LA VIOLACIÓN DE LA CIENCIA FICCIÓN
por Gabriel Benítez

Como pudieron leer, este comentario se titula LA VIOLACION DE LA CIENCIA FICCIÓN. El titulo no es mío, sino de Charles Platt y los que tuvieron el gusto de leer el número 1 de Gigamesh pudieron disfrutar de este articulo, parte amargo, parte cierto, parte exagerado.

En este, Platt se queja amargamente de un decline en la ciencia-ficción causado por el comercialismo indiscriminado y por el movimiento New Wave. Me recordó a mi mismo en base a mi opinión del ciber. El hace culpable a la siguiente lista por el declinamiento de la ciencia-ficción: Juddy Lynn y Lester del Rey (momento del dato curioso: El matrimonio Del Rey ha sido siempre uno de los mas prolíficos y duraderos en la ciencia-ficción. No se si ustedes sabían, pero Juddy Lynn es enanita. Lo menciono porque no conocía ningún escritor de ciencia-ficción enanito, así como no conozco muchos negros.. Octavia Butler es negra y Delany mulato)

Los critica por sus ediciones de libros enfocados a temas trillados y comercialones... Bueno, es verdad que las series de libros de ambos no se destacan por ser lo mejor de lo mejor...

El siguiente es Isaac Asimov por apoyar cualquier proyecto que difundiera su nombre.

A Byron Preis (a este yo también lo detesto y lo admiro) que solo se dedica a crear proyectos comerciales con mucho diseño y poco seso. George Lucas por sus plagios conceptuales estúpidos (¡¿?!) Acusa también a Steven Spielberg por un motivo que la verdad, yo le achacaría mas a Star Trek. A Tolkien por tentar a una generación asustada por la ciencia ofreciéndole refugio en un jardín infantil con animalitos balbucientes. A Robert Asprin por promocionar la onda esa de los mundos compartidos. Vonda McIntyre y Joan Vinge por suavizar y endulzar la ciencia-ficción (yo incluiría al intragable de Card). A Hubbard por la autopromoción de porquerías que hace y finalmente a "el mismo" por sucumbir a varias de las tentaciones enmarcadas arriba.

Yo también he caído en muchas, pero lo he pagado... hablemos de algunas:

Muchos de mis amigos ciber enarbolarían con agrado varias de las opiniones de Platt. Bueno, en muchas tiene razón y una de ellas es el descarado comercialismo que ha inundado el género. De uno de esos vicios ya habíamos hablado aqui: Las Series.

Las malditamente largas series que pueden competir con facilidad con un culebrón del tamaño de Dallas, la serie. Estamos inundados de ejemplos: Darkover de Bradley, Alvin y Ender, Las Fundaciones, etc. Ok. de acuerdo, muchas de esas series son buenas, unos comienzan bien y van degenerando a lo peor (Rama) y otras nacen siendo una porquería (Mundo de Gor). Por desgracia la mayoría de las series de ahora van de las que comienzan bien a la tercera categoría. Resultan ser un gancho comercial al que nadie puede negarse. Leíste el primero? Ya que te cuesta leer el segundo...y después el tercero.

Podríamos decir que esto lo inauguro la novela de folletín, que dejaba en capítulos las historias, pero yo mas bien creo que la inicio (aja) El SEÑOR DE LOS ANILLOS... Al inicio, la novela esta concebida como un todo, pero el editor no le tenia mucha confianza que digamos (aunque EL HOBBIT ya había sido un éxito) así que decidió dividir la obra en tres y lanzarla al mercado y dependiendo de la venta del numero uno pues.. y que funciona!

Ahora la formula post Tolkeniana funciona de maravilla tanto para editores como para escritores.

El grupo que mas a gustado de abusar de esto son las series de TSR, carentes la gran mayoría del mas mínimo ingenio para sus lecturas abyectas y aburridas.

Como ejemplo debo situar una gran porquería, lo mejor de lo peor: Drangonlance. La serie son solo 28 libros, cada uno igual de malo que el otro. El leerlo parece incluir en nuestra mente el sonido de la caída de los dados de un juego de rol (pues en ellos están basados) y sus historias son deplorables.

Byron Preiis no se queda atrás. Hace proyectos con escritores semi negros y los extiende por títulos y títulos...ejemplos? La patética VENUS PRIME de Pris y dice que en colaboración con Clarke. LA POSADA DEL CUERVO DE UN SOLO OJO un novela gráfica de un escritor de fantasía McKiernana si no me equivoco, que es cualquier cosa menos original y por supuesto, la cumbre del engaño. La serie de la Torre Negra, siete novelas escritas por una serie de escritores oscuros y olvidados escribiendo al estilo de Philip Jose Farmer y claro, con introducciones de el. Esta serie, puedo decirlo con vergüenza, me la leí completa... menos el capitulo final. La historia era ya tan extraordinariamente tonta que una película de Capulina hubiera sido de corte intelectual delante de ella.

Aquí si me gustaría a mi levantar el dedo acusador contra Timun Mas, la editorial que gusta de ofrecer estas porquerías (ocasionalmente, pero muy ocasionalmente saca algo bueno, como la serie de los gnomos de Pratchet) por dedicarse a editar estas cosas. Pero... ¿quien tiene en realidad la culpa...? ¿el editor o los lectores que compran esas porquerías...?

Seria bueno que lo analizáramos después

(puede que continúe)

© Gabriel Benítez, (865 palabras) Créditos