, Mario Moreno­ aporta a La Saga de los Aznar más profundidad literaria y una fidelidad mucho mayor a los postulados científicos de los que podía ofrecer el autor valenciano. También tiene más libertad para desarrollar las historias sin los necesarios en la época de la primera edición de La Saga, apuntes militaristas y religiosos, sin los que las veladas críticas al caudillismo y las ideas socialistas que impregnaban sus obras hubieran tenido que dar excesivas explicaciones a la censura de la época.

En GARUDA se van desvelando los misterios que se planteaban en TARSIS, resolviendo algunos y, lógicamente, profundizando en otros nuevos que tendrán su culminación final en la continuación y finalización del ciclo. Los mismos personajes que ya se presentaron en la primera parte siguen con el lector y, en general, la ambientación y ubicación de la novela con respecto a La Saga y al lector que por primera vez se acerque a ella con esta novela son correctas.

Sin embargo, GARUDA me ha parecido menos de La Saga que TARSIS, en la que los valeranos se veían enfrentados a un destino fatal, como tantas veces planeaba Enguídanos sus novelas. En GARUDA no es así. GARUDA, por decirlo de alguna forma, es una novela apacible. Pese a que se describen cuerpos celestes de dimensiones desorbitadas, se narran episodios de gran violencia y las peripecias de los protagonistas son muchas, se echa en falta cierto aire épico y resulta más fría y cerebral. No digo con esto que GARUDA sea el típico tocho estilo benford, pero si que es un tanto atípica, por su desarrollo, respecto a lo que suele ser habitual en La Saga.

Sin que tenga en absoluto nada que ver con ellas, me recordó a otras novelas de argumento similar; HIJOS DE LA ETERNIDAD o MUNDO ANILLO. El segundo referente no tiene nada que ver con la controversia típica de si el circumplaneta Atolón o el Hiperplaneta dejan o no pequeño al anillo de Niven, sino al esquema de varios aventureros enfrentados a algo Grande, Solitario, Incomprensible y Desconocido. Con respecto a HIJOS DE LA ETERNIDAD ocurre otro tanto, y no, no es porque, se trate de otra esfera de Dyson, artefacto este que no aparece en GARUDA, pero las aventuras mahabaraticas de los personajes de Aguilera y Redal, también enfrentados a algo Grande, Solitario, Incomprensible y Desconocido, tiene mucho en común con las cuitas de los AZNARES perdidos en Garuda.

Parecidos aparte, que por otro lado pueden ser considerados perfectamente como semejanzas más bien remotas, GARUDA resulta ser por si misma una muy buena novela de aventuras, inscrita fielmente en La Saga de los Aznar pero con carácter propio, lo que dice mucho y muy bueno acerca de ella y su autor.

© Francisco José Súñer Iglesias, (505 palabras) Créditos