LOS SIN NOMBRE
LOS SIN NOMBRE España, 1999
Título original: Los sin nombre
Dirección: Jaume Balagueró
Guión: Jaume Balagueró
Producción: julio Fernández, Joan Ginard
Música: Carles Casas
Fotografía: Xavi Giménez
Duración: 102 min.
IMDb:
Reparto: Emma Vilarasau (Claudia); Karra Elejalde (Massera); Tristán Ulloa (Quiroga); Pep Tosar (Toni); Jordi Dauder (Forense); Toni Sevilla (Franco); Carlos Lasarte (Santini); Sebastián Sellent (Director); Jessica del Pozo (Ángela); Brendan Price (Marc); Nuria Cano (Policía)
Comentarios de: Ricardo Barriopedro

Ya era tiempo. Una película española de terror con calidad ha aparecido por las pantallas de los cines, de la mano de un auténtico aficionado al género de terror: Jaume Balagueró (editor del fanzine Zineshock que apuntaba maneras con sus cortos). Si ahora mismo me preguntaran por una película de terror made in Spain, no siendo de tipo psicológico (véase TESIS y ABRE LOS OJOS de Amenabar), no recordaría ninguna que haya sido tan bien realizada, cuidada en todos sus aspectos y sobre todo que tan bien nos transmita el significado de la palabra horror.

El filme de Jaume te atrapa desde el comienzo con una escena inicial impactante, muy bien mezclada con los títulos iniciales de crédito, que te deja prendado y meditativo (gracias a la pausa con una parte de los créditos) sobre el primer hecho acaecido. La fotografía y música son soberbias, siendo una de las principales valedoras de que sigas con atención todo el desarrollo del filme sin perder un ápice de interés. Al que le unimos la dirección de Balagueró, formando todo un conjunto que es capaz de transmitirnos una sensación inquietante, desasosegante, lúgubre y aterradora sin aburrirnos y evitando los golpes de efecto (tan frecuentes en las últimas oleadas del género, principalmente las enfocadas a publico adolescente).

El buen conjunto del filme podía haberse ido al traste con los actores, pero no ocurre así, estando acertados y sintiendo los papeles en sus carnes, destacando en esta faceta la madre de la hija (Emma Vilarasau) con una actuación muy lograda. Los efectos especiales tampoco son una maravilla de la técnica, pero a esta película no le hacia falta que fueran abultados sino que los pocos que hay estén conseguidos, y lo están.

La historia esta bien llevada, no es muy enrevesada, sencilla mas bien y con un argumento rico y embriagador que nos va sumergiendo poco a poco en los misterios que rodean a LOS SIN NOMBRE. No voy a profundizar mas en el argumento, lo dejo para el espectador que desea contemplar con sus ojos esta intrigante historia, hay escenas que merece la pena recordar como: la ultima escena tan bien llevada y desconcertante con ese..., la esplendorosa salida de la oscuridad de los integrantes del maléfico grupo y su pasmosa facilidad para dirigirse a su objetivo sin pestañear, ojito las interrupciones videoflashback y su sonido vibrante (nunca había visto una cosa parecida), etc... Por poner alguna pega, tal vez podría haberse dado mas jugo a la historia profundizando mas en los interiores de LOS SIN NOMBRE o de ciertos personajes secundarios, pero tampoco hace tanta falta, el resultado es bueno (muy bueno), el interés constante y no hay altibajos (no hay ni concesión para el mas mínimo chiste que te pueda alejar de la atmósfera del filme).

A ver si aprenden algunos de como se puede hacer una buena peli del género con poco dinero, una buena historia, una buenísima ambientación enderezada con una escalofriante música y sobre todo poniéndole muchas ganas para intentar suplir la falta de medios. El largo de Balagueró logra un resultado magnífico, sin llegar a ser una obra maestra del género, con unas características muy interesantes que apuntan muy alto para los próximos trabajos de este director novel. Esperemos que cunda el buen hacer y se siente la base para que nos lleguen nuevas pelis fantásticas, lo crean o no los productores hay gente que esta harta de ver chorras comedias sin ninguna gracia o la ultima del Pedro Almodovar, los iberofriquis estamos deseando ver cine patrio fantaterrorifico de calidad.

© Ricardo Barriopedro, (592 palabras) (Área de Ci-Fi de Fido) Créditos