LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD
LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD Ursula K. LeGuin
Título original: The left hand of darkness
Año de publicación: 1969
Editorial: Minotauro
Colección:
Traducción: Francisco Abelenda
Edición: Cuarta reimpresión, febrero de 1996
ISBN:
Precio: 10,40 EUR

Esta novela pertenece al ciclo de Hainish del cual también forman parte PLANETA DE EXILIO, EL MUNDO DE ROCANNON, CIUDAD DE ILUSIONES, EL NOMBRE DEL MUNDO ES BOSQUE y LOS DESPOSEIDOS. Al menos esan son novelas de las cuales tengo noticia, si hay alguna otra perteneciente a este ciclo no lo sé. Son novelas independientes entre sí, siendo lo que las relaciona el universo en el que están ambientadas. Por lo tanto se pueden leer sueltas sin ningún problema, algo que se agradece. En estos tiempos plagados de series, ciclos, sagas, etc, etc, los únicos que acepto son los de este tipo, es decir, un conjunto de libros ambientados en el mismo universo cuya lectura individual no les merma en absoluto, pero que todos juntos adquieren una gran riqueza.

Este universo está formado por un conjunto de mundos diferentes habitados por humanos, o mejor dicho humanoides, siendo todos originarios del planeta Hain. La peculiaridad de este universo, y lo que le aporta gran parte de su riqueza, es que los habitantes de cada mundo se han desarrollado aislados del resto de los mundos. Así se han ido formando sociedades, culturas, religiones, costumbres y tradiciones radicalmente distintas dependiendo de las características de cada planeta o de sus habitantes.

En LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD nos encontramos en el planeta Invierno que, como su propio nombre indica, vive inmerso en un eterno invierno de temperaturas extremas, donde la adaptación al medio es sinónimo de supervivenca. Los habitantes de Invierno ignoran la existencia de los demás mundos habitados, habiéndose desarrollado su civilización de forma totalmente aislada. Pero hay algo muy especial en ellos, su ambisexualidad o hermafroditismo. Durante la mayor parte del tiempo son asexuados, pero una vez al mes entran en una especie de celo que hace que se les defina uno de los sexos, sin necesidad de que sea siempre el mismo, y así poder procrear. Un habitante de Invierno puede ser padre o madre en diferentes momentos de su vida, según cual sea su sexo en el momento de la concepción. Como es lógico, toda su sociedad, sus costumbres y sus tradiciones están marcadas por este hecho. Es además un mundo sin guerras, pero un mundo de intrigas. Al pais de Karhide llega Genly Ai, el primer móvil, una especie de primer embajador, procedente de Hain para hacer que Invierno se incorpore al ecúmen, unión comercial de todos los planetas para un beneficio común, sin más ayuda que un comunicador hiperlumínico y una nave en órbita en torno al sol. Tendrá que intentar que Invierno, Gueden para los demás mundos, se una al ecúmen de forma voluntaria. Pero deberá hacerlo solo, y entre esa gente es un extraño, un perverso que está siempre en celo o kemmer, con un sexo claramente diferenciado.

¿Qué cual es mi opinión? Pues que estamos ante una excelente novela, un gran clásico que todo buen aficionado a la CF debería poseer. Pero no sólo eso, sino que además transciende el género para convertirse en una novela sobre el ser humano. Asistimos a lo largo del libro a un estudio de la condición humana, de las relaciones humanas y de las relaciones entre los diferentas pueblos. Es un alegato contra el sexismo, el nacionalismo, el racismo y demás posturas ideológicas que se basen en las diferencias entre las personas o pueblos. No podemos pensar nosotros y ellos, sino nosotros y vosotros, diferentes pero iguales, formando parte de lo mismo. La luz es la mano izquierda de la oscuridad, pero la oscuridad es la mano derecha de la luz. El uno sin el otro no tiene sentido.

La novela plantea además muchas preguntas. ¿Tiene que ver la existencia de dos sexos con la guerra? ¿Qué sentido tiene el nacionalismo cuando los límites de un pais son algo abstracto dibujado en un mapa? ¿Qué significa realmente traicionar? ¿Qué significado tiene la palabra diferente cuando no hay marco de referencia? ¿Cómo influye el entorno en una sociedad? ¿Cómo influye en el entendimiento entre dos personas las diferentes culturas? Y muchas cuestiones más que, no por menos importantes, me dejo en el tintero.

Pero la novela no es sólo eso. La novela es fundamentalmente una historia y unos personajes, y quiero recalcar lo de fundamentalmente (ya me explicaré luego). Excelentemente narrada, haciendo gala de una prosa envidiable, es una novela tan densa que es capaz de contener todo las cuestiones antes mencionadas además de una historia y unos personajes inolvidables en sólo 270 páginas. Recrea todo un mundo de forma magistral, no sólo a nivel físico, sino a nivel religioso, histórico y social. La historia no mantiene sólo el punto de vista de un narrador, sino que alterna distintos narradores así como distintos estilos narrativos (uno de los narradores se sirve de un diario). Están intercalados entre capítulos pequeñas leyendas o tradiciones que nos ayudan a comprender un poco más el mundo de Invierno.

