Deathstalker, 1
EL TRONO DE HIERRO
EL TRONO DE HIERRO Simon R. Green
Título original: Deathstalker
Año de publicación: ---
Editorial: Timun Mas
Colección: ---
Traducción: Miguel Antón Rodriguez
Edición: 1999
Páginas: 319
ISBN:
Precio: 5,86 EUR
Comentarios de: Patrick Conley

Bueno, por fín le llegó el turno a la serie Deathstalker, publicada en España por Timun Mas.

Me acerqué a ella con la presunción de inocencia que le concedió un comentrario hecho en esta lista sobre su posible condición de caviar camuflado en chorizo. Ejem.

Se trata de 10 volúmenes, 7 de ellos publicados ya en español, de Simon R. Green. ¿Por donde empiezo a destripar este híbrido ente STAR WARS, HYPERION y DRAGON BALL? Pues por el primer libro, una auténtica tomadura de pelo. TODO el libro no es más que una enooooorme presentación de los dramatis personae (y ni siquiera de todos) del resto de la saga. En fin, que no contiene nada reseñable a excepción del penúltimo capítulo, un cruce entre ALIEN 4 y la salida del Alcaudón de las Tumbas del Tiempo. Los siguientes volúmenes ganan algo de ritmo, complicando la trama con reveses en muchos casos predecibles y en algunos tan forzados que resultan de todo punto inverosímiles.

Básicamente la ambientación es la siguiente: siglo tropocientos mil, el Imperio domina la galaxia con mano dura (que origianl). Existe una clase aristocrática que detenta el poder y que vive en su mayoría en el planeta-capital, Golghota, tres movimientos rebeldes que intentan cargarse el sistema establecido (a saber, ciberatas ¡hackers! clones ¡oigh! y espers, tipos con poderes mentales que en un alarde de originalidad también son llamados elfos), un par de civilizaciones alienígenas dando caña en la periferia del imperio y un planeta tomado por las IA rebeldes que, como no, pretenden cargarse a la humanidad (¡sigh!). Desperdigados por todo el imperio existen todo tipo de aberraciones alienígenas y no tanto (whampirs con su corte de bebes plasma, hombres aumentados, durmientes, proscritos varios), que conviven con saltos al hiperespacio y cruceros imperiales (que no se de donde los habrá copiad... digo sacado el tal Green). Básicamente hay dos tramas iniciales:

a) el pobrecito Lord Owen Deathstalker es declarado proscrito y en un arrebato de justicia social decide iniciar una rebelión contra la Emperatriz, alias La Zorra de Hierro, sin un duro y sin un sólo soldado a sus ordenes. Reúne a un grupo de pandilleros y... hasta ahí puedo leer. Esta trama se caracteriza por una concatenación de situaciones forzadas, absurdas o simplemente estúpidas aderezadas con los mejores diálogos para besugos.

b) La vida en la Corte, con sus conspiraciones y entresijos entre los distintos Clanes y los movimientos rebeldes. En este punto el autor salta a través del hiperespacio del scaspace opera (era así, ¿no?) al soap opera, aunque quizá las tramas estén algo más trabajadas y los personajes (aunque estereotipados hasta lo impensable) se comportan de forma más acorde con lo que se supone que les está sucediendo.

El nivel tecnológico es de aquella manera. Conviven los cruceros espaciales, saltos al hiperespacio y todo tipo de modificaciones genéticas con las espadas como arma de cabecera (¡sigh!), ya que las pistolas disruptoras tardan, vaya usted a saber porqué, dos minutos en recargarse entre disparo y disparo; armas de fuego ni por el forro. En fin. La base científica que sustenta todos los adelantos varía entre la conocida teoría del porque sí y la no menos apabullante del porque queda chachi.

Para terminar, la traducción al español es... mejorable, EMHO, of course.

Su punto fuerte, 300 páginas de distracción sin pretensiones por 5,86 euros/volumen (y no lo pongo en pesetas, que hay que irse acostumbrando a la moneda común:).

Los que busquen ciencia-ficción de calidad, o literatura para reflexionar, no se perderán nada por no leérselos. Si lo que buscas es pasar el rato sin demasiadas pretensiones entre naves espaciales y rayos láser, entonces es tu saga. Timunmasada ideal para el que quiera dar el salto de la fantasía rolero-garbancera (magister dixit) a la ciencia-ficción sin excesivos traumas. Acompáñese de la posterior lectura de la saga HYPERION - ENDIMION de Simmons (con la que comparte ciertos aspectos) como contraste y quizá se consiga así dar el salto definitivo a la ciencia-ficción de calidad.

© Patrick Conley, (672 palabras) (Lista de #cienciaficción) Créditos