Crónicas, 3
Jornadas Feliz aniversario, HAL
por Ignacio Agulló Sousa
2001, UNA ODISEA DEL ESPACIO

Del 12 de marzo al 6 de abril de 2001 se celebraron en Vigo unas jornadas tituladas Feliz Aniversario, Hal, relacionadas con la ciencia-ficción. Sobre estas jornadas escribí un artículo de unos 15.900 bytes de longitud en formato ASCII. Aprovechando esta circunstancia, elaboré una versión resumida del mismo (unos 5.300 bytes de longitud en formato ASCII, casi exactamente una tercera parte) y la envié a Pórtico, por si a su responsable le parecía aprovechable. Cuando recibí el número 41 de Pórtico, imaginaba que el responsable de Pórtico podría haber considerado necesario abreviar el artículo cortando algo, pero lo que no imaginaba es lo que me encontré: el artículo está reproducido con exactitud hasta llegar a un punto sobre los dos tercios de su extensión, donde acaba súbitamente, en mitad de una frase. Falta, por tanto, un tercio del artículo. Dada que su longitud es escasa y que de hecho hay mensajes que miden más, en este mensaje pongo el artículo a disposición de todos los interesados.

Feliz aniversario, Hal es el título de la propuesta cultural celebrada en Vigo entre el 12 de marzo y el 6 de abril de 2.001. Su organización corrió a cargo de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Vigo, partiendo de idea y guión de Eduardo Rolland Etchevers. Colaboraron la Fundación Caixa Galicia, la Universidad de Vigo, la Universidad de Santiago de Compostela, el Instituto Politécnico Marítimo Pesquero del Atlántico, la Universidad de Urbana (Illinois, EE. UU.), el Museo Nacional de Ciencias Naturales, el Observatorio Astronómico Nacional, la National Aeronautics and Space Administration (NASA), la European Space Agency (ESA), la Agrupación Astronómica Rías Baixas, el Cine-Club Lumière y Sir Arthur C. Clarke.

El título alude, por supuesto, al famoso ordenador de la nave Discovery de la película 2.001, estrenada hace treinta y tres años; pero no por ello las jornadas estuvieron dedicadas exclusivamente a la ciencia-ficción. Más bien, el denominador común de las distintas actividades consistió en comparar el 2.001 actual con el soñado por Kubrick y Clarke. Para ello, se organizaron una serie de actos que reflejaron la ciencia y tecnología actuales, especialmente en lo relacionado con el Cosmos.

Así, la mayor parte de las actividades tuvieron un carácter estrictamente científico. Se celebró una exposición sobre el tema El universo y la conquista del espacio, y tuvo lugar un taller de Astronomía. También se programaron dos visitas a dependencias de la Universidad de Vigo: la primera a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, donde se presentaron robots allí diseñados; y la segunda al Centro de Apoyo Científico y Tecnológico a la Investigación. También abrió sus puertas el planetario del Instituto Politécnico Marítimo Pesquero del Atlántico. Además, se realizó un miniciclo de dos conferencias en homenaje al astrónomo gallego Ramón María Aller.

2010: ODISEA DOS

La actividad más representativa de estas jornadas fue, sin duda, el ciclo de conferencias Ficción y Ciencia, cuyo título reflejaba su propósito de nexo conceptual de la propuesta cultural. Sin embargo, lo que hubo fue poca ficción y mucha ciencia. Las conferencias ¿Hay vida inteligente fuera de la Tierra? Planetas en el Universo y 2.001, la odisea está en el espacio: La Estación Internacional Alfa, pronunciadas por sendas eminencias, se ciñeron a lo científico y/o tecnológico.

La única conferencia que realmente combinó ciencia y ficción, y exploró la frontera entre ambas, fué Hal y muchos otros faltaron a la cita: lo que la ciencia-ficción no acertó. El conferenciante fué D. Manuel Toharia Cortés, director del Museo de las Ciencias Príncipe Felipe de Valencia. Con esta conferencia, Manuel Toharia se apuntó al carro de comparar la realidad de 2.001 con las expectativas concebidas. Tema estrella éste, que ya había ocupado las portadas de la revista estadounidense Newsweek y de la española Magazine, y que también destacó en la V Trobada de Ciència Ficció de Mataró. En realidad la conferencia versó sobre los imposibles de la ciencia-ficción: teletransporte, viaje más rápido que la luz, viaje en el tiempo, reducción y ampliación de tamaño, etcétera etcétera, todos los cuales fueron examinados y descartados. Puede decirse que el Sr. Toharia enfocó la conferencia como continuación de su actividad habitual de combatir la paraciencia, y que no contento con desenmascarar la charlatanería ocultista, quisiera también desterrar las fantasiosas premisas en que se fundan algunas historias de ciencia-ficción, como si los lectores y espectadores no fueran capaces de distinguir por sí mismos ficción de realidad. Por otra parte, la conferencia fue amena y didáctica. En tiempo de preguntas tuve oportunidad de tomar la palabra, y emplacé al Sr. Toharia a recomendar obras de ciencia-ficción que sí fueran rigurosamente científicas. La pregunta le cogió totalmente por sorpresa, y no fue capaz de mencionar ni una; solamente mencionó a Sagan y Asimov, puntualizando que en sus obras también se hacen trampas con la ciencia.

Por último, tuvo lugar una actividad que sí estuvo dedicada a la ciencia-ficción, y fué la proyección de películas de este género. Por desgracia, en lo que pude comprobar, las proyección se realizó mediante cañón de vídeo, con significativa pérdida de la calidad de visionado, especialmente en las escenas oscuras o con mucho color.

Las películas fueron 2001, UNA ODISEA DEL ESPACIO, LOS EXTRATERRESTRES (CHIKYU BOEIGUN), DE LA TIERRA A LA LUNA (FROM THE EARTH TO THE MOON), 2010: ODISEA DOS, LA MUJER EN LA LUNA (FRAUD IM MOND) y los cortometrajes LA LUNE Á UN METRE y LE VOYAGE DANS LA LUNE. La versión original subtitulada permitió comprobar que no siempre el doblaje empeora la obra y que a veces puede incluso mejorarla, como sucede con la voz de HAL, cuya versión hispanoparlante en 2001 es infinitamente más inquietante que la anglófona. Tras las películas 2001, UNA ODISEA DEL ESPACIO y 2010: ODISEA DOS tuvo lugar un interesantísimo cinefórum moderado por Celso López Pazos.

Y éstas fueron las actividades que conformaron la propuesta cultural.

© Ignacio Agulló Sousa, (986 palabras) (Lista de la AEFCF) Créditos