Apócrifos irreverentes, 11
LA TENTACIÓN ORIGINAL
por José Carlos Canalda

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.

Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer:

Ya es primavera en el Corte Francés.

Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos.

© José Carlos Canalda,
(112 palabras) Créditos