Xenogénesis, 1
AMANECER
AMANECER Octavia Butler
Título original: Xenogenesis I: Dawn
Año de publicación: 1987
Editorial: Ultramar
Colección: Ciencia-Ficción nº 98
Traducción: Luis Vigil
Edición: Marzo de 1989
Páginas: 319
ISBN:
Precio: 2,40 EUR

Las trilogías deparan curiosas sorpresas cuando se leen en el orden equivocado. Empecé Xenogénesis por la tercera y última (IMAGO) y tanto la ambientación como los personajes y motivaciones generales de la obra parecían bastante claros y definidos. Pero hete aquí que al completar la lectura de esta primera parte de la trilogía, AMANECER, me encuentro entre manos una novela que, aparte de lo lógicos rasgos comunes, poco o nada tiene que ver con esa tercera parte. Tanta diferencia me lleva a suponer que AMANECER nació como novela independiente, sin más motivaciones que una idea, su puesta en practica y resolución, pero que una vez terminada, dio pie a la autora (o al editor, que estas cosas nunca se saben) a prolongar y estirar la idea original.

Esto ha producido durante la historia de la literatura y el cine gran cantidad de obras de calidad irregular, aprovechando el tirón de personajes o situaciones afortunadas para elaborar continuaciones y secuelas que, por lo general, decaen hasta llegar a un punto en le que la audiencia decae y, en una típica operación mercantilista, la saga desaparece. Por el contrario, el ejemplo de n-logías estiradas hasta el agotamiento son numerosos, como numerosos el de abominaciones literarias producidas; La Saga de Ender, La Saga de Dune, La Saga de los Heechees..., que pese a contar con un numeroso y entusiasta núcleo de seguidores, no es menos cierto que provocan el rechazo de otro grupo igualmente numeroso y entusiasta de aficionados, con lo que la polémica está servida, y los puros beneficios empresariales, aunque no tan satisfactorios como en la obra original, también.

Con Xenogénesis podría haber pasado otro tanto; la aventuras de oankalis y humanos prolongadas hasta el infinito en un ejercicio de agotamiento del lector que no suele llevar a nada bueno. Sin embargo, y por lo que se, Octavia Butler se quedó en IMAGO, redondeando de esta forma la trilogía.

¿Y por qué es tan distinto AMANECER de IMAGO? Por toda una serie de cuestiones tanto de ambientación como de recursos argumentales. AMANECER relata la experiencia de Lilith Iyapo en una nave alienígena. Estos alienígenas, los oankali, han rescatado a los restos de la humanidad, a punto de desaparecer tras un conflicto nuclear. Los oankali curan y dan cobijo a estos humanos, con la intención de volver a repoblar la Tierra, que también han reparado en la medida de lo posible. Como es natural, el contacto entre humanos y oankali resulta traumático (no son precisamente guapos) y es Lilith Iyapo una de las elegidas para despertar a más humanos y hacerles, en la medida de lo posible, menos doloroso el contacto.

Octavia Butler no cae, como si lo hace en demasiadas ocasiones en IMAGO, en el tono santurrón y panfletario de las culturas extraterrestres éticamente avanzadas, AMANECER es el relato, fundamentalmente psicológico, del choque de dos culturas absolutamente extrañas entre si y los esfuerzos de unos y de otros por adaptarse a la nueva situación. Se lee con agrado y, si se admite como una habilidad sorprendente la capacidad de los oankali para manipular a nivel genético un ente adulto, la novela resulta ser francamente recomendable, con la agradable particularidad de no incitar a la lectura de sus continuaciones.

© Francisco José Súñer Iglesias, (538 palabras) Créditos