PREMIO UPC 2000
PREMIO UPC 2000 Varios
Título original: ---
Año de publicación: 2001
Editorial: Ediciones B.
Colección: Nova, Ciencia-Ficción nº 141
Traducción: ---
Edición: 2001
Páginas: 381
ISBN:
Precio: 16,23 EUR
Comentarios de: Manuel Nicolás Cuadrado

Acabo de terminarme la última entrega de esta prestigiosa forma de premiar un género por parte de alguien de la península ibérica. No es habitual, así que por favor, un aplauso para esta iniciativa.

Consta de 4 novelas cortas. Las dos primeras son BUSCADOR DE SOMBRAS, de Javier Negrete (Plasencia, España) y SALIR DE FASE de José Antonio Cortina (Vitoria, España), que se llevaron el 1er premio ex - aequo (useasé compartido).

BUSCADOR DE SOMBRAS es una especie de un caballero español en norteamérica. Prestigioso psiquiatra afincado en EEUU (curiosamente tenemos alguno y de verdad) recibe el encargo de la embajada española de estudiar el caso de un físico español que presunta (y realmente) ha mutilado y decapitado a su mujer, por lo cual ha recibido la genuina condena de la inyección letal estadounidense. El psiquiatra se va involucrando en el caso por la morbosa fascinación que le produce su paisano, que posee un elevado nivel intelectual y que ha desarrollado una curiosa teoría sobre el descubrimiento de la materia oscura. Todo esto no sería ciencia-ficción si no estuviera enmarcado en un futuro cercano sumido en una terrible plaga (la enfermedad de Pisani) en la cual si te quedas dormido sin un aparatito en la cabeza que te impide soñar, caes en un estado de narcolepsia y la palmas literalmente consumido.

Bien premiado está este Salmantino de pro. El relato nos explica de manera entendible los principios básicos de la materia oscura, la narcolepsia y los métodos psiquiátricos, sin caer en el horroroso academicismo. Veo algún tipo de influencia en cuanto al contexto de otra novela (UNA INVESTIGACIÓN FILOSÓFICA, de P. Kerr), en cuanto a la narración sin duda también se recuerda el inevitable SILENCIO DE LOS CORDEROS y en cuanto a la ambientación extraterrestre: ¿quién no estaría influenciado por el universo onírico de Lovecraft? Sin embargo sabe distanciarse a tiempo de los tópicos y salva muy bien el tipo finalizando el relato de manera circular. Quizás observo que ese mismo final es un tanto forzado y obvio, pero ¡que diablos! ojalá nos recompense este señor con una buena novela larga.

SALIR DE FASE es para mí el mejor relato del libro. Nos describe un futuro en donde el ser humano está reducido a un disco de personalidad que se puede implantar en cualquier cuerpo biológico o mecánico (o las dos cosas) fabricado por una empresa privada (con precios para todos los bolsillos). Así observamos que los auténticos alienígenas somos ¡¡¡NOSOTROS!!! La narración está construida sobre el relato de nuestro protagonista masculino-femenino, que nos explica poco a poco qué es lo que le motiva a realizar una terrible venganza. Todo ello aderezado con un sistema solar colapsado de colonias, de religiones catastrofistas y de una tierra arrasada y deshabitada. Olé con la originalidad de este relato. Por supuesto que también observo ciertas similitudes con otras ideas ya desarrolladas en otros libros (A VUESTROS CUERPOS DISPERSOS y CLONES, por ejemplo). Pero, ¿quién no las tiene? Si alguna pega tiene el relato de este señor de Vitoria, es el lenguaje que utiliza, que a veces parece un tanto cyberpunk. Pero no se asusten ustedes, afortunadamente no abusa de él. En definitiva una obra bien estructurada, entretenida y sobre todo original.

El tercer relato DEL CIELO PROFUNDO Y DEL ABISMO de (Puebla, Méjico) a sido mencionado con el tercer premio.

Se trata de una revisión irónica sobre el mundo de los super-héroes en lenguaje de novela de detectives. Un Superman (a quién no se nombra en la novela como tal, pero que es ostensiblemente reconocible) caído en desgracia se dedica a vivir como detective barato. La población humana le considera un monstruo extraterrestre mientras que a Batman (tampoco nombrado como tal) se le considera preferible tan solo porque es humano. La trama se desarrolla paradójicamente en un lenguaje humorístico y sarcástico, en donde Superman parece un tanto tontorrón y al mismo tiempo cercano, mientras que Batman parece un inaguantable listillo millonario (y por lo tanto más lejano). El problema del argumento radica a mi entender en que tiene un buen comienzo, para perderse después en elucubraciones racionales e irracionales muy de las novelas de sesudos detectives, pero que a Superman no le pegan ni con cola. Por otro lado, el castellano que utiliza se nos hace cuanto menos curioso a los españoles, en expresiones estrictamente aztecas. Tiene un final original (no se pierdan el encontronazo de Superman con sus parientes de Kripton) y realmente en ocasiones tiene gracia.

El último relato del libro es SIGNOS DE GUERRA de Vladimir Hernández (La Habana, Cuba).

Hay gente que ve en Cuba a la tierra del bloqueo, de Castro, de las habaneras y de los balseros. Poca gente se acuerda que Cuba también es alfabetización al 100%, el grano en el culo de la 1ª potencia mundial y un cúmulo de buenos escritores. También por lo visto hay escritores de ciencia-ficción, como se nos muestra en este ejemplo.

En un castellano académico, se nos describe una guerra futura entre humanos y alienígenas. Por cierto, no vamos ganando nosotros. En un planeta-selva se produce un enfrentamiento que parece secundario, pero que nos muestra el sinsentido del propio conflicto armado. Un soldado hispano en medio de todo este desbarajuste intenta sacar fuerzas de flaquezas y combatir al enemigo, pero es demasiado fuerte. Ciertamente cargado de pesimismo cubano y quizás también de explicaciones demasiado técnicas, el relato es para mi gusto un tanto recargado, pero lleno de elementos fascinantes como las IAs de combate, los trajes simbióticos y las armas víricas. Desde luego el relato es entretenido y brillante. Espero que continúe por este camino.

Sugerencias: No entiendo porqué la editorial no ha publicado el relato HALGOL del catalán Miguel López, sobre todo cuando ha sido premiado. Espero poder leerlo en alguna otra editorial más valiente.

En resumen: cuatro relatos para todos los gustos, que espero que disfruten.

© Manuel Nicolás Cuadrado, (983 palabras) Créditos