Introducción

Aunque la televisión y el vídeo desbancaran al cine del reinado de los medios audiovisuales, no hay que olvidar que el cine relegó al teatro como espectáculo narrativo por excelencia.

Sin embargo, teatro, cine, y televisión, conviven hoy día repartiéndose en cierto modo los papeles. El teatro como reducto de un cierto buen gusto y de la intelectualidad más recalcitrante, además de vivero y paso obligado para los actores en su periodo de formación y continuo perfeccionamiento, el cine ensanchando los horizontes más allá del proscenio con grandes medios y fabulosos escenarios, que acaban alimentando al mercado del vídeo, y por último la televisión, reducto de culebrones inacabables, documentales del más diverso pelaje y películas pasadas de moda... al año de su estreno.

En Visto hablaremos de todo esto y probablemente algo más, aunque eso sólo lo veremos con el tiempo.

© Francisco José Súñer Iglesias, (159 palabras) Créditos