PLAN DE EVASIÓN
PLAN DE EVASIÓN Adolfo Bioy Casares
Título original: ---
Año de publicación: 1945
Editorial: Plaza y Janés
Colección: Ave Fenix nº 180
Traducción: ---
Edición: 1994
Páginas: 188
ISBN:
Precio: 4, 35 EUR

Esta es una curiosa novela de Adolfo Bioy Casares, más que relatada como una novela convencional, expuesta como el informe de un observador poco objetivo.

En esencia es la historia del joven Enrique Nevers, alejado de Francia a causa de ciertas intrigas amorosos, llega a Cayena, capital de la Guayana Francesa, para tomar posesión de un cargo subalterno en la prisión del archipiélago de la Salvación.

Pero Nevers se ahoga en el ambiente colonial de Cayena y arde en deseos de incorporarse a su puesto, torturándose además por la poco elegante huida que le ha llevado a un lugar tan inhóspito. Cuando al fin llega a la prisión se encuentra ante una situación extraña; el gobernador está en la Isla del Diablo, ocupado en no se sabe muy bien que asuntos, los presidiarios, ante el alejamiento del gobernador, han adoptado un comportamiento relajado e indiferente, muy alejado del estado de amotinamiento que se podría esperar de la ausencia de disciplina. Sin embargo, se prepara una huida (el plan de evasión del que habla el título de la novela), de la que todos los presos, e incluso los guardianes parecen estar enterados, pero de la no se saben más detalles que el posible instigador.

Sin embargo, y pese a todo, la novela no trata ni de la evasión ni de las misteriosas actividades del gobernador en la Isla el Diablo. Se habla de ellas por supuesto, y son líneas argumentales que se explican y culminan, sin embargo, el verdadero protagonismo se lo lleva un Enrique Nevers, pusilánime, confuso, desconcertante a veces, que deambula por las páginas dudando entre averiguar a que se dedica el gobernador, abortar el todavía inmaduro plan de evasión o huir el mismo de la Guayana y volver a Francia para aclarar los equívocos con su amada Inés.

Bioy consigue interesar moderadamente, inquietar en ocasiones, pero en ningún caso la novela, demasiado cerebral, fría incluso, llega a ser tan atrayente como para quedar absorto en su lectura que, gracias a la corta extensión de la obra, no deja de ser por ello menos sugestiva. Sólo al final, cuando Nevers descubre los manejos del gobernador y se resuelve la conspiración de los presos, se consigue conectar con la novela, pero con todo, no deja de ser un final demasiado tibio.

Con todo, una novela interesante que gracias a su extensión no tendrá tiempo de hacerse pesada.

© Francisco José Súñer Iglesias, (397 palabras) Créditos