EL PROTEGIDO
EL PROTEGIDO EE.UU., 2000
Título original: Unbreakable
Dirección: M. Night Shyamalan
Guión: M. Night Shyamalan
Producción: M. Night Shyamalan, Sam Mercer, Barry Mendel
Música: James Newton Howard
Fotografía: Eduardo Serra
Duración: 106 min.
IMDb:
Reparto: Bruce Willis (David Dunn); Samuel L. Jackson (Elijah Price); Robin Wright Penn (Audrey Dunn); Spencer Treat Clark (Joseph Dunn); Charlayne Woodard (Madre de Elijah); Eamonn Walker (Dr. Mathison); Leslie Stefanson (Kelly); Johnny Hiram Jamison (Elijah niño); Michaelia Carroll (Niñera)

Una película de arte y ensayo sobre un tema de consumo. Lenta, pero atmosférica. Para mi gusto fascinante, para el de mi mujer un coñazo. Claro, que ella misma se justificaba diciendo que entendía que a mi chico me hubiese gustado, solo que a ella lo de los superhéroes siempre le pareció un tanto absurdo.

A mi me encantó. No es perfecta, pero sí realmente estimable.

Por no decir el dominio del suspense que tiene Mr. Night (un apodo del director, que no su nombre... quien por cierto es el presunto traficante indú del estadio), la escena de la escalera y el dolor de la caída, el terror absoluto al agua al descubrir el protagonista que ha caído en una piscina, la escena de la estación cuando estira las manos para establecer contacto con la muchedumbre, el inquietante traqueteo en crescendo del tren previo al descarrilamiento, la ausencia de la niña entre los asientos, esa manita aferrada al brazo del asiento y la expresión de incredulidad de Bruce Willis...

© Alvaro Gregori, (169 palabras) Créditos

Acabo de verla con mi mujer, la cual odia cordialmente el genero de Super Héroes y el comic en general.

Con independencia de que a ella le ha gustado mucho, he de repetir lo que alguno ha dicho ya en otro mensaje: cualquier aficionado al genero de Super Héroes, y por ende cualquier aficionado al Comic que AME este genero debería verla. He salido impresionado por todo, pero sobre todo por la increíble construcción del personaje que hace Bruce Willis. No me lo creo, de verdad. Samuel L. Jackson tampoco desmerece, lo que pasa es que su verdadero protagonismo, la esencia de su personaje, esta en el final. Esos dos últimos minutos no se me olvidan. Ni por el ni por Willis­.

A ratos veía rastros de Astro City (sobre todo), en otros me parecía ver algo de Moore. Incluso me atrevería a decir que la película tiene un extraño aire parecido a los dibujos de Gene Colan.

No se, ya se me aclararan las ideas, todavía estoy en BrainStorming.

© Sergio Pedraja, (171 palabras) Créditos