Los ordenadores en el cine
por José Luis Benitez
  • Los procesadores de texto nunca tienen cursor.
  • Nunca se usa la barra espaciadora al escribir frases largas.
  • Todos los monitores muestran unas letrazas de 10 centímetros.
  • Los superordenadores, del tipo usado por la Nasa, la CIA y otras instituciones gubernamentales, tienen interfaces gráficas tan fáciles que podría entender hasta un idiota.
  • ...Y las que no, tienen increíblemente poderosas interfaces de línea de comando, capaces de entender correctamente, y ejecutarlos, comandos escritos en inglés coloquial.
  • Corolario: Se puede obtener acceso a cualquier información deseada escribiendo simplemente ACCEDER A TODOS LOS ARCHIVOS SECRETOS desde cualquier terminal.
  • De la misma manera, es posible infectar un ordenador con un virus superdestructivo escribiendo ACTIVAR VIRUS. Los virus elevan la temperatura de los ordenadores como los virus biológicos en el ser humano. Un momento después, las unidades de disco y los monitores empiezan a echar humo.
  • Todos los ordenadores están conectados. Se puede acceder a la información almacenada en el del malo de la película, incluso si está apagado.
  • Los ordenadores potentes dejan oír un pitido cuando se presiona una tecla o cuando la pantalla cambia. Algunos incluso reducen la velocidad de la salida en pantalla para que sea posible la lectura. Los ordenadores realmente avanzados son capaces emulan el sonido de una impresora de margarita mientras los caracteres aparecen en pantalla.
  • Todos los paneles de ordenadores albergan cientos de voltios y verdaderos hornos bajo su cubierta. Los desperfectos son indicados por un fogonazo, un resoplido de humo, una lluvia de chispas y una explosión que obliga al usuario a retroceder de golpe. (Ver el número 7)
  • La gente que escribe en un ordenador lo apaga sin antes salvar la información.
  • Un hacker puede entrar en el ordenador más seguro del mundo sin ser interceptado y descubrir la clave de acceso al segundo intento.
  • Todo mensaje de PERMISO DENEGADO tiene una función CANCELAR.
  • Los cálculos complejos y la carga de enormes cantidades de información se realizan en tres segundos o menos. En el cine, los módem transmiten la información a razón de dos gigabytes por segundo.
  • Cuando la planta eléctrica de cualquier sitio se sobrecalienta, todos los paneles de control explotan, así como el edificio entero.
  • Si se abre un archivo, lo tiene en pantalla y alguien lo elimina desde otro punto de la red, el archivo desaparecerá de la vista. No hay manera de hacer una copia de seguridad y no existen comandos Undelete.
  • Si un disco contiene archivos encriptados, el sistema solicita automáticamente un password cuando se intenta acceder a ellos.
  • No importa qué tipo de disquete se use: siempre podrá leerse en cualquier sistema donde se introduzca. Todas las aplicaciones se pueden ejecutar en todas las plataformas.
  • Cuanto más moderno es el equipo, más botones tiene. Sin embargo, todo el mundo debe estar muy entrenado, porque los botones no están rotulados.
  • Sin importar cuán pequeños sean, la mayoría de las ordenadores tienen una impresionante realidad tridimensional, trabajan a verdadero tiempo real y son capaces de mostrar gráficos animados fotorrealistas.
  • Por alguna extraña razón, los portátiles siempre parecen tener sorprendentes capacidades videofónicas en tiempo real, y la potencia de Deep Blue.
  • Cuando las letras se muestran en pantalla, la imagen es tan brillante que se proyecta hacia el rostro del usuario.
  • Los ordenadores nunca se cuelgan durante tareas difíciles o trabajo muy intenso. Los humanos que las operan nunca cometen errores bajo situaciones de estrés.
  • Los programas son maquiavélicamente perfectos y nunca tienen errores que entorpezcan el trabajo.
  • Se puede obtener un minucioso detalle de cualquier fotografía, y hacer zoom hasta donde lo desee. Por ejemplo:
  • —¿Qué es eso borroso en la esquina..?

    —No lo sé, déjame ver... ¡Es el arma asesina!

    —Busquemos los zapatos del asesino bajo la cama... No, sólo hay unos comics (Marvel 1954, muy raro). Revisa los estantes del armario.

© José Luis Benitez,
(631 palabras) Créditos