1 NUXLUM - Jose Antonio Suarez - Opinion.Leido
NUXLUM
NUXLUM José Antonio Suárez
Título original: ---
Año de publicación: 2000
Editorial: Juan José Aroz, Editor
Colección: Espiral, Ciencia-Ficción nº 20
Traducción: ---
Edición: Octubre de 2000
Páginas: 300
ISBN:
Precio: Descatalogado

José Antonio Suárez es un autor bastante conocido para todos aquellos que hayan tenido un contacto constante con la edición electrónica. Ya desde los tiempos de las BBS´s y el área F&SF.R34 de FidoNet, sus obras circulaban en diversos formatos, incluido el voluntarioso, pero incómodo, visualizador para DOS con el que leí REBELIÓN EN TELURA.

Desde aquellos gloriosos tiempos hasta ahora la cosa ha ido mejorando para la distribución de las obras de José Antonio Suáez, y este magnifico volumen de la Colección Espiral no hace más que confirmar la definitiva madurez de la colección de Juan José Aroz, al que sigo insistiendo sobre la necesidad de dar el mínimo salto que precisa para profesionalizar Espiral. Y cuando digo mínimo no me refiero al esfuerzo que supondría (de cuya magnitud no dudo) hablo más bien de consolidar Espiral no sólo entre las colecciones del género y en librerías especializadas, sino en llegar hasta las estanterías dedicadas al género en cualquier librería de vocación generalista. Seriedad y calidad editorial le sobran.

Así, NUXLUM es una digna novela de aventuras, en la que media docena de fracasados deciden dejar la Tierra y todo lo que les ata a ella para embarcarse en la misión de rehabilitar, y poner en orden de explotación, las instalaciones mineras del planeta Nuxlum. Todo parece que serán unos cuantos años de trabajo duro y aislamiento, pero empiezan a ocurrir cosas extrañas. Además de la tensión existente entre los expedicionarios (un notable grupo de psicópatas, drogadictos y personajes patéticos) éstos empiezan a descubrir y deducir detalles que poco tienen que ver con la versión oficial sobre el primer abandono de las instalaciones mineras.

El desarrollo es ágil, lo diálogos chispeantes (aunque en ocasiones no acaban de funcionar) y en interés se mantiene durante todo el volumen... y esto no es del todo bueno, porque efectivamente que mantiene durante toda la novela, acabando por degenerar en el efecto veinte páginas tan temido por cualquier lector. Si dijera que esta es una novela en la que el efecto veinte páginas es lo único que se recuerda de ella sería un poco injusto respecto a sus otras virtudes, pero es que es tan acusado que uno acaba por no pensar en otra cosa.

¿Y que puñeta es el efecto veinte páginas? No es algo que esté decididamente definido, al menos no todavía, pero es una circunstancia que todos hemos sufrido en nuestras carnes en muchas ocasiones; dícese del momento en el que llegada la narración a veinte páginas de su final, no se ha planteado aún lo que en narrativa clásica se da por llamar desenlace Es decir, que todo está aún en el aire, y que para su despecho, el lector acaba de comprender que el autor se va a ventilar el citado desenlace en veinte páginas. O menos.

No tienen por que ser veinte, depende de la longitud del relato, en el caso de NUXLUM son 28, exactamente, pero para 300 páginas resulta del todo desproporcionado, en menos del 10% del total de la narración se van a desvelar todos los misterios planteados en las 270 páginas anteriores.

A eso se le llama también precipitación. O mala planificiación, o yo que se cuantas cosas más, pero desde luego no se le puede llamara terminar bien una novela, y más cuando el desenlace tampoco da explicaciones demasiado convincentes sobre lo ocurrido, simplemente da carpetazo al asunto y a otra cosa mariposa. También es cierto que es el recurso habitual de la novela policiaca clásica; y también es por eso que ese tipo de literatura no me gusta nada.

En el caso de NUXLUM es una lástima que las cosas acaben así; durante las 270 primeras páginas José Antonio Suárez es capaz de crear el suspense necesario para que el lector avance página a página inmerso en la novela y de narrar situaciones dramáticas (quizá excesivas situaciones dramáticas) con habilidad. No es que sea un narrador pulcro, las asperezas en el texto surgen continuamente aquí y allá, los personajes, aún dibujándose con nitidez, desconciertan a veces con diálogos demasiado rígidos, sobre todo los supuestamente menos ilustrados, y hay momentos en los que parece que intercambian su personalidad, con el nuevo desconcierto que supone para el lector, pero ciertamente hubiera sido un libro muy interesante si no se hubiera culminado la narración de forma tan precipitada.

O eso o es que estamos ante el primer volumen de una n-logía, y eso ya me gusta muchísimo menos.

© Francisco José Súñer Iglesias, (748 palabras) Créditos