LA SAGA DEL MUNDODISCO (2)

Terry Pratchett

RECHICERO ¡GUARDIAS! ¿GUARDIAS? PIRÓMIDES BRUJERÍAS
Título original Sourcery Guards! Guards! Pyramid´s Wyrd Sisters
Publicación Original 1988 1989 1989 1988
Editorial Plaza & Janés Plaza & Janés Plaza & Janés Plaza & Janés
Colección Jet 342/5 Jet 342/6 Jet 342/7 Jet 342/8
Traducción Cristina Macía Cristina Macía Cristina Macía Cristina Macía
Edición Junio de 1999 Junio de 1999 Junio de 1999 Junio de 1999
Páginas 308 248 394 324
ISBN

Terry Pratchett tiene un problema fundamental, y es que cuando no está inspirado se repite más que la morcilla de cebolla y puede llegar a ser insoportable. Incluso estando inspirado tiende a repetir los mismos chistes, los mismos trucos y francamente, cansa.

Pero antes de hablar de los tics de Pratchett es necesario señalar que estas cuatro nuevas entregas de la Saga del Mundodisco han tenido una edición que va más allá de lo desastroso. En primer lugar, alguna mente brillante dentro de Plaza & Janés decidió cambiar por su cuenta y riesgo de planeta y universo y se quedó tan ancho rebautizando el Mundodisco como ¡Mundovisión!

Esto afecta al prestigio de Plaza & Janés, y si la cosa se hubiera quedado ahí no se yo si tendría un pase, pero como al cabo no afectaba al contenido, siempre nos hubiéramos acordado de la anécdota como de una soberana metedura de pata de la editorial. Pero los ávidos lectores se encontraron durante la lectura de RECHICERO con que algún duende maligno de la imprenta se las había apañado para robar una buena cantidad de páginas, la indignación subió de tono y lo que de principio paracía un simple despiste se convirtió en una chapuza de enormes dimensiones.

Como la pifia era tangible, librerías y grandes superficies aceptaron hasta la última devolución, y Plaza & Janés tuvo que repetir la impresión de RECHICERO. Sin embargo, el desinformado infiltrado en la editorial insistiendo con una tenacidad digna de admiración, volvía a repetir con toda nitidez la palabra Mundovisión en la contraportada de la reimpresión.

Después de sufrir una reforma en el piso, la informalidad de proveedores y montadores y comprobar que aventuras como la relatada son moneda común, no tengo más remedio que admitir que vivimos en un país de negligentes y chapuzas, y que parece que no hay empresa que se libre de la desidia y la mala gestión.

Pero estas son cuestiones de forma, intranscendentes una vez que tenemos el contenido disponible y perfectamente legible, entonces es cuando se comprueba que Pratchett tiene una técnica y unos modos muy definidos, y de ahí no se sale. Hace bien, al fin y al cabo no hay nada peor que no saber a que se va a enfrentar el lector cada vez que echa mano de las sucesivas obras de un autor, pero es que en el caso de Pratchett puede ocurrir que la misma forma de escribir le lleve a producir obras tan malas y aburridas como RECHICERO o verdaderas genialidades como ¡GUARDIAS! ¿GUADIAS? (o PIRÓMIDES, o BRUJERÍAS)

¿Qué diferencian una de otras? Desde luego que la originalidad. Mientras RECHICERO da una nueva vuelta de tuerca a las cuitas de un personaje tan poco logrado como es el mago Rincewind (¿qué clase de protagonista puede ser este individuo si un cofre andarín y un orangután ilustrado crean más expectación) los guardias de ¡GUARDIAS! ¿GUARDIAS? una pandilla de personajes tan míseros y ruines como el mismo Rincewind son capaces de mantener el interés por si mismos, sin ayuda de nadie más.

Es una simple cuestión de crear un personaje que funciona o que simplemente pulula por la novela. Los actos de Rincewind nunca son coherentes con su personalidad novelística, y eso penaliza mucho la empatía que el personaje produce. Yaya Ceravieja o el Bibliotecario hacen y dicen lo que se espera de ellos. O no, pero en ningún caso se traicionan a si mismos. Entre tanto, Rincewind no hace más que repetir que evitando hacer esto o lo otro ha logrado sobrevivir hasta el momento, para en la página siguiente hacerlo... y seguir medrando. Me cae mal Rincewind, que le voy a hacer.

Así, RECHICERO resulta ser, con diferencia, el más flojo de estos nuevos cuatro volúmenes del Mundodisco en la edición de Plaza & Janés, y lo salvo de la quema, cosas de la vida, gracias al Equipaje y al Bibliotecario. ¡GUARDIAS! ¿GUARDIAS? una inspirada historia de dragones y dragoneros le supera con mucho, siendo quizá el mejor de ellos, mientras que PIRÓMIDES, probablemente el más original, y BRUJERÍAS, con la mala uva que destila cada aparición de Yaya Ceravieja, están a un nivel sobresaliente.

En fin, que a pesar de las pifias editoriales y su calidad irregular, cuatro libros dignos de tener muy en cuenta.

© Francisco José Súñer Iglesias, (711 palabras) Créditos