CYTEEN
C. J. Cherryh
CYTEEN: LA TRAICIÓN CYTEEN: EL RENACER CYTEEN: LA VINDICACIÓN
Título original: Cyteen: The Betrayal Cyteen: The Rebirth Cyteen: The Vindication
Publicación Original: 1989
Editorial: Ediciones B
Colección: Nova Ciencia-Ficción nº 30 Nova Ciencia-Ficción nº 31 Nova Ciencia-Ficción nº 32
Traducción: Margara Auerbach
Edición: Octubre de 1990
ISBN:
Comentarios de: Umber

Todas ellas publicadas en castellano en 1990 por Nova Ciencia Ficcion, Números 30, 31 y 32 respectivamente, de Ediciones B. Aunque se distribuyan en tres libros la obra es una sola que, por imperativos editoriales, se tuvieron que dividir en estos tres libros tanto en este país como en su publicación original. En algunas ocasiones Cherryh ha comentado que le gustaría que algún editor se esforzara en publicarlas en un solo libro, tal y como ella lo concibió.

El universo

Ríos de tinta y bytes se han escrito con respecto al universo en el que se desarrolla la novela. Cherryh, con ese bien hacer tan característico de ella, deslía la madeja delatando la visión unionista de los acontecimientos que se desarrollan a lo largo de la galaxia. CYTEEN es contemporáneo de algunas de sus novelas tales como ESTACION DOWNBELOW, La saga de Chanur e incluso RIMRUNNERS.

Los humanos hace ya tiempo que surcan el espacio, por lo menos aquel cercano, un poco mas allá de la orilla cósmica de su mundo. Se disponía de diversas estaciones espaciales, como Sol, naves espaciales, como Gaia, colonias, como en Marte, y algún que otro planeta, como Pell. Sin embargo, la lejanía de los destinos y el excesivo tiempo gastado en las comunicaciones entre Tierra y sus asentamientos humanos hacia cada vez más difícil coordinar una política común para todos. Un ejemplo lo podemos apreciar cuando se descubrió vida inteligente en uno de los planetas de la estrella Pell: los downers (ver LA ESTACION DOWNBELOW).Tierra tardó 10 años en enterarse del suceso, otros 10 en responder. Cuando Tierra mandó una partida de científicos a estudiarlos, los humanos que vivían en Pell llevaban más de tres décadas conviviendo con los downers. No solo eso, cuando los científicos se pusieron a trabajar, les resultó tan extraño los downers como los humanos que allí vivían.

Pero todo se volvió caótico cuando la gente empezó a desocupar las estaciones para irse a los planetas. Muchas estaciones se cerraron y el comercio entre Tierra y sus colonias empezó a interrumpirse. Esto, unido al aislamiento de las colonias, a una serie de leyes muy poco populares por parte de Tierra y al poco arraigo de los humanos no terrestres provocó una ola generalizada de rebelión. Científicos, pensadores e ingenieros empezaron a emigrar desde una Tierra repleta de imposiciones injustas y leyes tardías. Por su parte, Pell empezó a desarrollar estaciones por iniciativa propia al igual que naves exploratorias con afán expansionista. Surgieron las estaciones Viking y Mariner. Precisamente desde Mariner y por iniciativa de un grupo de científicos se impulsó la creación de una estación espacial cerca del mundo de Cyteen; y justamente allí se desarrolló la primera sonda con tecnología MRL (Más Rápido que la Luz). A partir de aquí todo se propaga muy rápidamente. Cyteen sufre un estallido de crecimiento e invención sin precedentes en la Historia de la humanidad. Se terraforma Cyteen que era un mundo medio muerto, se acrecenta las investigaciones genéticas y aumenta considerablemente el comercio desde y para Cyteen. Se crearon nuevas estaciones patrocinadas por el gobierno de Cyteen: Esperanza, Pan-Paris y Fargone y, por fin, Cyteen se declara independiente de la Compañía Tierra y forma la Unión en 2300. Así empezó la Guerra de las Compañías.

