EL AVENTURERO SIMPLICISSIMUS
EL AVENTURERO SIMPLICISSIMUS Hans Jakob Christoffel Grimmelshausen
Título original: Der abenteuerliche Simplicissimus
Año de publicación: 1669
Editorial: Orbis
Colección: Las grandes novelas de aventuras nº 42
Traducción: Jorge Miracle
Edición: 1985
ISBN:
Precio: ---

Se suele señalar al español como fullero, vago, mentiroso, avispado, como un pícaro, en definitiva, y quizá buena parte de esta estupenda fama nos venga de la novela picaresca que durante los siglos XVI y XVII alcanzó su mayor esplendor con obras como EL LAZARILLO DE TORMES, RINCONETE Y CORTADILLO, LA VIDA DELL BUSCÓN LLAMADO DON PABLOS, y otras muchas que con mayor o menor fortuna pretendían retratar la trastienda miserable del, en aquel entonces, poderoso imperio Español.

Tanto fue el éxito de este tipo de obras que se tradujeron y extendieron por toda Europa, no tardando en surgir émulos que, también con mayor o menor fortuna, intentaban adaptar el corte de los antihéroes picarescos a los escenarios locales. Mención especial merece HISTORIA VERDADERA DE ISAAC WINCKELFELDER Y JOBST VON DER SCHNEID, de Nikolaus Ulenhart, aparecido en el mismo volumen de la traducción al alemán de EL LAZARILLO DE TORMES de 1617. Esta obra, aunque considerada durante mucho tiempo como la precursora de la novela picaresca alemana, no deja de ser una transposición de la Sevilla del RINCONETE Y CORTADILLO de Cervantes a la Praga en la que reinaba el rey checo Rodolfo II.

Muy influido por esta obra y las traducciones de los libros españoles Grimmelshausen escribió en 1669 DER ABENTEUERLICHE SIMPLICISSIMUS, donde narra las aventuras de Simplicius Simplicissimus, un huerfano educado por un aldeano casi como un animal de granja más. Cuando uno de los múltiples regimientos que asolaban la Europa central durante la Guerra de los Treinta Años llegan a la aldea de Simplicissimus, le encuentran sin nombre y casi desnudo, con una inteligencia no muy superior a los animales que cuida y en un estado de candidez que asombra a los soldados. Éstos saquean metódicamente la aldea y Simplicissimus, huyendo de ellos topa en un bosque cercano con un ermitaño que le dará, al fin, un nombre y los primeros rudimentos de sabiduría.

Es la salida al mundo de Simplicius, aunque todavía no ha pasado lo peor, muerto el ermitaño vaga por caminos y aldeas hasta que es hecho prisionero, su inocencia divierte a sus captores que lo adoptan como bufón, empezando entonces para Simplicius una vorágine de situaciones límite que lo harán librarse de su torpeza y convertirse en un depredador tan salvaje o más que sus captores.

La narración subsiguiente de las aventuras de Simplicius acaban por ser realmente una sucesión de estampas de la Europa devastada de aquella época, en la que nobles y ejércitos cambiaban de bando continuamente, el pillaje, el engaño y la brutalidad eran moneda común, y en la que un avispado, fullero, vago, y mentiroso podía medrar sin problemas.

Una joya literaria del barroco alemán, resulta ser una obra muy recomendable.

© Francisco José Súñer Iglesias, (452 palabras) Créditos