El señor de los anillos, 1
LA COMUNIDAD DEL ANILLO
EL SEÑOR DE LOS ANILLOS 1<br>LA COMUNIDAD DEL ANILLO EE.UU. 2001
Título original: Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring
Dirección: Peter Jackson
Guión: Philippa Boyens, Peter Jackson, Stephen Sinclair, Frances Walsh
Producción: Peter Jackson, Barrie M. Osborne, Tim Sanders
Música: Howard Shore
Fotografía: Andrew Lesnie
Duración: 178 min.
IMDb:
Reparto: Viggo Mortensen (Aragorn); Christopher Lee (Saruman); Billy Boyd (Peregrin Tuk); Liv Tyler (Arwen); Cate Blanchett (Galadriel); Sean Bean (Boromir); Dominic Monaghan (Meriadoc Brandigamo); Orlando Bloom (Legolas); John Rhys-Davies (Gimli); Elijah Wood (Frodo Bolsón); Sean Astin (Sam Gamyi); Ian Holm (Bilbo Bolsón); Ian McKellen (Gandalf)

Últimamente ver películas de género es francamente difícil sobre todo si vienen avaladas por una publicidad apabullante. Y es difícil porque todo el mundo quiere ver estas películas nada mas estrenarse. Yo pude verla el domingo en la sesión matinal que es mas baratita, lo mismo que me hice con HARRY POTTER. El día 23 a las 12 de la mañana no esperaba que hubiese tanto público, aunque debería haberlo esperado. La ya comentada publicidad hace mucho, muchísimo por una película o cualquier producto. El día anterior en una librería en la que entré, no menos de tres personas preguntaron por el libro de Tolkien lo que demuestra que la televisión hace milagros, cosa que por otra parte ya sabíamos.

Pero vayamos con la película que es de lo que se trata.

Hace muchos años me tragué el libro de Tolkien en la edición del Círculo de lectores y he de confesar que apenas recordaba nada del libro. Por supuesto recordaba a Gandalf a Frodo y la trama general, pero muy pocas cosas específicas. Esto me da pie a decir que cuando no recuerdo cosas de un libro es que este no me ha interesado. Por tanto he empezado a ver la película sin referencias comparativas con el libro y recordando, sin embargo, algo mas del film de Ralph Bakshi de 1978 en dibujos animados (película que me agradó singularmente). De momento, y haciendo un paréntesis, decir que pasaron un avance de EL ATAQUE DE LOS CLONES que me sorprendió agradablemente. Amén de ver la plaza de España de Sevilla con Anakin, Padmé y C3 por allí, me pareció que puede dar mas juego que LA AMENAZA.

Y por fin comenzó EL SEÑOR DE LOS ANILLOS.

Es espectacular. Es apabullante. Es larga, muy larga. Es a veces aburrida y cansada. Tiene en parte un ritmo endiablado y otras veces es tremendamente rígida. Las transiciones no están bien hechas por lo que queda muy desequilibrada. Parece, y sólo digo parece por que como ya he dicho no recuerdo la novela, que el director Peter Jackson (que, entre nosotros, parece un Hobbit) ha seguido muy fielmente las novelas de las tierras medias.

El comienzo es espectacular con el enfrentamiento entre el bien y el mal. Ese ejercito aliado luchando contra los ¿orkos? Y haciendo un movimiento sincronizado al desenfundar las espadas es impresionante. Sin embargo la estética de Saurón es absoluta y literalmente idéntica a la de Onslaugth de los comics Marvel.

A partir de ese momento asistimos a la presentación de personajes ya en el mundo actual, Bilbo, Frodo, Aragorn, Gandalf, Saruman etc.

Es obvio que esta película es introductoria y que su densidad puede ser necesaria, pero cansa un poco. El director ha realizado los tres filmes simultáneamente con lo que tendremos oportunidad de observar una continuidad en el tiempo sin saltos y desapariciones de actores.

El apartado técnico es asombroso. Los FX alucinantes y la técnica para que los hobbits aparezcan pequeñas muy conseguida. Aunque en este apartado diré que existen obvios errores de escala en muchas de las escenas. Los hobitts tienen diferentes tamaños en diferentes planos.

Los actores cumplen justito aunque tampoco se pretende en este tipo de espectáculo de acción ganar oscars ya que los directores suelen incidir en la parte técnica y a los actores que les vayan dando. Gandalf es uno de los personajes mas conseguidos debido, sin duda, a Ian McKellen que ya demostró su maestría en DIOSES Y MONSTRUOS o siendo Magneto en X-MEN. Elijah Wood simplemente pasea su papel de Frodo. Quizás peque excesivamente de sobreactuación con esos ojos de asustado o de estreñido, como bien puntualizó mi hijo nada mas verlo. Destacaría también al enano Grimli interpretado por John Rhys-Davies o al personaje que tiene tal vez mas consistencia con sus dudas y devaneos con el lado oscuro de la fuerza (me suena esto de algo); Boromir que borda Sean Bean (006 en GOLDENYE o el terrorista del IRA Sean Miller en JUEGO DE PATRIOTAS). Y no puedo dejar de mencionar a Ian Holm (fantástico en tamaño) que de androide en ALIEN ya nos asustó y nos divirtió en EL QUINTO ELEMENTO y que hace que Bilbo sea una magnífica contrucción.

