RISA EN LA OSCURIDAD
RISA EN LA OSCURIDAD Vladimir Nabokov
Título original: Kamera obskura
Año de publicación: 1932
Editorial: Anagrama
Colección: Compactos nº 244
Traducción: Javier Calzada
Edición: 2001
Páginas: 241
ISBN:
Precio: 6, 40 EUR
Comentarios de: Francisco Ontanaya

Albinus es un rico y acomodado crítico de arte, algo entrado en años, de vida sencilla y anodina. Sin embargo, su vida da un vuelco al conocer a Margot, una joven con ambiciones de actriz que trabaja de acomodadora en un cine. Albinus entabla relación con ella, lo que le causa peleas y disputas con su mujer (de la que vive prácticamente separado) y con su familia. Envuelto en este dilema sentimental, Albinus no se da cuenta jamás de las verdaderas intenciones de Margot. Ella aprovecha la fortuna de Albinus para ascender socialmente y alcanzar su deseada condición de actriz; alimenta a Albinus con migajas de estima, mientras planea con su auténtico novio, Alex Rex, el mejor modo de aprovecharse de él. Con una crueldad inusitada, se burlan de su ingenuidad; Alex Rex es presentado como un viejo amigo de Margot, lo que le permite entrar y salir de la casa y hacerle el salto a escondidas.

Sumido en este engaño, Albinus decide hacer un viaje a Francia y el norte de Italia. Alex Rex les acompaña, en condición de chófer; se hospedan en un hotel, en dos habitaciones que se comunican por el cuarto de baño. Margot y Rex siguen engañándole sin que Albinus entienda la causa de las extrañas alteraciones que se producen a su alrededor, los comentarios de gente más despierta que él. Sin embargo, niega una realidad que no quiere ver.

Durante el viaje, crece en Albinus un ardor desconocido en él: un día, a falta de Rex, decide conducir él mismo el coche (es un pésimo conductor) Se va encendiendo conforme recorren las curvas de la carretera... lo que sucede entonces, eleva la humillación de Albinus hasta el límite. El engaño de Margot y Rex se vuelve absolutamente descarado. Finalmente, vencida y derrotada su pretensión de una vida simple y amable, Albinus será consciente de la realidad.

RISA EN LA OSCURIDAD, es, sin ninguna duda, una novela de la crueldad, el encarnizamiento del lobo con el cordero, y de la absoluta impotencia de una mente ingenua. Margot y Rex no son exactamente antagonistas. Cierto, su actitud hacia Albinus carece de misericordia, pero forma parte de una forma de ser y no de su elección. El crítico de arte es en realidad víctima de su propia forma de vida, de su indefensión. Vive en una burbuja de calma que poco a poco va siendo constreñida por la vida real, hasta que ya no cabe en ella y se ve obligado a atravesarla y ver la auténtica versión de la realidad.

Como novela, tiene la capacidad de hundir emocionalmente al lector. Ahora bien, como obra dramática, es una historia genial. La vida cotidiana de Albinus, su relación con la familia, con los conocidos, hacen real un personaje tan inusitado (si nos creemos que realmente no nos rodean cientos de Albinus). La forma de transmitir su propia visión de lo que le ocurre, completamente quijotesca, hace que el lector comprenda con impotencia la imposibilidad del protagonista de escapar a esa mentira. Margot es esa Dulcinea, en realidad una ruda campesina; por desgracia para Albinus, no lleva a su lado a ningún Sancho Panza. Nadie siente simpatía por su excentricidad, por el simple hecho de que apunta más bien, al contrario que en el Quijote, hacia el autismo en vez del exceso de vehemencia. La gente que podría ayudarle recela de su propia actitud. Albinus es un ciego resbalando hacia el precipicio. No se puede aferrar a nada, porque la roca en la que cree es una ilusión. Cuando despierta, ya es demasiado tarde.

Narrativa: 7, Argumento: 6, Originalidad: 4, Expectativa: 7, Global: 6

© Francisco Ontanaya, (605 palabras) Créditos