TROPAS DEL ESPACIO
TROPAS DEL ESPACIO Robert A. Heinlein
Título original: Starship Troopers
Año de publicación: ---
Editorial: Martinez Roca
Colección: Super ficción. 2a. época
Traducción: Amparo García Burgos
Edición: Octubre de 1989
ISBN:
Precio: ---

Casi siempre es un placer leer de nuevo una obra que leímos en nuestra ya lejana juventud. Y digo casi porque, a veces, el libro que nos maravilló cuando éramos adolescentes, nos deja fríos e indiferentes al releerlo con cuarenta y muchos tacos en la mochila. No es este el caso, por fortuna, porque TROPAS DEL ESPACIO es una de las novelas de Heinlein que mejor han soportado el paso del tiempo. Obra polémica en su momento, todavía hoy despierta controversias entre los aficionados. ¿Es una apología del militarismo fascistoide, o una irónica crítica del mismo? Las opiniones están divididas casi al 50%. La mía es que admite ambas interpretaciones, y creo que ahí reside la grandeza y atemporalidad de esta espléndida Space Opera. Funciona como un épico relato de aventuras bélicas, pero también como una cáustica denuncia de la estrecha mentalidad militar y de las sociedades en las que las Fuerzas Armadas ejercen una influencia excesiva.

Su publicación tuvo un efecto colateral que, en cierto modo, perjudicó bastante la imagen de Heinlein y la del conjunto de su obra. La sociedad futura que describe en esta novela provocó que crítica y público, tanto en EE UU como en Europa, le tacharan de fascista, adjetivo calificativo éste que siempre se aplica con demasiada ligereza. Desde entonces, el maestro Heinlein ha llevado encima ese Sanbenito, tan injusto como estúpido. Porque si bien TROPAS DEL ESPACIO exalta casi de forma paroxística el espíritu de Corps, la disciplina espartana y otras virtudes militares, también rezuma una ácida detracción de las mismas, patentizada en la exagerada e incluso extravagante forma de presentar tales virtudes en algunos pasajes del relato.

La sociedad descrita por Heinlein viene a ser una Democracia limitada, por definirla de alguna manera, en la que sólo los ciudadanos de pleno derecho pueden ejercer el sufragio. La condición previa para acceder a la plena ciudadanía es haber servido, durante un cierto periodo de tiempo, en las FF. AA. Esto no sólo le da a uno derecho a votar, sino también a acceder a determinados puestos de trabajo y cargos públicos. Esta especie de Democracia militar no es una dictadura, tal y como hoy la entendemos, pero tampoco es un régimen representativo. Con las debidas salvedades, se asemeja algo a la tan cacareada Democracia griega, que nunca fue otra cosa más que un privilegio para unos cuantos escogidos, todos ellos miembros de las clases altas. En la Tierra que describe Heinlein, esos escogidos que gozan del privilegio del voto son aquellos que han prestado servicio en el Ejército o la Armada Espacial. Este sistema de gobierno, si bien no puede ser calificado, en puridad, como militar, sí que tiene un importante componente militarista, ya que los civiles que acceden a los altos cargos de la administración gubernamental han sido antes soldados. No se puede negar que tal concepción del Estado tiene ciertas reminiscencias totalitarias, pero eso no justifica, en modo alguno, que a Heinlein se le etiquete de fascista.

La Infantería Móvil (IM) de TROPAS DEL ESPACIO es la versión futurista, made in Heinlein, del USMC (United States Marine Corps (Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU.) en el que se alista el protagonista, Johnnie Rico. La admiración y el respeto del autor por los marines se revelan en los pasajes que dedica al entrenamiento de los IM, claramente inspirados por las técnicas de instrucción de combate del citado cuerpo. En el apartado tecnológico, lo que más se recuerda de esta obra magistral son las impresionantes armaduras de combate, unos artilugios que hasta la fecha no han sido superados en ninguna otra novela del género, y ni siquiera en las más costosas producciones cinematográficas. En todo caso, las únicas que se le aproximaron un poco fueron las descritas por Haldeman en su obra maestra LA GUERRA INTERMINABLE. Como tampoco han sido superados los enemigos de la humanidad en ese lejano futuro, las Chinches, una raza de insectos gigantescos, capaces de desplazarse por el espacio y atacar no sólo las colonias de los terrícolas en otros sistemas, sino incluso la mismísima Tierra.

TROPAS DEL ESPACIO fue adaptada al cine en una carísima y decepcionante superproducción de Paul Verhoven, que se comenta ampliamente en otra sección del Sitio, por lo que no incidiré más en ella. Sólo añadiré que tal cinta puede considerarse como uno de los peores films de ciencia-ficción rodados en los noventa, sino el peor de todos ellos. Dicha película fue, a su vez, adaptada para televisión, en una serie de animación en 3D que, cosa curiosa, resultó mucho más convincente que la cinta de Verhoven.

TROPAS DEL ESPACIO obtuvo el prestigioso Premio Hugo en 1960, un galardón ciertamente merecido para una de las obras de ciencia-ficción bélica más impactantes que ha dado la literatura del género. Disfrutemos pues de esta magnífica novela... y dejemos los prejuicios ideológicos para los que viven de ellos.

