Burocracia celestial, 18
INFILTRADO EN TIEMPO DE CUARESMA
por Manuel Nicolás Cuadrado

I

Tablón de anuncios. Publicación de pensamientos celestiales nº: 3.965.584.945, boletín 2.654.874, pág 325. BOP (boletín oficial del paraíso) del viernes 24/03/2006, fecha terrenal, San Epigmenio y Catalina de Suecia, abadesa, fecha celestial.

Ministerio de Interior

Se hace saber que, según los mandamientos de la Santa Madre Iglesia, hay que abstenerse de comer carne, huevos y lacticinios durante todos los viernes correspondientes al tiempo litúrgico de la cuaresma, ya sea en territorio mundano o en el divino. Demos ejemplo a los vivos y compartamos su sacrificio. No corramos riesgos innecesarios y cumplamos con el precepto.

Ministerio de Sanidad

Queridas almas. La Consejería de Salud y Alimentación del Paraíso os recomienda encarecidamente que no comáis carne, huevos y lacticinios durante los preceptivos viernes de cuaresma. Las ventajas son evidentes. Estos productos son perjudiciales en exceso. Además engordan.

Ministerio de Consumo

Los alimentos alternativos al consumo de carne y derivados, están regulados en la orden 14/3215. En ella se aconseja una alimentación espiritual sana y variada, perfecta para el mantenimiento de un alma saludable. El consumo de hidromiel no está permitido. Además de pertenecer en exclusiva al Panteón Griego y/o Escandinavo, tiene unos efectos altamente embriagadores a la par que altamente adictivos. No se entienden tampoco como alimentos vegetales ni la marihuana ni el hachís, ni mucho menos la amapola de opio. La ingestión de cerveza y/o bebidas espirituosas no pueden, en ningún caso, ni por su origen ni por su significado gramatical, entenderse como sustitutivos ni alternativas a la prohibición del consumo de carne y derivados en tiempo de cuaresma.

RESTAURANTE PANDEMONIUM

Menú Imperial (todos los viernes)

Primer plato

Estofado de carne con guindilla infernal

ó

Sopa de pollo a la Lucifer

ó

Tortilla de criadillas de demonio en su propio jugo

Segundo plato

Esteak Tartar con guarnición de chorizos

ó

Filét Miñón a las brasas del Hades

ó

Cocretas de solomillo a las finas hierbas con salsa de Satán

+ vino peleón de 97 octanos + pan horneado en nuestras instalaciones + postre sangriento de la casa

¡PRECIOS POPULARES, DEJATE DE ROLLOS Y VENTE AL INFIERNO ESTE VIERNES!

II

Consejo de Ministros del Paraíso. Gabinete de crisis. Ponentes: Sus Ilmas: San Gabriel Arcángel, San Rafael Arcángel, San Miguel Arcángel y San Pablo A secas

San Gabriel: ¡¿Entonces, quien demonios ha sido el cretino?!

San Miguel: Pues son esos mismos malditos demonios del infierno que mencionas, Gabriel, que vuelven a atacarnos. ¡Esto es la guerra total! Creo que con 100.000 efectivos y un bombardeo masivo podríamos......

San Rafael: Tranqui, Miguel, no saques las cosas de quicio. Aún no sabemos que ha ocurrido con exactitud

San Miguel: ¿Cómo que no lo sabemos? Pero si está clarísimo que han sido ellos, los de siempre. Primero acceden a nuestras comunicaciones y envían mensajes para desmoralizarnos. De ahí a la invasión hay un paso. Así que tenemos que anticiparnos y lanzar un ataque preventivo. Y después los invadimos también

San Pablo: Como jefe del servicio secreto, tengo que advertir que aún no estoy seguro de quien ha podido ser realmente. Nuestro infiltrado denota un alto conocimiento de la tecnología al colarse en nuestro boletín oficial y al mismo tiempo (y contradictoriamente) el mensaje en sí es demasiado evidente. Nuestras comunicaciones son prácticamente inviolables, sobre todo para los infernales. Advirtiendo que no puedo asegurarlo al 100% yo diría que ha sido alguien de dentro

San Gabriel: ¿De dentro? Pero eso es imposible. ¿Quién en su sano juicio haría algo así?

San Pablo: ¿Alguien que esté harto del precepto sobre los viernes de cuaresma, por ejemplo?

San Rafael: Eh, Pablo, para el carro. ¿Estás insinuando que mi Ministerio de Sanidad no está siendo persuasivo al respecto? Llevamos casi 2.000 temporadas con campañas de prevención vegetarianas y hasta ahora no había pasado nada

San Pablo: No te sulfures Rafa. En realidad y sinceramente, lo que creo es que estamos ante un simple y vulgar hacker interno. Un hacker que se las da de gracioso

San Gabriel: Pues menuda gracia. Este viernes se nos han pasado 200.000 almas al lado contrario. ¡¿Y como le cuento al jefe que todo ha sido por un gracioso?! Ya me estáis diciendo como arreglamos este follón

San Rafael: Yo voto por mandar abajo a un negociador bien considerado y con talante, por ejemplo, San Pedro, el portero, que....

San Pablo: Sí un talante estupendo, que se lo cuenten al soldado al que cortó una oreja.....

San Rafael: Hombre, estuvo justificado, el soldado se quería apresar al jefe.....

San Miguel: Yo sigo votando por la invasión. Han sido los infernales. Luego no me vengáis con llantos y crujir de dientes

San Gabriel: Bueno, como veo que no os ponéis de acuerdo ni hartos de vino (de misa), para empezar les mandaremos a los 200.000 carnívoros una requisitoria amenazante. Ya veréis como están de vuelta en un pensamiento. Cuando la escapada esté solucionada nos encargaremos del infiltrado, ya verá la gracia que le va a hacer publicar en el periodicucho de la condenación eterna

III

Contestación vía pensamiento oficial desde las instalaciones del restaurante Pandemonium. Recién constituido Comité para el Derecho Carnívoro.

Estimados señores:

Entendemos las terribles consecuencias que nos deparan nuestras recientes acciones. No tenemos nada en contra de los placeres del paraíso, salvo que llevamos 2.000 años comiendo pescadilla hervida y lechuguita sin aliñar (o nada) todos los viernes de cuaresma. Es por ello que aunque aquí hace mucho calor, no se respetan los derechos humanos ni divinos y la gente de por aquí no es precisamente la alegría de la huerta, lo cierto es que la comida es mejor. Es por ello que decidimos, en votación unánime, quedarnos en el infierno.

Un saludo:

Los 200.000 carnívoros

PD: Les sugerimos encarecidamente que dejen de molestar a las almas del paraíso con detenciones ilegales y juicios sin fundamento. El infiltrado que ustedes mencionan es uno de los 200.000. En estos momentos va por la 17ª ración de albóndigas en salsa de lamia y les envía recuerdos.

© Manuel Nicolás Cuadrado,
(983 palabras) Créditos