Star Wars, 2, Episodio V
EL IMPERIO CONTRAATACA
EL IMPERIO CONTRAATACA EE.UU., 1981
Título original: The Empire Strikes Back
Dirección: Irvin Kershner
Guión: Leigh Brackett, Lawrence Kasdan
Producción: Gary Kurtz
Música: John Williams
Fotografía: Peter Suschitzky
Duración: 124 min.
IMDb:
Reparto: Mark Hamill (Luke Skywalker); Harrison Ford (Han Solo); Carrie Fisher (Princesa Leia); Billy Dee Williams (Lando Calrissian); Anthony Daniels (C-3PO); David Prowse (Darth Vader); James Earl Jones (Voz de Darth Vader); Peter Mayhew (Chewbacca); Kenny Baker (R2-D2); Frank Oz (Yoda (Voz)); Alec Guinnesss (Ben (Obi-Wan) Kenobi); Jeremy Bulloch (Boba Fett)
Comentarios de: Jesús Martín

Es la mejor. Mientras LA GUERRA DE LAS GALAXIAS se ha quedado algo anticuada, cosa que se nota sobre todo en el contraste de los nuevos efectos especiales añadidos en la primera película y los que había, esta no. En esta segunda el contraste es muchísimo menor, sino inapreciable. A parte de todo eso, ya de por si EL IMPERIO CONTRAATACA esta mucho mejor como película que LA GUERRA DE LAS GALAXIAS. Hay mucha más acción, es más espectacular, los personajes tienen más profundidad, te ríes incluso más que con la primera, y encima esta lo insólito del argumento: No ganan. Los buenos no ganan en esta película. El título lo dice: EL IMPERIO CONTRAATACA. Los rebeldes son derrotados en Hoth y tienen que salir corriendo; fracasan en el intento de salvar a Solo y no pueden evitar que Boba Fett se lo lleve, y para colmo, al final todo da un giro asombroso cuando Vader le dice a Luke quién es en realidad. Dejando al apaleado Luke hecho polvo.

Por eso los cambios introducidos son bastante menores. No eran necesarios. Cabe destacar una notable cantidad de imágenes de la Ciudad de las Nubes, incluso metidas en escenas ya conocidas, una nueva escena de la nave de Boba Fett cuando este comienza a seguir al Halcón por el espacio, y una curiosa escena donde Vader llega al Superdestructor Ejecutor a bordo de una lanzadera. Creo que no me equivoco si digo que esa escena es la misma que sale al principio de EL RETORNO DEL JEDI, cuando Vader llega a la Estrella de la Muerte-II, pero rodada desde otra cámara. Cosa extraña, porque era bien fácil de rodar una escena nueva, ya que no es necesaria la presencia de actores. También llama la atención un cambio que hay de frase cuando Vader, después de que Luke se escapa, va andando por los pasillos de la Ciudad de las Nubes y ordena que le traigan su nave. Antes, decía "Traed mi nave". Sin embargo, ahora dice otra cosa, algo de que la traigan su nave o lanzadera para ir al destructor estelar. Una frase diferente. Lo mejor es que el doblaje lo ha realizado el mismo Constantino Romero. Resulta que al final si que han podido contar con los mismos dobladores originales, así que se podría haber doblado toda nueva, por el tema del sonido, con las mismas voces.

La película como tal es espléndida. Con o sin los cambios, da igual. No le hace justicia a esta película verla por televisión. La majestuosidad de los destructores Imperiales, la persecución en el campo de asteroides, no tiene comparación ver todo eso en una enorme pantalla. Hay grandiosos momentos: La primera aparición de la armada Imperial, al son de la genial Marcha Imperial de John Willians, la salida del hiperespacio de los Imperiales, con el enorme y monstruoso Superdestructor llenando, y saliéndose, de la pantalla, la batalla con los AT-AT. Nuevos personajes como Yoda, Lando o Boba Fett. Darth Vader aparece más implacable y mortífero que nunca, rodeado de temerosos y aterrorizados lacayos que tiemblan de terror. Aunque sólo veo una sola persona que no le tiene miedo y que le trata de tu a tu: Boba Fett. El desenlace es memorable, con un Luke derrotado, que ha pagado cara su arrogancia, su creencia de que podía ganar a Vader, y este ofreciéndole la mano, pidiéndole que se una a él. Algo que cinco minutos antes nadie hubiera creído posible. Vader, que en las casi dos horas antes de película había mostrado todo su poder y maldad, se convierte en algo todavía mucho más complejo. Al final, un Darth Vader pensativo mira al firmamento, como no pudiendo creer que han escapado, que su hijo ha escapado. Dando muestras, de una forma muy sutil, de que algo se ha movido en el lado oscuro. Con esta peli te lo pasas bomba...

© Jesús Martín, (651 palabras) Créditos