¿CUÁL FUE EL PRIMER ORDENADOR?
por Andrés Berdasco Blanco

La definición más arcaica de computador es la de máquina para el tratamiento automático de la información, capaz de recibirla, operar sobre ella mediante procesos predeterminados y suministrar los resultados de tales operaciones. La clave está en tratamiento de información ya que sin eso tenemos sólo una máquina automática y la automática no es lo mismo que la informática (aunque tengan una relación de simbiosis). Un molino de viento es una máquina automática y no es un ordenador. El que una máquina automática varíe su comportamiento según las entradas tampoco la convierte en un computador, será una máquina automática programable (una lavadora). Por eso al referirnos al primero de algo hay que tener cuidado. Una cosa es ser el primero y otra es ser un antecesor. Y al hablar de antecedentes también hay que tener cuidado porque nos podemos apartar demasiado del concepto inicial. Ante todo un ordenador es una maquina y hay que echarle imaginación para relacionarlo con otra máquina como puede ser una catapulta.

Es fundamental entonces saber qué es un computador actualmente y en el ámbito que nos interesa, la informática, porque si trabajamos con la definición base, que computa, no acabaríamos nunca (por ejemplo: un ábaco, una regla de cálculo,...). No nos podemos conformar con que un ordenador o computadora es una simple calculadora. Si reducimos su significado a esos niveles entonces nos encontramos con que una calculadora analógica (analogías físicas de los problemas a resolver) como es la regla de cálculo sería un computador. Lo mismo con las calculadoras digitales, cuyo precursor es el ábaco. Y la primera calculadora numérica la inventó Blaise Pascal en 1642 y nadie se acuerda de ella al hablar de ordenadores.

Está claro que se ha producido una escisión entre el concepto de máquina calculadora y el de ordenador. Es fundamental el hecho de que todas la primeras calculadoras sólo podían hacer una operación aritmética cada vez, teniendo que volver a meter los datos para la siguiente operación. La primera calculadora automática capaz de hacer varias operaciones sucesivamente sin la intervención del hombre la ideo Charles Babbage en el siglo pasado, pero a pesar de sus múltiples esfuerzos de realizarla físicamente jamás lo consiguió. Era demasiado complicada como para convertirla en mecanismo con la ingeniería de aquella época. Sólo se pudo construir una calculadora de ese tipo cuando llegó la electrónica. Curioso, ¿no? ya tenemos una característica nueva.

Al hablar de ordenadores no podemos ignorar la característica de programables. Así, para buscar el primer ordenador tenemos que buscar la primera máquina calculadora (tratamiento de información básico), automática, digital, capaz de realizar varias operaciones sucesivamente, programable y plenamente electrónica. La primera máquina que cumple todo eso es el ENIAC. Aunque hay que recordar que anteriormente había máquinas similares con mecanismos electromecánicos (en los laboratorios Bell y en Harvard). Pero si buscamos el primer ordenador totalmente electrónico y programable ese es el ENIAC. Siendo además una máquina de propósito general, es decir, es una máquina calculadora diseñada independientemente del posible uso que se le de (que depende de la programación), no como una central telefónica electromecánica. Este es el concepto que se tiene hoy en día por ordenador o computadora y si empezamos a desligar términos entonces está claro que nos saldrán innumerables antecesores. Así, si nos olvidamos de que debe ser electrónico nos quedamos con las máquinas electromecánicas (de escasos años antes); si nos olvidamos que debe ser programable aparecen cientos de máquinas calculadoras automáticas previas al ENIAC; y así hasta llegar al ábaco o, en cuanto a la automática, a la cisterna del water, al molino de viento o al sistema automático para la apertura de puertas de un templo, ideado por Herón (entre miles de ejemplos).

Computador: Máquina digital electrónica y programable, para el tratamiento automático de la información, capaz de recibirla, operar sobre ella mediante procesos determinados y suministrar los resultados de tales operaciones.

¿Cumple el Colossus todas esas características? ¿es plenamente electrónico? ¿es programable? Si las respuestas son afirmativas entonces SI es el primer ordenador (yo a lo que más importancia le doy es a lo de PROGRAMABLE). No puedo decir si lo es o no porque no lo sé con seguridad.

Y aquí es donde voy a dar la nota y donde todos los historiadores se me echarán a la yugular: NO considero al ENIAC ni a ninguno anterior como el primer ordenador, precisamente por su especial programación. El ENIAC se programaba mediante un cableado especial que era necesario alterar para modificar las operaciones a realizar. ¿Es eso programación? ¿no es más bien una calculadora no programable pero fácilmente adaptable o maleable? Me explico, estamos ante una enorme calculadora no-programable, que realiza determinadas operaciones, y que es fácil modificar su HARDWARE para que realice otras operaciones. Pero entonces nos encontramos con que la máquina ya NO es la misma, tenemos el ENIACprograma1, el ENIACprograma2.... ¿Entendeis a lo que me refiero? Hasta que Von Neumann diseñó la primera arquitectura para un ordenador con control con programa almacenado (software), no creo que pudiese hablarse realmente de ordenadores. Así la máquina que Neumann diseñó se denominó EDVAC y podría considerarse como el primer ordenador si no fuese porque... nunca existió, era sólo una máquina conceptual. El primer ordenador de ese tipo, con control por programa almacenado, que se construyó fue el EDSAC y este sí se puede considerar como el primer ordenador según nuestro concepto de ordenador. Lo construyó M. V. Wilkes en la Universidad de... Cambridge (no se el año, sólo se que antes de 1950).

El primer ordenador que cumple plenamente todas las características es el EDSAC.

Posteriormente Von Neumann diseñaría la famosa Arquitectura Von Neumann basada también en el control por programa almacenado. Esta arquitectura es la primera que permitió almacenar datos e instrucciones en la misma memoria, y es en la que se basan prácticamente todos los ordenadores de nuestros días.

Siempre que se habla de ordenadores y de sus orígenes sale a relucir el ENIAC (una enorme calculadora electrónica yanki) por delante de otros como el EDSAC (británico y realmente una computadora programable), sin mencionar nombres fundamentales para el desarrollo de la informática y de la Teoría de la computación como son Von Neumann, Turing o Churh. La aportación de Von Neumann ya la he comentado, y las aportaciones de Turing a campos como la computabilidad y las redes neuronales es incalculable. La máquina de Turing es una máquina conceptual que ya podía realizar cualquier función computable por complicada que fuese y que funcionaba con datos y programa almacenado (el funcionamiento es sorprendentemente sencillo teniendo en cuenta que puede realizar cualquier función computable).

Es que Turing era un genio... y británico; y Neumann húngaro, aunque se nacionalizó norteamericano.

© Andrés Berdasco Blanco, (1.115 palabras) Créditos