Valera

Dentro del subgénero de las naves generacionales, posiblemente uno de los ejemplos más originales sea el del autoplaneta Valera, invención del valenciano Pascual Enguídanos y buque insignia de la popular Saga de los Aznar.

El autoplaneta Valera es un pequeño mundo hueco del tamaño de la Luna (unos 3.000 kilómetros de diámetro), en cuyo interior sus habitantes han recreado un mundo similar al terrestre, contando incluso con un sol artificial en su centro geométrico. Valera es, asimismo, la más formidable arma de guerra de todo el universo conocido. Puesto que Valera es capaz de desplazarse libremente por el universo, se trata de una de las naves espaciales de mayor tamaño descritas en la literatura de ciencia ficción. En su interior, que cuenta con una ecología cerrada y perfectamente equilibrada, se suceden las generaciones de valeranos bajo la égida de la familia Aznar, enfrentándose a multitud de aventuras en el transcurso de sus largos viajes.

Aunque en un principio Valera se desplazaba a velocidades inferiores a la de la luz, lo que le convertía en una nave generacional clásica, en la continuación de la Saga de los Aznar, escrita por Pascual Enguídanos en los años setenta, el autor introdujo la innovación tecnológica de los desplazamientos del autoplaneta a velocidades hiperlumínicas, con lo cual el concepto de nave generacional adquiere un nuevo significado.

© José Carlos Canalda, (222 palabras)