En definitiva un film muy largo con interesantísimos logros pero que debido a su extremada duración puede llegar a aburrir. Como es obvio hay que ir a verla sin falta

© Alfonso Merelo, (733 palabras) Créditos

No sé exactamente porque, pero hasta hace pocas semanas, siempre me había negado a leer EL SEÑOR DE LOS ANILLOS. Pero conforme se iba acercando la fecha de estreno de la película, fue creciendo en mi la necesidad de leerlo antes de dicho día. Así que al final me lo compré tres semanas antes, y conseguí acabarlo poco antes del sábado, cuando fui a verlo a un cine lleno hasta la bandera. Me parece que no fue una decisión tan acertada como creía en un principio.

Veréis, fui a ver la película, y según iba avanzando, me encontraba con que iba haciendo saltos en la narración. Esperaba que pasara una cosa y salía otra posterior. Había leído en una entrevista que el director iba consultando el libro según avanzaba el rodaje. Si eso es cierto, ¿Qué ha pasado con el Bosque Viejo, Los Túmulos, o la mitad de lo que pasa en Bree? Cuando llegan a Moria, Sam tiene que despedir al poney que lleva el equipaje de la Compañía. Se ve que le aprecia, pero no se dice de donde viene ese sentimiento, bien claro en la novela.

Hay escenas que están muy resumidas, sobretodo los viajes. En el libro, duran semanas. Aquí, días a lo sumo. Además, entre la despedida de Bilbo y la marcha de Frodo, transcurren treinta años. En la película, parecen semanas, o como mucho, dos o tres meses. Y aquí hay el fallo de que cuando vuelve a aparecer Bilbo, está mucho más viejo que en la fiesta. Y no tiene sentido. En cambio, hay otras partes que siguen fielmente el libro, como la escena de Galádriel, por cierto, es preciosa, y el espejo, el consejo en Rivendell, y la parte final en el Anduin. Por cierto, que me imaginaba la ciudad de los elfos más grande.

Pero dejemos ya lo malo, y vamos a lo bueno, que ya toca. Encontré particularmente impresionante la Batalla del Monte del Destino. Me recordó la Batalla del Cañón de Rourke, durante la guerra Zulú. A un lado, la horda de los indisciplinados orcos con un gigantesco Sauron a la cabeza. Al otro, los ejércitos aliados. Es como una marea estrellándose contra un rompeolas. Y lo mejor, los elfos bajando al unísono esa especie de cimitarras que llevan, como quien siega grano.

Los exteriores están muy bien. La Comarca es tal como me la imaginaba, lo mismo que la fabulosa sala columnada de Moria. Me recordó a la Mezquita de Córboda, aunque naturalmente mucho más alta. ¿Y la torre de Isengard, donde vive Saruman el de los muchos colores, con el bosque que la rodea? Tampoco nos podemos olvidar de la Cima de los Vientos, aunque me la imaginaba más en ruinas. Además, cuando entran en ella los nâzgul con las espadas en alto, tenía ganas de alejarme de ellos.

Sobre los personajes, mi preferido es Elrond. El hecho de ser medio humano, le confiere una tristeza que no muestran los elfos, como se ve en el caso de Celéborn, tan frío y lejano. Tenía miedo que la aparición de la hija del primera me molestara. Pero no lo hace nada mal. Está bien oírla hablar en élfico. Por otra parte, los gustos culinarios de los hobbits están muy bien retratados, en el momento en que Pippin hace una enumeración de las comidas diarias, y cuando encienden una hoguera para hacerse la cena, olvidándose de que pueden verles.

Áragorn, con una gran nobleza, y Gimli, el enano típico, tozudo y valiente, son tal como me los imaginaba. Me esperaba a Légolas un poco más estirado y presumido, como corresponde a cualquier elfo que se precie. Finalmente, tenemos Bóromir. ¿Qué se podría decir del hijo del senescal de Gondor? Es un personaje que me cae muy bien. Cree que lo hace todo por el bien de su país, y nunca sospecha que el Anillo Único lo está manipulando. Me recuerda al emperador centauri Mollari II.

Hablemos ahora de los dos protagonistas, Frodo y Gandalf. Aquí, de nuevo hay cosas que en el libro se ven mucho más claro, sobretodo para el mago. Es un personaje que engaña mucho. Aunque solo parezca una persona mayor que solo desea pasar un buen rato con sus amigos, hay mucho detrás de la fachada, y es realmente muy poderoso. Decídselo sino a cierto balrog, otro bichejo que también impresiona. Frodo es todo lo que se espera de él, y aún más. Aunque es el Portador, prácticamente no experimenta cambios en su comportamiento. Al contrario, demuestra una valentía y una determinación inauditos entre los hobbits.

El último punto que me falta por comentar es la música. Howard Shore, con la ayuda de Enya, ha realizado un trabajo excelente, y todas las sintonías se acoplan perfectamente a la escena durante las que se escuchan. Tengo a mi lado la banda sonora, y por ejemplo, cuando escuchó la pieza A knife in the dark, me acuerdo de los nâzgul avanzando hacia los hobbits con las espadas levantadas.

Como conclusión, que me ha gustado mucho, aunque hay cosas que creo que se pueden mejorar. Eso si, creo que los espectros del anillo no son una de esas. Hay gente que dice que es muy larga. Pues no estoy de acuerdo. Pienso incluso que podría tener más metraje. Tendremos que esperar a la edición en DVD para verlo. Porque existe. He visto imágenes de la barca de cisne de la dama Galádriel, que al final se han eliminado.

© Carles Quintana i Fernàndez, (911 palabras) Créditos