LA SAGA DEL EXILIO EN EL PLIOCENO
Julian May
LA TIERRA MULTICOLOR EL TORQUE DE ORO EL REY NONATO EL ADVERSARIO
Título original: The Many-Colored Land The Golden Torc The Nonborn King The Adversary
Publicación Original: 1981 1982 1984
Editorial: Ultramar
Colección: Ciencia-Ficción nº19Ciencia-Ficción nº20Ciencia-Ficción nº22Ciencia-Ficción nº23
Traducción: Domingo Santos
Edición: Septiembre de 1985 Octubre de 1985 Noviembre de 1985 Diciembre de 1985
Páginas: 501 189 511 594
ISBN: 978-84-7386-

Los libros de la Tierra Multicolor se titulan, por orden:

  • 1. LA TIERRA MULTICOLOR
  • 2. EL TORQUE DE ORO
  • 3. EL REY NONATO
  • 4. EL ADVERSARIO

La tetralogía gira en torno al descubrimiento de una puerta para viajar (sólo ida) al Pleistoceno de la Tierra, siendo el punto de entrada un lugar de Francia. En la Tierra transcurre el s. XXI o XXII. Hace unas décadas la Tierra ha contactado con varias especies alienígenas que tienen en común ser pacíficos y el desarrollo de los poderes PSI y encuentran que los terrestres tienen un porcentaje anormalmente elevado de gente con potencial PSI.

La cultura originada por el contacto con los alienígenas (el Medio Galáctico) ha provocado inadaptación en muchos terrestres y muchos buscan un escape en esa puerta hacia el pasado, seis millones de años atrás, en busca de una vida más simple. Pero puede que en el pasado no encuentren lo que esperaban. Puede que se encuentren con una gente que originaría mucho tiempo después leyendas sobre elfos, gnomos y enanos y....

La tetralogía continúa (o precede, según cómo se mire) con La Trilogía Intervención también en Ultramar, los títulos son:

  • 1. LA VIGILANCIA
  • 2. LA REVELACIÓN
  • 3. EL METACONCIERTO

El centro de esta trilogía que transcurre a finales de s. XX y parte del s. XXI gira en torno a dos hermanos de la familia Remillard (si has leído la tetralogía te sonarán), que son poseedores de algunos poderes PSI y buscan otros como ellos.

Existe otra trilogía sobre este universo, La Trilogía del Medio Galáctico, pero no se ha traducido. Creo que aparecen otros personajes de la familia Remillard, Jack el Incorpóreo y su mujer, la Máscara Diamantina, que frustraron la rebelión de los PSI humanos para hacerse con el poder del Medio Galáctico.

© Ángel Araquistain, (297 palabras) (Area de Ci-Fi de Fido) Créditos

Hace tiempo que tenía en mi casa LA TIERRA MULTICOLOR de Julian May, con sus respectivas continuaciones; pero no fue hasta hace un par de semanillas más o menos que me dio por empezar a leerlo. Aunque el principio es un poco aburridillo, a medida que los personajes principales van apareciendo la trama empieza a coger velocidad hasta que llega un punto en el que no puedes parar de leer. Para los que no hayan leído el libro, y no sepan absolutamente de que va, les explico en un par de lineas la sinopsis:

Todo comienza cuando un físico francés descubre una inflexión temporal que permite hacer un viaje únicamente de ida a la era pliocénica (de aquí el nombre de la saga). Aunque en un principio no existe ninguna utilidad práctica, pronto se descubre como una salida para las personas que no se encuentran felices en el utópico mundo del futuro y buscan diversiones más fuertes. A partir de aquí no cuento más para no jorobar la historia.

Hay que reconocer que Julian May, aunque no en exceso, sí suele aplicar conceptos de física pura y dura como son las inflexiones temporales (claro, que esto les sonará a chino incluso a los físicos), cosa de la que se ha estudiado una nulidad. Yo, como estudiante de física que se preste, me gusta sacar, o al menos intentar sacar, todos los errores posibles. En este sentido, hay opiniones diversas sobre la posibilidad o no de realizar un viaje por el tiempo (todo el mundo sabe lo que pensaba Hawking al respecto) Yo, por mi parte, sigo queriendo creer en esa posibilidad. Julian May no utiliza (vamos, digo yo..). el concepto del multi-universo sino el de tiempo continuo, en el sentido de que al viajar al pasado pliocénico el tiempo actual no se ve afectado (por lo que ya estaba predestinado de antemano). Tecniqueces aparte, yo recomiendo a todo el mundo que se lea esta novela, incluso a los que no gusta la ciencia-ficción, ya que lo único que tiene de ésta está en las primeras cien páginas (las cuales para mí pasaron volando exceptuando la parte aburridilla ya mencionada arriba); el resto, como bien dice la contraportada se asemeja más a una aventura épica digna de leerse (aunque, eso sí, hay que acostumbrarse un poco a tanta metafunción).

© Miguel J. Jiménez, (391 palabras) Créditos