UNA TERAPIA PELIGROSA
UNA TERAPIA PELIGROSA EE.UU., 1999.
Título original: Analyze This
Dirección: Harold Ramis
Guión: Harold Ramis, Kenneth Lonergan, Peter Tolan
Producción: Jane Rosenthal, Paula Weinstein
Música: Whoward Shore, Howard Shore
Fotografía: Stuart Dryburgh
Duración: 103 min.
IMDb:
Reparto: Robert De Niro (Paul Vitti), Billy Crystal (Ben Sobel), Molly Shannon (Caroline), Kyle Sabihy (Michael Sobel), Frank Pietrangolare (Tuna), Joe Rigano (Manetta), Lisa Kudrow (Laura MacNamara), Chazz Palminteri (Primo Sindone), Elizabeth Bracco (Marie Vitti), Joe Viterelli (Jelly), Bill Macy (Isaac Sobel), Jimmie Ray Weeks (Agente Steadman)

Cuando un peso pesado como Robert de Niro se decide a interpretar una comedia desde luego que no va a ser una comedia común, ni sus acompañantes un grupo de oscuros secundarios.

Empezando por Billy Cristal y continuando por Chaz Palmintieri el elenco que arropa a de Niro tiene el suficiente peso como para apartar cualquier duda acerca de la naturaleza de esta película. No se trata, ni por asomo, de la típica y chabacana americanada con la que se nos castiga habitualmente, ni el rebuscado y dudoso ejercicio de humor intelectual estilo Allen.

En esta película se intenta buscar la risa de espectador haciendo a de Niro interpretar un personaje en el que se desenvuelve a la perfección; el de mafioso sin piedad. Lo interesante del argumento es que el mafioso duro e implacable está deprimido. Es incapaz de romper las cabezas que tiene que romper para mantener el orden en su muy particular imperio, se echa a llorar en plena conferencia por el control de los más turbios negocios y tarda semanas en tomar decisiones que antes ventilaba casi sin pensar.

Finalmente, admite que lo que no funciona es su cabeza y decide acudir a un médico... al psiquiatra Ben Sobol, interpretado por Billy Cristal. El mafioso, acostumbrado a hacer y desahcer a su antojo trae por la calle de la amargura al psiquiatra, haciéndole llamar en los momentos más inoportunos, amenazándole de muerte cada vez que da con alguna de las claves ocultas de atípico comportamiento del mafioso y involucrándole en tremendos embrollos, como una conferencia de capos en la que Sobol tendrá que enfrentarse al mismísimo Chazz Palminteri por el control de la Cosa Nostra.

El guión juega mucho con los contrastes entre las formas de ver la vida de Vitti y Sobol y los malentendidos de Sobol con la familia de su futura esposa para conseguir la carcajada de espectador. Lo cierto es que sin ser una de esas películas geniales que quedarán para siempre en al memoria colectiva, UNA TERAPIA PELIGROSA cuenta con la enorme ventaja de ser una película de Robert de Niro. Pero está claro que a de Niro le van más otro tipo de películas, lo suyo no es la humorada y en ese sentido queda por debajo de Billy Cristal, cómico de carrera, más expresivo humorísticamente, y es algo del todo evidente cuando ambos se están dando réplicas y contrarreplicas. Mientras de Niro necesita todo su repertorio interpretativo para provocar la carcajada a Billy Cristal le basta un simple gesto casual.

En resumen; una comedia ligera para pasar el rato sin más complicaciones, con un más que previsible final feliz y con la que será raro que alguien se quede con mal sabor de boca.

© Francisco José Súñer Iglesias, (455 palabras) Créditos