Alessandro Volta

Volta es conocido como el inventor de la pila eléctrica. Nació en Como, Italia, en 1745. Fue un joven curioso e inteligente, a pesar de que durante sus primeros años de vida no dijo ni una sola palabra (no empezó a hablar fluidamente hasta los 8 años). Su avidez de conocimientos le hicieron viajar a las mejores universidades y conocer a los más prestigiosos científicos, lo que junto a su metódico trabajo experimental le llevó a inventar la pila. Su trabajo se basó en una observación casual descrita por Galvani: una rana diseccionada sostenida por ganchos de latón se contrajo súbitamente al ser pinchada con una varilla de hierro

Galvani afirmaba que el movimiento se producía por lo que denominó electricidad animal. Sin embargo, Alessandro Volta, discrepaba de él. En su opinión, existía una diferencia eléctrica entre dos metales (hierro y latón) y la rana únicamente actuaba como sensor del paso de la corriente. Esta discrepancia se convirtió en un enfrentamiento científico que arrastró a sus colegas a posicionarse en dos bandos, siendo finalmente el de Volta el que tenía la razón.

La metodología empleada para corroborar las afirmaciones de Volta no era sencilla. En aquella época no existían equipos para medir corrientes eléctricas tan bajas como las que obtenía el físico italiano por lo que para sus experimentos debía utilizar su lengua. En función del calambre que notaba podía sacar conclusiones que finalmente le llevaron a elegir el zinc y el cobre como materiales a utilizar. Debido a que el uso de una sola placa de zinc y otra de cobre proporcionaban un voltaje demasiado bajo para poder medirlo construyó un sistema que le permitía colocar una serie de discos de zinc y cobre apilados (de ahí el nombre de pila) de forma alternada, separados entre ellos por cartón empapado en salmuera. Uniendo los extremos con un cable metálico se producía una corriente eléctrica regular y continua, con un voltaje suma de los diferentes pares zinc-cobre. Volta informó de su sistema (que llamo órgano eléctrico artificial) a la Royal Society de Londres en 1800, hace exactamente 200 años.

© Igor Cantero Uribe-etxeberria,
(351 palabras) Créditos