PI, FE EN EL CAOS
PI, FE EN EL CAOS EE.UU., 1998
Título original: Pi
Dirección: Darren Aronofsky
Guión: Darren Aronofsky
Producción: Eric Watson
Música: Clint Mansell
Fotografía: Matthew Libatique
Duración: 84 min.
IMDb:
Reparto: Sean Gullette (Maximillian Cohen); Mark Margolis (Sol Robeson); Ben Shenkman (Lenny Meyer); Pamela Hart (Marcy Dawson); Stephen Pearlman (Rabbi Cohen); Samia Shoaib (Devi); Ajay Naidu (Farroukh); Kristyn Mae-Anne Lao (Jenna); Espher Lao Nieves (Jenna´s Mom); Joanne Gordon (Mrs. Ovadia)
Comentarios de: David Sánchez

Me ha parecido pretenciosa (¿A qué viene tanto B/N desenfocado, tanto claroscuro gratuito? Hay cada pedante que rueda en blanco y negro, Allen dixit...) y muy poco rigurosa. La mística es mala (hacer mística de la serie de Fibonacci es patético) y el protagonista esta muy mal retratado. Parece un científico del siglo pasado (de moda) El único con dos dedos de frente es el profesor Sol (tío, puedes encontrar una numero de 216 dígitos en cualquier cosa, y él, nada, erre que erre) La secta judía, unos mafiosillos cutres, solo inducen a la risa, no al miedo. Para el miedo, parece que al director no se le ocurre otra cosa que pinchar un cerebro sanguinolento. La trama, en fin, no es creíble ¿Cómo se encaja que un chip se vuelva inteligente con solo pensar en un número? ¿Cómo se encaja que un matemático sufra un ataque con solo escribir un número?

Lo peor de todo, la moraleja final: si te acercas demasiado a la verdad, ¡lobotomízate el cerebro! Sin comentarios. De todas formas, hay partes que no están mal. El misterio esta bien contado, aunque se pone pesado a veces ¿A qué viene tanta pauta en la naturaleza? ¿Es que el protagonista no ha escuchado nunca de que va la teoría del caos? El trabajo de los actores es aceptable, especialmente el del viejo profesor.

Conclusion: 2 (sobre 5) Cogí un par de fallos de traducción en los subtítulos: (1) hablan de que un chip esta hecho de silicio y en los subtítulos aparece silicona, (2) el protagonista dicen que es PhD (en ingles, doctor en ciencias), y lo traducen literalmente, como doctor en Filosofía.

© David Sánchez, (277 palabras) (Lista de #cienciaficción) Créditos