DUNE
DUNE EE.UU., 2000
Título original: Dune
Dirección: John Harrison
Guión John Harrison
Producción: David R. Kappes
Música: Graeme Revell
Fotografía: Vittorio Storaro
Duración: 265 min.
IMDb:
Reparto: William Hurt (Duque Leto Atreides); Alec Newman (Paul Atreides); Ian McNeice (Baron Harkonnen); Giancarlo Giannini (Emperador Shaddam IV); Uwe Ochsenknecht (Stilgar); Barbara Kodetova (Chani) P.H. Moriarity (Gurney Halleck); Saskia Reeves (Jessica); Julie Cox (Princesa Irulan); Matt Keeslar (Feyd)
Comentarios de: Eduardo Gallego Arjona

Anoche acabé de ver la versión de DUNE del SciFi Channel, por Tele 5. Claro, uno no puede evitar compararla con la película que hicieron hace ya unos cuantos años.

En fin, la serie me ha dejado un tanto frío (lo cual, para tratarse de Arrakis, tiene su mérito). La acción me ha parecido un tanto lenta y deslavazada. Tengo la impresión de que un no aficionado a la ciencia-ficción que la haya visto no se habrá enterado de qué iba la mitad del argumento. Los que ya hayan leído el libro no tendrán problema en identificar los nombres de gentes y lugares, pero si no...

La traducción también debía haberse cuidado algo más. Al menos, los traductores, por obligación, debieran haberse leído el libro, y utilizar una terminología coherente con él. Así, vemos que la Cofradía se ha transformado en el Cabildo, como si de Canarias se tratase, y que los destiltrajes se han convertido en ahorratrajes (un palabro semejante no se le ocurre ni al Forges).

También habría que darle un par de excelsas collejas al encargado del vestuario, al menos de los imperiales. La princesa, con esa ropa, tendría que haber sido interpretada por Verónica Forqué, y de coña. En fin, no sé por qué los guionistas piensan que en el futuro la gente ha de vestirse con diseños de Ágata Ruiz de la Prada. Lo único acertado me parecieron los destiltrajes (perdón, ahorratrajes), más funcionales que en la película. En ésta eran de un bello color negro de cuero, aunque dejaban la cabeza al descubierto, transpirando agua.

Y también me gustaban más los gusanos de la película, con aquella boca de tres valvas tan simpática. No sé, la estética de la película tenía su encanto.

En fin, que la serie me ha parecido un tanto floja. Pero bueno, como no soy crítico de cine, puedo equivocarme.: -)

© Eduardo Gallego Arjona, (311 palabras) (Lista de #cienciaficción) Créditos