Apócrifos irreverentes, 5
CONAN EL EXTERMINADOR
por José Carlos Canalda

Tras una lucha épica en la cual estuvo a punto de perder la vida, Conan el Bárbaro logró abatir al monstruoso dragón que desde hacía años tenía aterrorizado al otrora próspero reino de Valuria.

Cuando, exultante de alegría, retornaba a la capital del reino llevando a la grupa, a modo de preciado trofeo, la cabeza cortada de su víctima, poco podía imaginar el altivo guerrero que, en pago a sus servicios, lejos de una recompensa principesca le aguardaba una denuncia del grupo ecologista Paz Multicolor, el cual le acusaba de haber cometido el grave delito, fuertemente penado por las leyes locales, de haber atentado contra la vida de un animal perteneciente a una especie en peligro de extinción.

© José Carlos Canalda,
(118 palabras) Créditos