UN MUNDO FELIZ
UN MUNDO FELIZ Aldous Huxley
Título original: Brave New World
Año de publicación: 1932
Editorial: Plaza & Janés
Colección: Ave Fénix nº 185
Traducción: Ramón Hernandez
Edición: 1985
ISBN:
Precio: 5,34 EUR

Cuando UN MUNDO FELIZ (A BRAVE NEW WORLD, 1932) fue publicada; su autor, Aldous Huxley (1894-1963) tenía una reputación ganada entre la comunidad literaria del Reino Unido. Huxley principiaría su labor creativa seducido por el encanto de la poesía (su primer libro, THE BURNING WHEEL, 1916, nunca traducido al español, es una colección de poemas) Sin embargo, pronto los menesteres del periodismo cultural terminarían decantando sus desvelos hacia los campos del ensayo y la novela. La alegre década de los años veinte le brindaría el contexto para ubicar la acción de sus novelas primigenias (LOS ESCÁNDALOS DE CROME, 1921; DANZA DE SÁTIROS, 1923; y CONTRAPUNTO, 1928) En las páginas de estos libros Huxley revelaría una estimable capacidad para la sátira y la reflexión, características bastante usuales entre los escritores anglosajones.

UN MUNDO FELIZ, la cuarta novela compuesta por el autor, se encuadra en la tradición de las narraciones utopistas; sin embargo, y de alli la paradoja del título, Huxley plasma una realidad en la cual la felicidad se deriva de una parafernalia científica concebida para ahuyentar las tribulaciones de una masa ciudadana organizada según un sistema de castas regulado genéticamente.

En efecto, el texto de Huxley, constituye una acerba crítica contra el cientificismo considerado como la panacea del pleno desarrollo. En lugar de esto el libro vislumbra el oscuro advenimiento de una utopía malsana que cancela el universo emocional de los individuos en aras de una arcádica estabilidad que conserve el bienestar alcanzado por la comunidad.

La contraparte de esta sociedad atrapada en la burbuja de la lujuria y el consumismo, representado por personajes tan neuróticos como Bernard Marx y Lenina Crowne, es la Reserva para Salvajes de Malpaís. De ese apartado lugar proviene John, el Salvaje, un individuo semiculto moldeado según los cánones de las culturas más primitivas. Buena parte de la novela registra las patéticas reacciones que a John le inspira la pervertida idiosincracia de una civilización adicta a la disipación extrema.

Hacia el final, John, incapaz de soportar la distorsión de los valores que lo habían formado, se autoelimina ante la cándida mirada de los pueriles ciudadanos de aquel mundo.

Las claves de lectura de esta fábula premonitoria nos remite a desconfiar de los logros de la revolución científico-técnica como base de un progreso ilimitado para la especie humana.

© Ruben Mesias Cornejo, (384 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Ciencia Ficción Perú

Decir que la novela vale la pena, sobre todo si la has comprado en VIPs por 295 pts. Toda una oferta. La unica pega es la posible traducción en México, aunque no he notado nada raro, excepto un par de expresiones.

Aunque las comparaciones son odiosas, siento decir que me hizo pensar mucho en 1984, mientras la leía. A medida que avanzaba esas similitudes se iban perdiendo. El personaje que no esta contento con la sociedad en la que le ha tocado vivir, nadie o casi nadie le comprende, La supresión del pasado y todo lo que lo represente, como la literatura, etc.....

La gran diferencia con la novela de Orwell, es que mientras esta tiene mucha mayor imaginación en el mundo que nos describe, se queda mucho mas corta en la trama que nos mete en la novela, bastante mas insulsa. todo el mérito en la novela es de hacernos creer que ese mundo es posible, lleno de ideas que incluso ahora 65 años despues me parecen innovadoras. Hipnopedia, droga legalizada, o mas aun, obligatoria, Ingenieria genetica, La casi igualdad de la mujer en la sociedad... increible. La otra gran diferencia es que el mundo de Huxley es un mundo Feliz.

Nos propone un mundo con ideas comunistas, en las que el individuo no vale absolutamente nada, las sensaciones están suprimidas, la libertas sexual se desarrolla desde los primeros años de vida, los niños no tienen madre, y son educados por el Estado.

Pero lo mas importante, y la idea principal es la de que todo el mundo es feliz, pero ¿es necesario alienarse por ser feliz? ¿Es una meta que todo lo merece?. En palabras de un personaje del libro; No, yo no quiero confort, Yo quiero a Dios, quiero la poesia, quiero el verdadero peligro, quiero la libertad, quiero la bondad, quiero el pecado. Es una elección, si se quiere se feliz se tiene que vivir en una sociedad clasista y estable, en la que uno sea controlado desde que nace, condicionado, a ser feliz viviendo la vida que le va a tocar vivir.

¿Se es mas feliz al estar condicionado a no desear cosas que no podemos tener que al desearlas y no poder siempre conseguirlas? Evidentemente si, pero ¿Merece la pena?

© Alberto Sempere Blanco, (376 palabras) Créditos