En palabras de Cherryh: La Guerra de las Compañías no sólo estuvo desencadenada por la política. Fue la brusca aceleración del comercio y los cambios de población, fue la empecinada aplicación de políticas pasadas de moda en manos de agencias terrestres que ya no tenían contacto con las culturas que gobernaban, y finalmente fue la lealtad de un puñado de mercaderes terrestres, especialmente favorecidos por las leyes, que trataron de mantener un imperio comercial en decadencia para un mundo madre que se había convertido en periférico para el espacio humano.

Tierra se vio incapaz de suministrar lo necesario para el mantenimiento de su flota y ésta, al cabo de algunos años, se dispersó y empezó a realizar actos de piratería para poder sobrevivir. Pell, por su parte creo la Alianza con lo que condenó a la Compañía Tierra a un verdadero ostracismo y terminó con el intento de Tierra de regir a sus colonias. A partir de este momento, la Historia se escribe desde diferentes fuentes pero todo circula alrededor de dos ideas claves: el expansionismo y el comercio. También cuenta el hecho de encontrar una zona habitada al otro lado de Sol (ver La Saga de Chanur). Este incidente fomentó la idea de una unificación o, al menos, un periodo de paz. La Guerra de las Compañías duró más de 50 años y terminó gracias al Tratado de Pell en 2354, aunque algunos hablaran de interludio. Durante este tiempo, Cytreen, debido a las pérdidas sufridas por la guerra, desarrolló la genética hasta límites insospechados. Esta es la historia de esos límites.

La obra

Cyteen es el paraíso para un biólogo. Posee dos continentes muy distintos entre si, y no había población indígena inteligente cuando se llegó allí hace más de 200 años. Con la construcción de grandes bolsas de atmósfera respirable, los humanos fueron creando ciudades, caminos, industrias y Reseune... Reseune son una serie de laboratorios genéticos dedicados a criar seres humanos tan rápido como podían sacarlos de los tanques-úteros. Cada generación, más capaz y preparada, permitía rellenar de humanos los lugares vacíos, construir nuevas estaciones y colonizar nuevos mundos. Se producían soldados, camareros, dependientes, soldadores, todo lo que se necesitara; eran los azi, los seres humanos creados artificialmente. Eso era Reseune, eso era su poder. Y frente a todo eso estaba Ari Emory (El Hari Seldon de Cherryh según Miquel Barceló, aunque yo no comparto esta idea: Ari quiere perpetuarse físicamente, Sheldon psicológicamente ;)) Administradora de Reseune, ocupante del Sillón de Ciencias en el Concejo de los Nueve y Especial.

Ari era una mujer con un poder inmenso, que podía poner en jaque el mismísimo Tratado de Pell; sin embargo, era una mujer acuciada por el paso del tiempo. Ya había pasado por el rejuv y no sabía si podía llegar a los 140 años. Era su esperanza, había tantas cosas que hacer: estaba el proyecto Hope para construir una estación en el espacio profundo, había que lidiar hábilmente para que Reseune siguiera manteniendo el sillón de Ciencias y estaba su proyecto más ambicioso: su hija, su propia hija. Una continuación de su propio ser, alguien en quien confiar para desarrollar sus ideas más allá de una vida. Ari nunca pudo imaginarse que su vida finalizaría bruscamente antes de ver a su hija salir de las incubadoras.

A partir de aquí, la novela lucha entre las intenciones de los enemigos de Ari por apoderarse de su parcela de poder en el Concejo, de las intenciones de unos pocos dentro de las propias instalaciones de Reseune y de un proyecto que se va haciendo mayor. La pequeña Ari se tiene que enfrentar a una vida planificada, a unas personas que la quieren fuera y a su propio yo.

¿Se puede prolongar una personalidad más allá de la persona que la desarrolló? Cyteen no es solo un momento histórico en el universo de Cherryh, tiene personalidad propia, tiene un argumento que nos inunda con la historia de una niña atrapada por un destino ya escrito y nos hace continuamente pensar si eso tan actual como la clonación tiene algún sentido práctico.

© Umber, (1.401 palabras) (Lista de #cienciaficción) Créditos