DE PROFUNDIS
DE PROFUNDIS Varios
Título original: ---
Año de publicación: 2000
Editorial: Artifex
Colección: Minor 8/9
Traducción: ---
Edición: Marzo de 2000
Páginas: 170
ISBN:
Precio: 11,38 EUR

Lo primero el libro me ha gustado, tanto por las historias, como por las críticas. No se vosotros, pero a mí las críticas a autores españoles que me son más próximas me interesan más que las críticas a autores extranjeros. También se agradece la bibliografía. Los que tenemos acceso al genero de manera tangencial (en mi caso Artifex-Fantasma, Giga y todos los VISIONES que he conseguido que me vendieran) nos faltan un montón de relatos por leer de la mayoría. Así por lo menos nos enteramos de lo que han escrito por ahí.

DE PROFUNDIS está muy bien para lo que es el fandom, es decir no tienen nada que envidiar a los mejores VISIONES. Pero a parte del precio, si haces una antología para dignificar el fandom lo suyo es elegir los mejores cuentos de los autores, no cuentos normalitos. Claro que esto tiene su explicación, buena parte de los mejores cuentos de estos autores se han publicado hace poco en la propia revista Artifex.

Respecto a los relatos:

Para mí el relato de Armando Boix es mi preferido de todos los que he leído suyos (y también de la antología), y eso que no me considero un aficionado al terror.

De Daniel Mares y Eduardo Vaquerizo me gustaron más GOMEZ MESEGUER Y EL OGRO SANTAOLAYA y UNA ESFERA PERFECTA. Dos relatos que recomiendo encarecidamente para formarse una opinión justa de los autores. Pero bueno no por ello dejan de ser buenos los cuentos elegidos por los antologistas.

Sobre Felix de Palma creo que los lectores tenemos que olvidarnos de adular su estilo (el chico ya escribe que te cagas) y presionarle para que se rebane la cabeza pensando buenas historias. Para mí el relato que se presenta está por encima de la media del autor (y he leído bastante de cuentos suyos). Pero me quedo con cuentos con salidas geniales como AQUEL TREN EN EL QUE FUIMOS TAN FELICES o REFLEJOS.

El de León Arsenal, como todos también está bien, pero casi me quedo con LAS FRAGUAS MARCIANAS. Aunque he leído pocas cosas suyas.

A Castrosín no le conocía, así que me reservo mi opinión del autor a leerme más cosas suyas. Su relato me parece el más flojo de la antología, pero he oído que ha escrito cosas mejores.

© Rafael Martínez-Vilanova, (383 palabras) (Lista de Artifex) Créditos

El formato de esta recopilación, el de antología crítica, me planteó una buena cantidad de dudas cuando lo recibí. Teniendo en cuenta que nunca me he considerado un crítico, sino un simple comentarista, comentar una crítica (al fin y al cabo, una forma estructurada de comentario) me parecía un ejercicio francamente atrevido.

Por eso, lo primero que hice fue leerme los relatos, ignorando en un principio las críticas adjuntas, y ya más tarde las leí, sin más ánimo que el puramente informativo.

De los relatos tengo que decir que no me han parecido todo lo brillantes que se supone que deberían ser en este a modo de presentación de los autores. No se si por disponibilidad, o en un intento de no volver a repetir otros relatos publicados recientemente, el material de esta recopilación no es, exceptuando los casos de rigor, de lo mejor que han elaborado los autores presentados.

Así, León Arsenal, en BESOS DEL ALACRAN, no es capaz de integrar en la narración el universo en el que esta se desarrolla. Tiene que ser un socorrido diálogo entre dos de los protagonistas el que ponga en antecedentes al lector sobre lo que ocurre y porque ocurre. Bien es cierto que en un relato tan corto como este es difícil hacerlo de otra forma si el universo es complejo, sin contar con que es más que notable la dificultad de la ciencia-ficción, como género, por su necesidad de crear al tiempo la acción y el escenario donde esta se desarrolla. En cualquier caso, en una antología de este estilo hubiera sido más agradecido un relato menos rutinario.

