Vac

El vacío es espacio privado de materia.

Tan sencilla como su definición es dificultosa su obtención. El vacío se obtiene mediante bombas que extraen todo el gas posible de la cámara de vacío, y ni siquiera en condiciones ideales de laboratorio es posible conseguir un vacío perfecto, ya que siempre queda cierta cantidad de moléculas gaseosas, del orden de miles por centímetro cúbico, que no pueden ser eliminadas, aunque bien es cierto que, a presión normal, en un centímetro cúbico hay nada menos que 1018 millones de moléculas. Ni siquiera en la profundidad del espacio es posible encontrar el vacío perfecto; hasta en las regiones más remotas del espacio hay siempre mínimas cantidades de gas y polvo, aunque tan escaso que la densidad del espacio es más o menos 10-24 veces la de la atmósfera terrestre.

El vacío como tal ha dado mucho juego en la ciencia-ficción, desde mostrar los tremendos efectos que producen la diferencia de presión, como en las películas ATMÓSFERA CERO DESAFÍO TOTAL o ALIEN RESURRECCIÓN hasta el simbolismo de la ausencia de todo, como en el libro VACÍO PERFECTO de Stanislaw Lem, aunque también es notable la falta de rigor de los directores y productores de ciencia-ficción; en el vacío no se transmite el sonido (aunque sí la radiación electromagnética) pese a lo cual en las películas del género nos suelen mostrar fantásticas batallitas siderales con ensordecedores estampidos cada vez que revienta una nave.