EL CANON EN LA CF YA EXISTE
por Alvaro Gregori
COSMOS

¿Porqué creo que la ciencia-ficción nunca será literatura de masas? Porque a la mayoría de la gente la ciencia y la tecnología se la suda bastante. Algo así como los documentales de la 2, que todo el mundo ve, pero que tienen unos ratings de audiencia que dan pena. A la gente en general le resultan más interesantes las epopeyas deportivas y las aventuras venéreas de cuatro gilipollas... Pero esto no es nada nuevo, es el mismo pan y circo + cotilleos de portera de toda la vida, la ecuación básica del entretenimiento.

La ciencia le interesa normalmente a unos cuantos empollones, 10 lectores del Muy Interesante (9 de ellos colman su cupo de lectura mensual con el citado panfleto), dos señores mayores que se aburren, y poco más... y de ahí tiene que salir el fandom. Crême de la crême de esa selecta muestra de la población... Chicos y chicas, nunca seremos muchos porque siempre hemos sido pocos y raritos.

La gente prefiere los temas coyunturales. Vamos, lo que esté de moda. Y si no mirad qué novela encargó Ana Rosa: malos tratos en el matrimonio. Y como evasión pura de la realidad la gente se inclina por los espectáculos deportivos.

Un documental de éxito en TV tipo Cosmos puede empujar a unos cuantos inquietos a leer Asimovs y similares, pero ni de coña a Benford o a Brin. O la explosión internauta puede empujar a cuatro a leerse un technothriller bestsellero sobre psicópatas que ligan en el chat o algo así (normalmente una bazofia literaria inmunda). En general lo que a la gente le mola es lo clásico, a no confundir con Los Clásicos.

Leer, lo que se dice leer, la gente lee libros de bolsillo, o sea, en orden aproximadamente descendente de ventas:

1.- EL RANCHO o en realidad LO QUE LEE EL PUEBLO:

Una Romántica: Danielle Steele, Rosamunde Pilcher y demás, un público aun más fanático y fiel que el fandomita.

Una de detectives: ahora todas escritas por mujeres y protagonizadas por intrépidas aunque inverosímiles forenses o detectives privadas, esto es, Sue Grafton, Patricia Cornwell, etc...

Una de espías: Tom Clancy, Robert Ludlum y compañía.

Una de miedo: Dean R. Koontz o Stephen King, Anne Rice y sus vampiros gays... y aun en mayor medida la tipa esa de las FLORES EN EL ATICO, que vende como churros, suspense romántico creo que lo llaman.

Una histórica: las de los egipcios de Christian Jaq o las del Didio Falco... que son básicamente lo mismo que todas las anteriores pero en otra época, aunque sus personajes hablen y se comporten como si fuesen de ahora mismito. Vamos, lo mismo que EL NOMBRE DE LA ROSA que es como una de Agatha Christie con una ambientación insólita.

2.- RANCHO SELECTO:

Los mainstream con cierto caché (aunque muchos de ellos, la mayoría, bastante cutres) tipo Isabel Allende, el de EL MUNDO DE SOFÍA, Susana Tamaro, y todos esos libros que la gente se recomiendan unos a otros como de qualitè. Aunque en realidad no sean más que novelas rosas, sagas familiares, cuentos de fantasmas o manuales de perfeccionamiento personal con cierto barniz literario.

También entran en esta categoría los libros de Ana Rosa, y los que escriben personas de cierto renombre (médicos franquistas, tontas de la alta sociedad, ex-ministros, etc...). De todos modos aquí hay algunas cosas interesantes, autores que sin ser clásicos modernos llevan camino de serlo, y curiosamente venden un güevo, tanto o más que las porquerías que les hacen compañía en los estantes. A mi me gusta Javier Marías.

3.- GOURMETS o PRESUNTOS GOURMETS

También tienes lo que leen los intelectuales, o sea, los que escogen el libro según las críticas en el periódico. Ahí ya entramos en clásicos modernos. Vamos, son los chicos de mi lista de los 10 tochos p´a ser un intelectual: el ULISES, BAJO EL VOLCÁN, LA MONTAÑA MÁGICA, LOS DESNUDOS Y LOS MUERTOS... Autores contemporáneos latinoamericanos y anglosajones de qualitè contrastada (normalmente equivalente a lo insufrible del texto)...

Mi teoría es que de los libros de este estilo hay gente que solo se lee las solapas. Aunque bien es cierto que hay libros muy interesantes en esta categoría, también es cierto que ni todo el monte es orégano ni todo García Márquez es 100 AÑOS DE SOLEDAD.

Yo soy fan de Norman Mailer, lo que no quita para que considere sus últimos libros una mierda pinchá en un palo. (Pero qué quieres que le haga, el hijo puta también escribió LA CANCIÓN DEL VERDUGO, LOS DESNUDOS Y LOS MUERTOS, y esa obra menor, que es mi favorita, LOS TIPOS DUROS NO BAILAN).

4.- ¿LE APASIONA LA MUSICA CLASICA? ¡¡¡A NOSOTROS TAMPOCO!!!

Las colecciones de clásicos sobreviven de lo que obligan a leer en los colegios e institutos. Bien es cierto que parece se han observado especímenes de un tipo de lector rarísimo que gusta de clásicos griegos, romanos y medievales. Siempre he pensado que son un personaje típico de novela y no existen en la realidad. En todo caso, semejante individuo a buen seguro arrastra terribles lacras, siendo pedófilo, onanista o algo peor... vamos, que nadie normal lee literatura de hace 3.000 años. Ni siquiera de hace 500.

5.- LAS VACAS SAGRADAS... Y BASTANTE CORREOSAS

Los consagrados, premios Nobel, Cervantes y demás, venden cuando les dan el premio, tienen una temporadita de popularidad, y pasan a la Historia (así con mayúsculas, Porque chico, por mucho que le den el Nobel a un poeta japonés o mexicano la gente pasa muchísimo de leer poesía.

Funcionan bien para regalar (la peña luego con un poco de suerte igual intenta hasta leérselo), o para comprar un par de libros al año y ponerlos en la estantería del salón.

Eso es todo, o al menos eso es lo que veo cada vez que entro en una librería, o cuando observo a la gente leer en el tren, o en el bus, o en la playa.

Así pues, tampoco es que el panorama fuera de la ciencia-ficción sea demasiado estupendo. A decir verdad, el 90% de lo que lee la gente no es MEJOR que el 90% de la ciencia-ficción... cabe la posibilidad que sea bastante PEOR.

¿En qué saco se quiere meter a la ciencia-ficción si se la saca del guetto? ¿con las Vacas Sagradas? ¿con los Gourmets? Si se quiere que venda hay que ir a parar a Rancho o Rancho Selecto... ahí es donde está la pasta. Supongo que con el Rancho Selecto se está bien, te lee mucha gente, vas de mainstream por la vida, y puedes leerlo en público sin que te de vergüenza.

La Novela Negra logró este estatus gracias a los intelectuales de izquierdas y les ha ido bastante bien. El problema es que los intelectuales de izquierdas son todos de letras.


Notas

Cadena pública española. Sus contenidos están bastante alejados del concepto televisión basura.

Popular revista de divulgación científica española. Sus contenidos pecan en ocasiones de tener poco rigor.

Popular periodista del cotilleo española. Su mayor hazaña ha sido publicar un libro con capítulos enteros plagiados a, entre otros, Danielle Steele

© Alvaro Gregori, (22 palabras) (Lista de #cienciaficción) Créditos