UN CANDADO EN LA CAJA DE PANDORA, de Daniel Mares, también me sorprendió por lo poco que se parece a lo que hasta ahora había leído de él. Tanto PUBISCIDAD, como GOMEZ MESEGUER Y EL OGRO SANTAOLAYA, como BAILE DE MÁSCARAS, destilan una ironía corrosiva y un ácido sentido del humor (de los que por cierto, la fantasía y ciencia-ficción españolas tienen un alarmante déficit) que brillan por su ausencia en este relato. Eso no es ningún defecto, por supuesto, los defectos del relato hay que verlos en lo disperso de la narración. Le cuesta arrancar, situarse en el centro de Madrid, y no perderse en los detalles cotidianos de la ambientación. Me dio la impresión de que Daniel Mares escribió este relato incómodo y sin demasiada continuidad.

El estilo literario de Eduardo Vaquerizo no me gusta. Pesado, denso, se hace protagonista de todos sus escritos, dejando al argumento, a la narración en si misma, poquitos huecos por los que llegar hasta el lector. En SEDA Y PLATA ocurre exactamente eso, la avalancha de palabras hace difícil llegar a lo que está contando, aunque cuando se hace, se descubre un relato romántico de vampiros húngaros y bellezas castizas en las noches de Madrid. Con todo, interesante.

Con MARÍA CALAVERAS me pasó una cosa curiosa; tuve que dejar el relato a medias durante un par de días y al retomarlo me encontré con... ¡García Marquez! No se porque cuando lo empecé no había caído en ello, pero en la continuación me quedaba muy claro que aires había respirado Felix J. Palma para esta historia de bandoleros, guardias civiles y putas visionarias. Como también soy un forofo de Gabriel García Marquez siempre hecho en falta en los émulos la frescura del original, pero en cualquier caso MARÍA CALAVERAS está a la altura de las circunstancias.

No así LOS VIEJOS DÍAS DE LA CONTRACULTURA. Carlos F. Castrosín. Se me hizo asombroso que tras veinticinco páginas no fuera capaz de tener claro que me había querido contar; ¿el desarrollo de una conspiración terrorista? ¿las habilidades de un maestro vidriero? ¿la gazmoñería de los políticos? ¿una historia de amores retomados? Todas estas cuestiones parecían ser el hilo principal de la narración pero a la vez parte del escenario de las demás. Tan poco concreto resulta, que para escribir este breve comentario, dos semanas después de haberlo leído, he tenido que repasarlo porque no era capaz de recordar nada del relato.

La antología acaba con EL AYUDANTE DE PIRANESI, un relato en la más pura línea lovecraftiana, que desde luego gustará a quien sea un amante de este tipo de narraciones. Junto a MARIA CALAVERAS quizá sea probablemente lo mejor del libro, aunque hay momentos en los que Armando Boix deja de lado la pura narración para volcarse en la pura erudición, contándonos la vida, obra y milagros de Giacomo Cordiani, el ayudante de Piranesi, en un tono de crónica dieciochesca, que si bien aporta datos y anécdotas curiosas, interrumpe el desarrollo de la narración. Una cuestión interesante es que si Cordiani y su vida son una invención del propio Armando Boix, la digresión daría un enorme valor añadido a la inventiva del autor.

En cuanto a las críticas que acompañan a los relatos no son tales. Me confundió el subtítulo de antología crítica. Se trata en realidad de semblanzas de cada uno de los autores y análisis de su obra y evolución como autores. Son especialmente útiles las bibliografías finales, aunque lamentablemente, muchos de los relatos fueron publicados en revistas y fanzines difíciles hoy por hoy de encontrar, de modo que si alguien tiene interés en ampliar su conocimiento de alguno de los autores deberá esperar a sucesivas reediciones.

Para concluir, este DE PROFUNDIS es una iniciativa muy interesante, que sin incluir relatos especialmente brillantes ni lo mejor de los autores, si es una buena muestra de lo que son capaces, contando además con un detallado estudio de su obra. Una gran idea de Luis Garcáa Prado, que merece una continuidad porque tiene todas las papeletas para convertirse, junto a los VISIONES, y la edición de los premios UPC, en el referente del estado del género fantástico en España.

© Francisco José Súñer Iglesias, (964 palabras) Créditos