Qué es de Superman hoy día
por Marcelo Oscar Bocci

Desde que el grupo Hicks, Mouse, Tate and Furst (los nuevos dueños de varios medios) le ganó a Rupert Murdoch y se quedo con el Daily Planet, Clark Kent entró en desgracia y ya no publica como antes.

El Nuevo jefe de redacción quiere gente joven y presiona al Gerente de Personal para que Kent se jubile. Revisó atentamente su legajo y esta lleno de sanciones por fugaces desapariciones. Para peor, en medio de los cierres de edicción.

Sus jefes, resignados a lo largo de los años, aceptan que es muy difícil saber donde está y cuando entrega su nota. Pero le tiene simpatía y lo cubren. Además, siempre consigue exclusivas con Superman. Sus compañeros, en cambio no lo soportan, creen que sobrevive gracias a ese único contacto y lo comparan con la larga lista de amigos-periodistas que viven de Maradona.

Jimmy Olsen, el que fuera el mítico jefe de fotografía del diario, se independizó hace tiempo. Hizo un dineral con sus fotos y videos pornográficos y voy tiene estudios en Los Ángeles y San Francisco. Luisa Lane apenas pudo superar sus tres divorcios y hoy trabaja en un par de programas de cable. El de entrevistas no tiene mucho éxito, pero su talk show tiene ofertas para pasar a un canal de aire. Luisa es algo demodée para los mas jovenes pero los da vuelta con monólogos subidos de tono sobre su vida intima con el hombre de acero. No tiene piedad. ¡Ja! Ojalá que con la llegada del Viagra por fin recupere sus superpoderes...dijo en la ultima emisión. Quedó muy resentida con él. Siempre le reprocha en los medios su falta de compromiso con la relación. Todavía lo ama.

Superman se recluye a escuchar blues en la fortaleza del Artico. La terapia es el único consuelo. La doble vida de Clark Kent le trajo serios problemas de personalidad que sigue tratando con el doctor Allen, en su consultorio del lado Oeste de Manhattan. Son tres sesiones por semana. Pagar semejante tratamiento no es fácil con el magro sueldo de Kent y lo poco que queda de la fortuna de Jor-El, su padre, que supo tener empresas allá en Kripton.

Los años, además, no llegan solos. Ahora tiene problemas con la supervista y Kent usa aumento de verdad en sus Lentes. Los 60 cigarrillos diarios afectan su superaliento y la maldita costumbre de romper la barrera del sonido en vuelo, le dejo un molesto zumbido perpetuo en los oídos. Por suerte Superman esta contento con sus 60 años. Lo llaman, lo felicitan, le dicen que es un héroe del posmodernismo, un icono kitch.

Él no entiende nada pero lo disfruta como un chico, pobre!

Nota realizada por Lex Luthor, con sus Treinta años de nuevo (su nuevo cuerpo y van 5)

© Marcelo Oscar Bocci,
(465 palabras) Créditos