LA GUERRA DE LAS SALAMANDRAS
LA GUERRA DE LAS SALAMANDRAS Karel Capek
Título original: Vàlka s Mloky
Año de publicación: 1936
Editorial: Ediciones Hiperión
Colección: ---
Traducción: Ana Falbrová y Ciro Elizondo
Edición: mayo de 1992
Páginas: 302
ISBN:
Precio: ---

Pocas veces uno tiene la suerte de encontrar un libro que sin importar la fecha, el lugar o el motivo por el que fue escrito, te dice cosas interesantes sobre lo que está pasando a tu alrededor, cosas actuales y reales. Esto es lo que me pasó con el libro LA GUERRA DE LAS SALAMANDRAS del escritor checo Karel Capek. Capek es conocido (apenas) por su libro R. U. R. que inauguró las novelas de robots (falsamente conocido por la invención de la palabra Robot, que significa trabajo en Checo, fue su hermano el que la utilizaría) Fue contemporáneo a Kafka y con más éxito en su época que el autor de LA METAMORFOSIS (incluso fue nominado para el Nobel) pero con el paso de los años uno se convertiría en no de los autores más célebres e importantes del siglo XX mientras que el otro sólo sería reeditado por pequeñas editoriales dedicadas a la aventura o la ciencia-ficción.

El libro de LA GUERRA DE LAS SALAMANDRAS demuestra que el destino puede ser injusto. Capek no puede ser comparable a Kafka pero dada su calidad tendría que ser más conocido, más estudiado. Su nombre nos tendría que sonar tanto como el de su compatriota.

LA GUERRA DE LAS SALAMANDRAS comienza como una novela de Lovecraft o de Conrad, en una isla un capitán que busca perlas queda intrigado por unos monstruos submarinos, diablos para los habitantes del lugar, pero él está decidido a descubrir el misterio. Finalmente comprenderá que estos seres marinos son una especie de anfibios que caminan en dos piernas y pueden aprender a manejar herramientas e incluso a hablar. Decide enseñarles a defenderse de los tiburones y con la ayuda de un empresario idealista empieza a transportarlos por diferentes islas para que le ayuden a conseguir perlas.

En la segunda parte el capitán ha muerto y con él el idealismo y aventura del siglo XIX, el empresario entonces fundará el Sindicato de las Salamandras una asociación que permitirá controlar el mercado de las salamandras, mano de obra muy barata que por millones empezará a inundar las costas del mundo. Este pare del libro estará relatada, como el DRÁCULA de Bram Stoker, a partir de recortes de periódico y apuntes que mostrarán los principales hechos alrededor del fenómeno, el interés de la población, los cambios económicos y sociales que ocurren y finalmente la modificación del perfil del mundo y la llegada de una época de Oro gracias a esta especie de esclavos anfibios.

La tercera parte es en esencia LA GUERRA DE LAS SALAMANDRAS más cercano a LA GUERRA DE LOS MUNDOS y comienza cuando un líder salamandra decide que necesita más costas que llamar suyas, se funda finalmente la nación salamandra y el planeta empieza a caer presa de las salamandras que empezarán a destruir países enteros sumergiéndolos en las aguas del mar.

El libro fue escrito en la entreguerra cuando el tercer Reich llegaba al poder y se podían ya entrever las brumas de lo que sería la segunda guerra mundial pero sin sospechar su magnitud. Este libro trata con gran sencillez y buen humor temas como las carreras armamentísticas entre los países, los temas de raza y religión, las diferencias culturales, los afanes de supremacía, el nuevo marxismo de después de la primera guerra mundial, la sociedad proletaria, el racismo. Todos estos temas eran actuales en su momento pero lo siguen siendo. Pero también tocan temas que hoy en día vuelven a interesar como la igualdad de derechos entre animales y humanos, el tema de la nación y del idioma, de la globalización de la cultura, la importancia de los medios de comunicación, entre otros.