Tengo que decir que nunca han sido muy de mi agrado los libros con mensaje o moraleja, me da la impresión de que me están contando un cuento. Quizás sea porque el autor no logra espresarlo de la manera correcta, y anteponga el mensaje que quiere transmitir a la historia que está contando, dando la sensación de que detrás de las palabras que leemos está el escritor soltándonos un discurso. Sin embargo, Ursula K. Le Guin lo logra de forma magistral. Gracias a su excelencia narrativa, según leemos nos sentimos más y más inmersos en la historia e identificados con el protagonista, creyéndonos ese universo y olvidando que detrás está la mano del escritor. Sentimos que los personajes viven y que la historia es real. Así logra que SINTAMOS el mensaje sin decirlo, pero entonces es injusto hablar de mensaje, porque no lo hay. Lo que hay es una magnífica novela, con una excelente historia, que al leerla la sentimos y despierta algo en nuestra mente que nos hace pensar. ¿Mensaje? ese es el recurso de los escritores mediocres. Ya sé que es una forma un poco especial de verlo, y no sé si me he explicado bien, pero es así como yo lo veo. Una novela se fundamenta en la historia que cuenta, lo principal a mi modo de ver, y todo mensaje que se quiera transmitir ha de estar perfectamente integrado y codificado en la narración.

Si tengo que criticar algo criticaría entonces la no inclusión de un mapa, como suele ser habitual en novelas de este tipo. facilitaría enormemente el seguimiento de la historia sin necesidad de tener que recordar si tal o cual pueblo estaba al este o al oeste o vete tú a saber, para así poder tener una ligera idea de cómo era el mundo. Pero esto es sólo una anécdota.

Cinco hermosas estrellas para este clásico imprescindible. Por lo menos es uno de mis clásicos imprescindibles.

© Andrés Berdasco Blanco, (1.138 palabras) Créditos

Esta es sin duda una novela rica y compleja, que se ha ganado bien merecidamente su prestigio. LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD es un tipo de ciencia-ficción especial, dirigida hacia la psicología y la sociología no de una forma hueca y vacía, si no como una lúcida especulación alrededor de un pueblo (un mundo) que recibe por primera vez la visita de la humanidad milenios después de la colonización, es la historia de unas gentes que han desarrollado una sexualidad diferente, donde durante la época del kémmer pueden adoptar tanto los caracteres masculinos como los femeninos.

Genly Ai es el enviado del Ecumen, la unión de mundos que se comunican a través de la propia institución del Ecumen mediante el ansible, que les permite comunicarse a velocidad instantánea. Ai entabla una relación compleja con Estraven, un nativo que participa en la política de Karhide, uno de los reinos de Gueden. Sin embargo, Ai encuentra dificultades para lograr que los guedenianos crean su condición de enviado de las estrellas. Distintas facciones de Karhide y de Orgoreyn, reino vecino, intentarán utilizarle como arma política, entorpeciendo aún más sus intentos de hacerles creer en el Ecumen y lograr un tratado de alianza.

ésta es una novela vívida, llena de contraste, gracias probablemente a la acertada elección de ambos protagonistas y de la utilización de sus dos puntos de vista. Uno ve al otro y reflexiona sobre él, ofreciendo al mismo tiempo profundidad psicológica e atractivos vínculos entre los personajes. Le Guin lanza a sus dos protagonistas a una huida a través de un mundo en plena era glacial, no huyendo de un antagonista si no de toda una situación establecida. No hay enemigos salvo la propia realidad. Esto añade un nuevo color a la psicología de la novela, pues la evolución no tiene a protagonistas-antagonistas como epicentros, si no que es la mentalidad de Ai y de Estraven la que pervoluciona sobre el punto fijo de Gueden y sus características.

LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD no puede interpretarse por capítulos separados; hay que leerla de principio a fin para apreciarla por completo; quizás el comienzo pueda resultar desconcertante. Indudablemente, se trata de una obra de segunda lectura.

Calificación:

Narrativa: 4, Argumento: 6, Originalidad: 5, Global: 5

© Francisco Ontanaya, (376 palabras) Créditos

Antes de dar mi opinión creo necesario situar las condiciones previas a la lectura de este libro. En primer lugar, es un libro escrito hace ya unos años (más de 30) y es considerado una obra maestra. En segundo lugar antes de leer este libro leí SNOWCRASH. Evidentemente estos antecedentes influyeron, y mucho al comienzo de la lectura de LA MANO IZQUIERDA EN LA OSCURIDAD. Venía del futurista y frenético universo de Stephenson y súbitamente me encuentro en el mundo medieval y pausado de Ursula Leguin. El contraste fue demasiado grande. Además, la fama del libro me hizo presuponer que LA MANO... me iba a deslumbrar. Todo esto junto a la gran cantidad de nuevo vocabulario inventado hizo que inicialmente el libro se me hiciera un poco pesado. Sin embargo, a medida que me iba adentrando en Invierno, iba cayendo en su hechizo. El mundo que describe Ursula Leguin es real. No se me ocurre mejor descripción. Nos muestra su paisaje, sus habitantes, sus costumbres, sus mitos, sus miedos, su vida, todos y cada uno de los detalles que hacen parecer a otras novelas sobre nuevos mundos, meros informes descriptivos. La historia relatada no tiene demasiada relevancia. Incluso la idea principal del libro (la existencia de humanos sin género) parece una simple anécdota. Se nota, eso si, un cierto aire idealista. No me acaba de convencer que los personajes más evolucionados socialmente, sean tan inocentes, tan pardillos. También es reseñable el aire feminista de la idea central: no hay guerras porque no existe el género masculino. Sin embargo existen los mismos actos bélicos aunque a escala nacional, asesinatos, mentiras, traiciones, campos de concentración, fronteras, etc. lo cual indica que la única diferencia es la falta de coordinación a gran escala.

En definitiva, es un libro recomendable, para leer despacio, disfrutándolo.

© Igor Cantero Uribe-etxeberria, (300 palabras) Créditos