EL PERSONAJE EN EL CINE: DEL PAPEL A LA PANTALLA
EL PERSONAJE EN EL CINE: DEL PAPEL A LA PANTALLA Pedro Sangro Colón, Miguel Ángel Huerta Floriano
Título original: ---
Año de publicación: 2007
Editorial: Calamar Ediciones
Colección: Cine
Traducción: ---
Edición: 2007
Páginas: 286
ISBN:
Precio: 15 EUR

De siempre se ha dicho que si el malo de una historia es bueno, la historia será, casi con toda seguridad, buena.

Dicho así resulta ser una sarta de ambigüedades y chascarrillos pobres. Lo que se quiere decir es que si el oponente del protagonista o personaje negativo (no tiene porque ser necesariamente malvado) de una narración está construido con habilidad y solidez, sus motivaciones son igual de sólidas y a ser posible sórdidas, y su carácter es firme y poderoso, el protagonista tendrá la posibilidad de desarrollar plenamente su propias cualidades y con ello, y fiándonos de que el narrador (escritor, guionista, director, cuentacuentos, la tía Paquita...) es competente, el resultado final será una gran historia, independientemente incluso de que el argumento sea más o menos interesante, hasta el punto de que en muchas es el malo quien lleva el peso de la historia, hasta el punto de que en ocasiones se opta por descartar el rol de bueno para llegar el relato con una ristra de víctimas a medida.

EL PERSONAJE EN EL CINE trata de los métodos y dificultades que surgen para construir no sólo estos tipos, sino toda la población de una película, desde su protagonista principal hasta el último de los figurantes.

El libro está compuesto por algo más de una docena de artículos de diferentes autores y dividido en dos partes, una primera más personal, en la que los autores aportan su punto de vista acerca de la construcción del personaje, y una segunda, más analítica, en la que se recorren personajes y directores arquetípicos de la historia del cine.

Más que didáctico, el libro es una sucesión de experiencias personales sobre como se enfocan la construcción y desarrollo de los personajes. En ese sentido también resulta muy irregular en lo que respecta al tono y estilo, no es lo mismo un ensayista con resabios académicos, que un cómico de la legua, que un guionista ingenioso. Cada cual, dentro de su área específica, expone sus conocimientos, teorías, métodos y vivencias, finalmente el libro, por acumulación de puntos de vista, termina convertido en una buena referencia acerca del personaje en los medios audiovisuales.

© Francisco José Súñer Iglesias, (358 palabras) Créditos