El libro es una ácida crítica a la cultura, la religión, la política, la economía, el cine, la música, la educación y un largo etcétera al mostrar cómo reaccionan con la llegada de este nuevo fenómeno. Los jóvenes empezaran a llevar la moda de las salamandras, la religión católica luchará con los cambios, políticos y empresarios de todo el globo se aprovecharán de la mano de obra barata, mujeres ricas se apiadarán de ellos como hoy en día de los niños del África, algunas universidades boicotearán textos escritos por salamandras mientras otras los invitarán a ser miembros del claustro. En fin, lo mismo que ocurre hoy en día con infinidad de fenómenos pero visto más claro a partir de la ficción y el lente transparente de la ficción.

Para concluir regresamos a Karel Capek, en el último capítulo habla consigo mismo descubriendo que los principales causantes de la debacle humana somos nosotros mismos que hasta el último día hemos apoyado a las salamandras y que al final las salamandras entrarán en guerra contra las propias salamandras por causa de uno de los vicios propiamente humanos: La creación de diferencias insalvables. Un pesimismo crítico que nos muestra lo peor de nosotros mismos: que aunque traiga nuestra destrucción seguiremos manteniendo nuestras posiciones equivocadas sin nunca ratificarnos, y que las diferencias que creemos ver entre hombre y hombre, nación y nación, cultura y cultura es un peligroso vicio que no queremos dejar.

LA GUERRA DE LAS SALAMANDRAS es un libro muy aconsejable, no sólo porque es divertido e interesante sino porque tiene mucho que decirnos el día de hoy. Este libro tiene que ser estudiado con calma para extraer críticas que se mantienen vigentes, tiene que servir para mirarnos a nosotros mismos y el nombre de Karel Capek tiene que empezar nuevamente a ser más escuchado.

© Miguel Esquirol Ríos, (914 palabras) Créditos
Publicado originalmente el 5 de mayo de 2006 en El forastero

Andrias Scheuchzeri es el nombre de una nueva especie anfibia dotada de una extraordinaria capacidad de aprendizaje. Ha sobrevivido durante eras en un lejano reducto prehistórico; ahora, el capitán J. van Toch ha dado con ella y ha descubierto su enorme potencial como buscadores de perlas. Pronto las salamandras se convertirán en un inmenso negocio, capaz de mover continentes y suscitar grandes discusiones políticas. Con su expansión demográfica, su educación y su desarrollo intelectual y tecnológico, las salamandras serán cada vez más una poderosa fuerza activa. Pero, cuando sus derechos comienzan a ser reconocidos, empezarán a convertirse en una fuente de problemas que harán tambalearse a toda la humanidad.

Karel Capek nos descubre a través de una original y divertida crónica de estilo periodístico una lúcida parábola sobre nuestra sociedad, sobre la guerra y las calamidades de la economía de mercado. Una lectura amena y muy personal, comprometida, audaz, que trasciende fronteras, clases y religiones. LA GUERRA DE LAS SALAMANDRAS es la obra culminante de uno de los grandes maestros del género, repleta de ironía y paralelismos con la cultura moderna, una ucronía antológica que lejos de perder actualidad con el paso del tiempo ha cobrado vigencia hasta convertirse en una refrescante (e inquietante) reflexión sobre la organización de nuestra sociedad.

A leer como herederos de esta novela: MERCADERES DEL ESPACIO, de Frederik Pohl y C. M. Kornbluth, y las novelas antiguas de robots de Isaac Asimov.

Calificación:

Narrativa: 5, Argumento: 4, Originalidad: 7, Global: 6

© Francisco Ontanaya, (245 palabras) Créditos

La guerra de las salamandras es una obra maestra de la ciencia-ficción humorística. Para mí que el gran acierto de Capek en esta obra es haber dotado a las salamandras de las que nos habla de características y sentimientos humanizados. Así, en todo momento, los humanos nos podemos ver reflejados en las peripecias y aventuras que viven las salamandras en estas páginas. Por otra parte, podemos identificar a la filosofía de las salamandras, con la ideología nazi, a la que le faltará poco para hacer eclosión.

Capek no sólo es famoso por esta obra; junto a su hermano Josef, dió a luz una obra de teatro titulada R. U. R., donde se utiliza por primera vez el término robot.

La guerra de las salamandras es un libro que tiene que catalogarse como capital en la historia de la ciencia-ficción. La edición de Gigamesh es la última, ya que hay al menos tres o cuatro anteriores.

© José Enrique León Alcalde, (157 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Los archivos del espacio el 6 de mayo de 2003