La Zaga de los Asnar I

El teniente Miguel Ángel Asnar, miraba furiosamente a su segundo en el mando del pelotón, la sargento María de las Tres Victorias Empalmer, que permanecía en rígida posición de firmes ante su superior.

Era la sargento una mujer baja y menudita, con un pelo castaño cortado militarmente y ojos brillantes en los que chispeaba una mirada maliciosa. Vestía la armadura de combate completa del cristal llamado diamantina, SuperCETME desintegrador colgado al hombro, bolsa de costado y cinturón repleto de granadas.

—Sargento —dijo Miguel Ángel— Usted cree que esa es la forma correcta de vestir de un suboficial.

—Mire mi teniente —dijo sacando pecho— El caso es que tengo el sistema de aire acondicionado mal, y así voy mas fresquita.

—Bien pero al menos podría llevar unos sostenes mas, mas... ¡se le esta saliendo un pezón!

—Mi teniente, es que es tan difícil encontrarlos de mi talla... y no querrá que me desnude aquí.

—Eso no creo que excuse el tamaño de las braguitas, pero lo que es ya el colmo es ese liguero morado.

—Las ordenanzas de Carlos III nos permiten a las mujeres en el ejercito llevar algún detalle femenino —protestó María de las Tres Victorias.

—Se supone que eso se refiere a unos pendientes o algo así —dijo rígidamente Miguel Ángel— Imagínese lo que será eso para la moral de las tropas.

—¡Oh no, mi teniente! —dijo la sargento— Ya vera como no. ¡Soldado de primera López! —llamó.

Apareció un tosco e hirsuto individuo, armado de pies a cabeza, con los negros y ceñidos leotardos de una pieza, que eran el uniforme de las fuerzas terrestres del autoplaneta Salera, ostentando en el pecho una L que se notaba que no hacia mucho había sido gamada.

—¡A sus oddenes mi sahento! —dijo el atlético joven.

—Mira cielo —dijo María de las Tres Victorias, con un aleteo de pestañas— Allí afuera hay un par de repelentes bestias grises que no dejan de mirarme, y me están molestando. Te importaría encargarte de ellos.

—Lo que usted mande mi sahento —dijo, y partió como una flecha hacia las líneas enemigas. Miguel Ángel se quedo mirando horrorizado a la sargento.

—¿Pero que ha hecho usted? —dijo— A enviado a ese hombre a una muerte segura.

—¡Oh no! —dijo María de las Tres Victorias— López es un chico muy apañado. —y quitándose los guanteletes se puso a arreglarse sus pulidas uñas.

—Pero eso es un nido de...

No pudo terminar, ya que una gran explosión le hizo tambalearse.

—¡Dios mío! —dijo Asnar— Eso a sido una explosión atómica.

—¡Que va! —contesto la sargento— Apenas unos gramotones de nada. La verdad es que el chico es algo brusco. En esto apareció jadeante el soldado López, llevando como trofeos de su victoria dos cabezas y un rabo de Toorbod.

—Tenga mi sahento —dijo López— y además —continuo ruborizandose— Por el camino me encontré un hombre de silicio de la ultima invasión, y pensé...

Y sacando de la bolsa una cabeza de silicio, se la ofreció tímidamente a María de las Tres Victorias.

—¡Oh! Que detalle mas encantador.

—Nahumitas no quedaban ya —balbuceó López con una sonrisa bobalicona.

—No importa ¿No eres tu quien quería aquel destinillo de cabo furriel de la compañía? —dijo María de...etc.

—Si mi sahento —dijo López con un brillo de codicia en los ojos.

—Pues creo que... ¿No mi teniente?

—¡Ah! Si, si —dijo Asnar sin salir de su estupefacción— ¿Es usted familia de los López del milagro económico?

—Si mi teniente —dijo el soldado— Ambos son tíos míos.

—¡Ale! Pues ya es usted cabo.

—Pues yo por mi parte te doy mañana día de permiso para que vayas a Nuevo Madrid —dijo la Empalmer— Y de paso vas al sex-shoop de la calle Nuevo Serrano y me traes la lencería que encargué..

Y cogiéndole amistosamente por el brazo se alejo con el mientras le decía.

—Mira cariño, ahora que eres cabo me vas a ayudar a subir la moral de...

Miguel Ángel Asnar se quedo contemplando con algo mas que admiración como se alejaba María de las Tres Victorias, que a pesar de la armadura de cristal, se las apañaba para mover graciosamente las nalgas, en una de las cuales llevaba tatuada la rosa con la E de los Empalmer.

Desde la lista GHWhite.