EL SECRETO DE MASTON
EL SECRETO DE MASTON Julio Verne
Título original: ---
Año de publicación: 1918
Editorial: Ramón Sopena S. A.
Colección: Bibloteca Sopena nº 432
Traducción: ---
Edición: 1975
ISBN:
Precio: 0,60 EUR

La moda (o necesidad pecuniaria) de continuar las aventuras de los héroes afortunados (aunque la fortuna haya que buscarla en la cartera del escritor) no es sólo un fenómeno de estos tiempos que corren en los que las trilogías, tetralogías, pentalogías y enealogías acaban aburriendo al aficionado más recalcitrante.

Ya el mismísimo Julio Verne utilizó el recurso de retomar líneas argumentales y personajes para paliar los descensos de ventas o, me temo que es este caso, disimular en lo posible la inevitable perdida de facultades que el agotamiento y la enfermedad iban provocando en él.

En EL SECRETO DE MATSON nos encontramos de nuevo a los audaces protagonistas de DE LA TIERRA A LA LUNA, embarcados esta vez en un proyecto más peregrino aún que esa aventura espacial.

Esta vez tratan de aprovechar de una oscura operación especulativa y un no menos loco plan geofísico, para hacerse nada menos que con la propiedad de las tierras sumergidas bajo el Polo Norte. Por fortuna para la humanidad ni una ni otra cosa sale bien, y los héroes de DE LA TIERRA A LA LUNA quedan sumergidos ellos mismos en el más absoluto de los ridículos.

EL SECRETO DE MATSON era para mi una de esas novelas de Verne completamente desconocidas hasta que no la encontré revolviendo en los saldos de Simago. Y no puedo decir que sea una de sus novelas más afortunadas. Apenas hay intriga por saber que o como ocurrirán las cosas, el incidente que provoca el fracaso del plan de los miembros del Gun Club es tan obvio como previsible, en muchas ocasiones Verne se pierde en datos geográficos y físicos que hacen la narración farragosa y nada ágil y los personajes, aunque arrojados e ingeniosos, son meras caricaturas de lo que deberían ser.

Sin embargo se agradece el tratamiento humorístico, incluso irónico a veces que da Verne a toda la novela, y que hace que el lector tampoco se la pueda tomar muy en serio.

En definitiva, me temo que esta es una de la últimas novelas de Verne, escrita cuando ya estaba en plena decadencia literaria.

Pero esto es pura especulación que no puedo confirmar porque sencillamente no sé ni cuando la escribió ni en que estado se encontraba cuando lo hizo. Simplemente comparándola con DE LA TIERRA A LA LUNA basta para darse cuenta de que no era el mismo Verne.

Un detalle curioso es la traducción. La única forma de datarla es sabiendo cuando el dólar estaba a cinco pesetas (tiempo ha) y aunque mi francés es sólo un poco mejor que mi inglés si puedo decir que es demasiado literal (por ejemplo abusa del artículo ante los nombres de las naciones; LA Francia, LA Gran Bretaña, LA Suecia, LA Rusia, normal en francés pero no en español) La lástima es que la edición no aporta ninguna información sobre este u otros datos, ni traductor ni título original, ni año de primera publicación, ni algún dato biográfico, nada. De no ser por los depósitos legales y el ISBN parecería una edición pirata.

© Franciso José Súñer Iglesias, (508 palabras) Créditos