QUERIDO JOHN
QUERIDO JOHN Nicholas Sparks
Título original: Dear John
Año de publicación: 2006
Editorial: Roca Editorial
Colección: ---
Traducción: Iolanda Rabascall García
Edición: enero 2010
Páginas: 318
ISBN:
Precio: 20 EUR

Dedicado a ti... ¿A quién si no?

Antonio.

QUERIDO JOHN, recientemente llevada al cine con gran éxito, es otro de esos especiales relatos de amor a que nos tiene acostumbrados ese gran novelista americano que es Nicholas Sparks. En esta ocasión, nos narra la historia de John Tyree y Savannah Lynn Curtis, una pareja que vivirá un romance intenso, único, que no acabará de cristalizar en matrimonio debido a las circunstancias, tanto personales como profesionales, en las que se desarrollan las vidas de ambos.

John es pobre y vive con su padre, un hombre extraño cuyo único interés en esta vida parece ser su colección de monedas. Su madre les abandonó siendo él muy pequeño, y desde entonces, han vivido solos. La relación entre ambos es muy frágil. Apenas existe comunicación entre ellos. John intenta por todos los medios a su alcance acercarse a su padre, pero la esquiva reacción de éste le convence de que jamás lograrán mantener una relación normal de padre e hijo. Harto de una vida sin alicientes, John emprende una huida hacia delante, alistándose en el Ejército. Durante uno de sus permisos, que pasa en su ciudad natal, conoce a Savannah y se enamora perdidamente de ella. La muchacha, de buena familia y exquisita educación, se siente irresistiblemente atraída por ese en apariencia brusco soldado, que oculta bajo su aspecto duro y combativo una extraordinaria sensibilidad. El amor entre ellos aumenta con cada nueva cita, y el más beneficiado por la relación es él, pues Savannah no sólo le ayudará a comprender cuáles son las cosas realmente importantes de la vida, sino también a entender el extraño comportamiento de su padre, lo que se traducirá en un mayor acercamiento de John a éste.

Como todos los enamorados, Savannah y John hacen planes y se juran amor eterno. Él está dispuesto a licenciarse del ejército y regresar a la vida civil para poder estar junto a ella. Por su parte, Savannah, que siempre ha tenido acusadas inquietudes sociales, quiere dedicar su vida a ayudar a los chicos con problemas de autismo. Para John, esta increíble mujer es como un ángel descendido del Cielo. Savannah posee unos valores casi insólitos en la juventud moderna, lo que la hace mucho más atractiva a ojos de nuestro protagonista. Religiosa sin caer nunca en la beatería, los valores y principios que respeta y observa son tan sencillos y honestos como ella misma. Sus ideas sobre el sexo, el consumo de alcohol y la educación sorprenden agradablemente a John, que está convencido de hallarse ante la mujer perfecta. El rudo soldado cubierto de tatuajes es como un romántico Romeo cuando está con ella, lo que acaba de convencerle para poner fin a su carrera militar y pasar el resto de su vida con esa fabulosa chica. Pero una serie de dramáticos acontecimientos, entre los que destaca el salvaje atentado terrorista del 11 de septiembre de 2001, impedirán que la historia tenga un final feliz. O, al menos, lo que tradicionalmente se considera como tal.

QUERIDO JOHN, como EL CUADERNO DE NOAH, es un canto al amor puro y verdadero, que suele manifestarse a veces en forma de sacrificio. En esta ocasión, el protagonista masculino sacrifica su amor en aras de su deber para con su patria, ya que tras la salvajada de las Torres Gemelas decide renovar su contrato con el Ejército, porque no se ve capaz de abandonar a sus hombres en tan terribles momentos. La relación con Savannah, que había empezado a entibiarse a consecuencia de la enorme distancia que los separa —él está destinado en Alemania— concluye cuando ella le confiesa por carta que se ha enamorado de otro hombre. John cae en una depresión que sólo logra superar gracias a su labor en las Fuerzas Armadas estadounidenses y a su gran fuerza de voluntad. Durante un permiso, se reencuentra con su amada, ya casada, que está pasando por unos momentos terribles, pues su marido, Tim Weddon, padece un melanoma que amenaza con llevarle a la tumba. John, que acaba de perder a su padre, sigue profundamente enamorado de Savannah, aunque comprende que su ocasión ha pasado. No obstante, y en recuerdo del amor que se profesaron, John buscará la manera de ayudar a Savannah en esos momentos terribles.

Con su habitual maestría y buen hacer, Sparks va desgranando los pormenores de la relación entre John y Savannah, logrando conmover al lector con cada pasaje de la novela. Dos cosas destacan por encima de todo: la lograda creación de Savannah, uno de los personajes femeninos mejor perfilados que se puedan encontrar en una obra romántica, y el profundo respeto que Sparks demuestra hacia aquellos que dedican sus vidas a servir a su país en las Fuerzas Armadas, magníficamente representados por el personaje de John Tyree. Lo mejor de todo el relato es la integridad de los protagonistas, sobre todo la de él, que ama y desea a Savannah, pero que es capaz de compartir la cama con ella sólo para dormir, sin intentar ni por asomo que la joven le conceda algo más sin estar preparada para ello.

El final de la novela fue alterado en la versión cinematográfica, que el autor de este texto todavía no ha visto, por lo que no puede juzgar si el cambio ha sido para mejor o para peor. Pero lo que sí puede afirmar es que el final de la novela es romántico, convincente y un tanto trágico a un tiempo, coronando una de las mejores obras de la literatura romántica contemporánea. Puede que Nicholas Sparks no pase a la historia como un gran literato, pero no cabe duda de que nos encontramos ante uno de los novelistas mejor dotados para narrar historias de amor sencillas y emotivas, que enganchan al lector desde la primera frase y hacen casi imposible dejar la lectura hasta su siempre sorprendente y conmovedor final.

© Antonio Quintana Carrandi, (979 palabras) Créditos