CAMBIO DE ESQUEMAS
CAMBIO DE ESQUEMAS Robert J. Sawyer
Título original: Frameshift
Año de publicación: -
Editorial: La Factoría de Ideas
Colección: Solaris nº 1
Traducción: David Alabor
Edición: 2000
ISBN:
Precio: 15,62 EUR

Primer libro de la nueva colección de La Factoría de Ideas.

La trama de la novela es una mezcla de los NIÑOS DEL BRASIL con un toque de Simón Wiesenthal ataca de nuevo e incluso de telefilme lloroso de sobremesa, debido a la enfermedad degenerativa que padece el protagonista.

El autor se explaya enseñándonos hasta la saciedad lo que sabe sobre genética, que, dado mis limitaciones en el tema, no dudo que tenga, pero a mí me sobran las explicaciones sobre la doble hélice. ¿Que demonios hace en medio de un capítulo una tabla de ADN? ¿Se cree que la vamos a aprender? ¿Es necesario para la trama? No, pero ahí está. Para eso me compro un libro de bioquímica o de genética.

Respecto al argumento decir que se encuadra en dos frentes principales: La investigación en el proyecto Genoma Humano y sus consecuencias practicas en cuanto al descubrimiento de posible tendencias genéticas de enfermedades, y su relación con las compañías de seguros, y la investigación acerca de un antiguo nazi responsable de un campo de concentración.

El autor se olvida de repente de uno de los personajes, que por cierto es fundamental en la primera parte del libro, una vez que ha cometido su fechoría. Después de lo que les hace a los protagonistas, y es una faena de narices, que no voy a revelar, pero que se ve venir de lejos, es que ni sorpresa ni ná: ¿Cómo es posible que éstos no hagan nada? Pues es así.

Respecto al tema de las compañías de seguros, que pretenden negar los seguros sobre la base de una prueba genética, el autor coge por la vía fácil. No es que el sistema esté corrupto y que esto sea una práctica que pueda llegar a ser habitual, es solamente el director general de la compañía que es un malvado los demás no querían. Cómo los nazis cuando los cazaban: ellos eran unos mandaos y sólo cumplían órdenes. Eso es, no critiquemos al sistema no sea que se enfade, si no a personas concretas, que como son ficticias no pueden molestar a nadie.

Y aparte de la genética, que de Ciencia-Ficción no tiene nada, nos introduce un elemento de ciencia-ficción, bueno dos, una telépata, que es tan mala que sólo es capaz de leer las mentes si hablan en su idioma. Como su novio, y protagonista, es Canadiense y piensa en francés, pues es feliz ya que no puede saber lo que este piensa. Pues vaya porquería de telépata.

Ahora bien: lo que es imperdonable es la edición. No se si se trata de un error de traducción o de corrección de estilo, pero es que hay fallos en prácticamente todas las páginas, y esto me ha lastrado la lectura del libro, y es que perdía el hilo con los cabreos, uno detrás de otro, por las increíbles pifias. Errores gramaticales, duplicación de palabras, fallos en los guionizados de diálogos que hacen que te pierdas. Traducciones de términos que se hacen chirriantes. Traducir el enzima en vez de la enzima es, aunque me he documentado con un bioquímico y parece que en determinados círculos académicos se emplea indistintamente, para mí una grave equivocación.

Cobrar por esta edición 2.600 pesetas es una estafa y La Factoría de Ideas puede estar orgullosa de haber publicado, formalmente, la peor novela en años. Estoy por pedir el libro de reclamaciones.

© Alfonso Merelo, (567 palabras) Créditos

Recientemente leí el volumen de Nova dedicado a los Premios UPC del 98 y la novela corta ganadora me encantó. Casi simultáneamente apareció una nueva editorial en el campo de la literatura de ciencia ficción cuya primera novela era del mismo autor. La editorial es Factoría de Ideas y la novela es la que nos ocupa. Así pues, se sumaban dos razones para comprar la novela: una nueva editorial que se anima y un autor que promete....y acerté. CAMBIO DE ESQUEMAS es una novela muy entretenida, de las que se leen de un tirón. Es casi un best-seller, aunque algunas de las cosas que se describen te hacen reflexionar, sobre todo en el campo de la genética. Inicialmente la novela da varios saltos temporales que desconciertan al lector pero rápidamente las piezas van encajando en su sitio. Después, durante la novela se producen varios giros inesperados en la trama, que mantienen el suspense. La novela está concluida de forma efectiva y da la impresión de obra completa (no creo que el autor piense hacer continuaciones innecesarias). Otro punto a su favor es que no es una novela sobreinflada de páginas.

En su contra hay dos puntos. El primero achacable a la editorial: hay demasiados fallos en el texto que deberían ser corregidos en posteriores ediciones y/o números de la colección y no me gustó el encabezado tan marcado de cada página (pero esto es algo personal). En cuanto a la historia en sí, lo que menos me gustó fue que algunos personajes son demasiado planos, o lo que se dice por ahí que son personajes planos: sobre todo el malo de la película, es un malo, malísimo, casi de película de la Disney, pero mejor no cuento nada para no estropear la novela a ningún lector potencial.

En resumen una novela muy interesante, que se lee de un tirón y que plantea algunas interesantes reflexiones. Un autor a seguir.

© Igor Cantero Uribe-etxeberria, (322 palabras) Créditos