LOS VIAJES DE GULLIVER
LOS VIAJES DE GULLIVER Jonathan Switf
Título original: Gulliver's Travels
Año de publicación: 1726
Editorial: Alianza
Colección: Libro de Bolsillo nº 1262
Traducción: Begoña Gárate Ayastuy
Edición: 1987
ISBN:
Precio: 6,60 EUR

Es muy interesante hacerse con esta edición de LOS VIAJES DE GULLIVER. Si, como supongo, formas parte de esa gran mayoría que considera este libro como una anécdota dieciochesca que habla de forma ligera e infantil de los diminutos habitantes de una región desconocida y de gigantes que pululan por unas tierras más ignotas aún, estás, como lo estuve en su tiempo, muy equivocado.

LOS VIAJES DE GULLIVER es una parodia de los libros de viajes muy de moda durante los siglos XVII y XVIII contra los que Switf arremete despiadadamente y, más arriesgado aún para el autor, una dura crítica de la sociedad inglesa de la época.

Jonathan Swift llegó a Dublín en 1714 después de una serie de contratiempos políticos de los que pudo escapar gracias a sus amigos con el cargo de deán de la Catedral Anglicana de San Patricio. Siempre había sido un ferviente partidario de la Iglesia Anglicana a la que defendió contra las sectas protestantes más radicales e intransigentes. Escribió también sobre diversos temas como política, lenguaje, siendo además un notable poeta.

Pero su producción literaria más sobresaliente es la que dedica a Irlanda, arremetiendo contra las disposiciones monopolísticas del parlamento Británico y denunciando la dura situación de la población irlandesa. UNA MODESTA PROPOSICIÓN es su obra más conocida al respecto, y resulta todo un alarde de ferocidad y estilística al proponer al campesinado irlandés la idea de comerse a sus propios hijos en vista de la situación mísera a la que les tiene sometido el dominio inglés.

En cuanto a LOS VIAJES DE GULLIVER hay que decir en primer lugar que ha sido una obra muy maltratada, al menos en España con ediciones mutiladas, en las que, como la de Salvat que tuve la oportunidad de leer hace años, se suprimían todas las referencias sexuales y escatológicas y se trastocaban algunos nombres para salvaguardar la inocencia del lector (Lupata por Laputa). Y eso en la ediciones serias, porque la infinidad de adaptaciones infantiles que existen del libro, desvirtuándolo y convirtiéndolo en un pasatiempo liviano son casi incontables, sin tener en cuenta las adaptaciones cinematográficas y televisivas que hacen otro tanto con él.

Afortunadamente esta edición de Alianza arregla todos estos desaguisados incluyendo las cuatro partes de la edición original (Viaje a Liliput, Viaje a Brobdingang, Viaje a Laputa, Balnibarbi, Glubbdubdrib, Luggnagg y Japón, Viaje al país de los houyhnhnms y Carta del capitán Gulliver a su compadre Sympson) sin dejarse ni un párrafo por el camino ni "adaptar" las palabras malsonantes.

Los episodios Viaje a Liliput y Viaje a Brobdingang son de sobras conocidos gracias a las ya mentadas adaptaciones infantiles, pero el talante de estas nada tiene que ver con el auténtico sentido de la obra de Switf, que aprovecha la paradoja que supone la comparación con enanos y gigantes para lanzar puyas certeras contra las instituciones de la época e irónizar sobre a la nobleza de su tiempo.

Con Viaje a Laputa, Balnibarbi, Glubbdubdrib, Luggnagg y Japón Switf aprovecha para dar un repaso a muchos otros tipos humanos, como los científicos delirantes, de nuevo la nobleza ignorante, los mitos históricos y la eterna pretensión de la inmortalidad, que según apunta el autor, no es sinónimo de eterna juventud.

Viaje al país de los houyhnhnms nos describe una tierra en la que los houyhnhnms, caballos racionales, conviven con los yahoos, seres humanos degenerados y bestiales a los que usan de animales de carga y tiro. El ya para entonces capitán Gulliver acaba admirando y respetando a los nobles houyhnhnms mientras ni siquiera cuando regresa a su Inglaterra natal es capaz de superar completamente su repugnancia por los yahoos parlantes, como da en llamar a sus conciudadanos.

Me temo que Carta del capitán Gulliver a su compadre Sympson no deja de ser un ataque a los editores sin escrúpulos, puesto que en ella se recrimina al tal Sympson el poco cuidado y nulo respeto que tuvo con el manuscrito "original" publicándolo recortado y espurgado.

Tal y como la entendemos hoy día parecería que LOS VIAJES DE GULLIVER no en un libro de ciencia-ficción,, pero entonces habría que preguntarse que son 1984 o UN MUNDO FELIZ. Son obras que se apoyan en elementos fantásticos, de anticipación o científicos para hacer un análisis crítico de las realidades sociales de cada momento. No son libros estrictamente escapistas (aunque LOS VIAJES DE GULLIVER se pueden leer sin problemas de esa manera), van más allá de la anécdota y la aventura para intentar hacer reflexionar al lector en las carencias y excesos que relatan. Con todo, ¿cómo habría que calificar a un libro que habla de platillos volantes, inmortales decrépitos y caballos racionales?

© Francisco José Súñer Iglesias, (776 palabras) Créditos