© Antonio Quintana Carrandi, (961 palabras) Créditos

En un futuro no muy lejano, la sociedad se ha militarizado de tal forma que sólo aquellos que han realizado el servicio militar tienen derecho a voto. Johnnie Rico es uno de los muchos chavales que se alistan para el servicio de dos años; sin embargo, en ese momento se rompe la tensa paz entre la Tierra y las Chinches, una especie alienígena que vive en comunas como las hormigas, y Rico es enviado como Infantería Móvil a los campos de batalla. /H6

No hay mucho más que rescatar como argumento de la novela. El verdadero tema es la formación del protagonista en la disciplina militar y su ascenso de rango hasta el de oficial. En ese aspecto en concreto la novela es muy ordinaria, pues no es más que una historia de cuarteles de mitad del siglo XX trasladada en el futuro. Al ser una novela destinada inicialmente a un público juvenil (si bien no fue aceptada, por su exagerado militarismo), el estilo no depara tampoco muchas sorpresas. Lo más interesante es, por una parte, el uso de los trajes armadura de los soldados, un buen tema para una novela de ciencia-ficción cuando es bien aprovechado.

Por otra parte está la misma ideología que contiene la novela. Me parece poco sensato recurrir a los eufemismos que se usan a veces por los que quieren salvar de algún modo la novela. TROPAS DEL ESPACIO es claramente seudofascista. Pero también es sincera y hasta cierto punto escrita con lógica, lo cual permite leerla sin tener que taparse la nariz. Además, es un clásico y como tal debe leerse, aunque sólo sea para comprender las raíces de los fenómenos populares en literatura.

Narrativa: 3 , Argumento: 2 , Originalidad: 4 , Entretenimiento: 3 , Global: 3

© Francisco Ontanaya, (291 palabras) Créditos

Tengo que decir que nunca he creído que la novela pudiese calificarse simplemente de facha. Eso me parece hacer una interpretación superficial de la misma. Sinceramente creo que Heinlein fue mucho más sutil que Verhoeven, que cae en la parodia, la exageración y el chiste grueso. Heinlein proponía una reflexión profunda. Verhoeven no pasa de la broma fácil.

Hace un tiempo, propuse a un amigo profesor que introdujese el libro en sus clases de ética. La experiencia nos sorprendió a ambos. Muchos alumnos detectaron en Heinlein esta voluntad de crítica velada a través de la reflexión. Como no, otros opinaron sencillamente que Heinlein era un fascista. De una forma u otra, al final la discusión en clase se centró justamente en los mismos temas que Heinlein hacía discutir a los IM en las clases de Historia y filosofía moral. Curioso ¿no? Me niego a creer que este resultado sea casualidad.

Yo creo que Heinlein intenta hacer de abogado del diablo y nos presenta un razonamiento lógico que apoya la idea de una forma de gobierno emanada del ejército. Y tampoco hay que olvidar que STARSHIP TROOPERS es una novela de ciencia ficción, y además de aventuras. Así que no nos debe extrañar tampoco que Heinlein especule sobre una forma de gobierno tal, ni de que en algunos pasajes la glorifique, pues eso le da coherencia a la obra. Se trata de una especie de memorias de un soldado, narradas en primera persona e influidas por una mentalidad producto de su época. Si estamos hablando de una sociedad en la que sólo los veteranos son ciudadanos, en las que el ejército es imprescidible para la supervivencia de la humanidad, ¿cómo pretendemos que uno de estos soldados pueda criticar las instituciones que le dan una razón de ser? Otra cosa muy distinta es que nosotros, los lectores, hagamos lo mismo. Yo, como persona madura y de pensamiento independiente, y siguiendo esta línea de discusión, podría preguntar: ¿es el ejército realmente indispensable para la supervivencia de un estado? ¿es un gobierno dominado por el estamento militar lo que se merecen los ciudadanos que permiten que así sea? Y así podríamos seguir. Yo creo que lo que Heinlein realmente defiende es la responsabilidad del ciudadano en el gobierno de la nación y lo que realmente critica es la actitud borreguil de las masas.

Lo que sí le podemos reconocer a Heinlein es su maestría dentro del género de aventuras. Al menos eso.

© Carlos González, (408 palabras) Créditos

Si Heinlein es facha me la suda

Ahora podéis llamarme lo que queráis. estoy bastante acostumbrado a que gente que ni siquiera la haya leído suelte su discursito precocinado de Heinlein es un facha y TROPAS DEL ESPACIO reaccionaria. Bueno pues no voy a meterme en eso, mira. por una vez y sin que sirva de precedente dejemos la polémica estúpida y hablemos de una buenísima novela de ciencia ficción. STARSHIP TROOPERS es vibrante, entretenida a mas no poder y tiene las mejores escenas de acción de la historia del género. Cualquier parecido con la peli no es ni coincidencia, es que no lo hay. A la novela no le podemos pedir la riqueza de ideas de EL JUEGO DE ENDER o LA GUERRA INTERMINABLE pero ni falta que hace. yo cada vez que lo vuelvo a coger para leer una pocas paginas no paro hasta el final.

Ya se que esto no es una critica sino mas bien que se me cae la baba, pero que le vamos a hacer, si cada vez que encuentro un bicho en el baño me pongo mi traje de combate.

© Eduardo Mallo, (Lista de la AEFCF) (180 palabras) Créditos