LA PRIMERA CRÓNICA
LA PRIMERA CRÓNICA Glen Cook
Título original: The first Chronicle
Año de publicación: 1984
Editorial: La Factoría de Ideas
Colección: Solaris Fantasía nº 13, La Compañía Negra 1
Traducción: Domingo Santos
Edición: 2001
Páginas: 293
ISBN:
Precio: 8, 98 EUR
Comentarios de: Manuel Nicolás Cuadrado

Los feligreses de la fantastic-opera están de enhorabuena. Las aventuras y desventuras de La Compañía Negra nos llegan con mucho retraso pero con buenas noticias.

Si están acostumbrados a la típica historia del bien contra el mal, olvídense del tema. En este mundo fantástico todos son malos y la única solución es aliarse con el más fuerte para sobrevivir.

Los elfos, enanos, bellas princesas y paisajes idílicos han sido exterminados por las fuerzas del mal. Lo que ocurre es que el mal está dividido en dos, una parte femenina y la otra masculina. La femenina domina el contubernio con sus Tomados, que no son sino humanos poseídos y controlados por ella. La parte masculina está prisionera y lucha por salir para tomar el mando. La guerra es inminente.

La Compañía Negra es una antigua orden guerrera degenerada por el tiempo y los combates. Solo queda un deslavazado grupo de mercenarios que se vende al mejor postor según les convenga. Ni siquiera tienen nombres propios. Según son aceptados en la compañía (el proceso de selección está muy relajado debido a la falta de personal) se les pone un mote o seudónimo y a marchar. Rizos, Un-Ojo, Silencioso, Tam-Tam, Compasión y Matasanos son algunos de los miembros de este desastrado ejército. Este último es el cronista oficial, médico titular y típico antihéroe de la compañía, que se esfuerza (sin mucho éxito aparente) en conseguir que no se le muera toda la tropa.

Los Tomados (Cuello torcido, Cambiaformas, El renco y Atrapaalmas) están en guerra con un sublevado grupo de rebeldes. Pero los Tomados son malvados por naturaleza y no dudarán en traicionarse entre sí para sacar algún provecho. Atrapaalmas recluta a La Compañía Negra para que participe en un conflicto bélico que más bien es un caos desorganizado de conjuras, intrigas y luchas en donde en más de una ocasión no se sabe quién combate contra quién, ni porqué.

Glen Cook nos hace un compendio de aventura, ironía, humor y homenaje de la novela fantástica. Carece de pretensiones y en muchas ocasiones pone en duda los fundamentos de este género, que en mi opinión creía exhausto de ideas y marchito en contenidos. Muy bien.

Sugerencias: Tiemblo solo de pensar que estamos ante una trilogía que se puede agotar en su propia extensión. Picaré y me compraré la segunda parte. Ya veremos que ocurre.

En mi tabla mágica de los cinco elementos: Inteligencia (I), Curiosidad (C), Lenguaje (L), Imaginación (II) y trato de lo desconocido (D), la puntuación es:

LA PRIMERA CRÓNICA: I (7), C (8), L (7), II (8), D(6).

© Manuel Nicolás Cuadrado, (432 palabras) Créditos