Vidrio lento
 & cTitle &

Al igual que Wells fue el creador de la cavorita, Niven del scrith o Enguídanos de la dedona, el escritor Bob Shaw fue el creador de un nuevo material de curiosas propiedades bautizado como vidrio lento, protagonista del fix-up OTROS DÍAS, OTROS OJOS.

El vidrio lento es un material inicialmente diseñado para sustituir al vidrio en ciertas aplicaciones de ingeniería que requieren mayor resistencia de la normal. Pero el vidrio lento tiene, de forma accidental, la propiedad de retardar el paso de la luz. No está relacionado con el índice de refracción del material, sino con el hecho de que la luz traza extraños caminos a través del vidrio lento. Un rayo de luz puede tardar segundos, minutos o años en atravesar una capa de vidrio lento. A lo largo de la novela, Shaw desarrolla esta y otras características del vidrio lento (que se comercializa con el apropiado nombre de retardita) y que lo hacen útil para ser usado como dispositivo de grabación, fuente de luz y un largo etcétera. Al igual que muchos otros supermateriales, el vidrio lento está llamado a cambiar el mundo.

© Jacobo Cruces Colado,
(186 palabras) Créditos