V-2

Con 14 metros de longitud, poco más de metro y medio de diámetro, 13 toneladas de peso, 25.000 kg de empuje, una tonelada de carga útil y 300 kilómetros de alcance, fue el primer misil, tanto de tipo balístico como espacial

Obra del equipo dirigido por Werner von Braun, durante la segunda guerra mundial, el primer lanzamiento con éxito de un prototipo de V-2 se produjo el 3 de octubre de 1942, siendo además el primer objeto creado por el hombre capaz de superar la velocidad del sonido.

El primer misil V-2 operativo fue lanzado contra Inglaterra desde la base de Peenemünde el 6 de septiembre de 1944. Como arma apenas tuvo importancia estratégica. Su efectividad, así como la del V-1, un avión a reacción sin piloto, dependía grandemente de los informes que el espionaje alemán era capaz de retransmitir desde la zona bombardeada. Gracias a estos informes se corregían los parámetros de vuelo de los misiles para aumentar o diminuir el alcance o apuntar convenientemente las rampas de lanzamiento.

Cuando el contraespionaje británico logró interceptar esos mensajes, se dedicó a falsearlos sistemáticamente, logrando que la mayor parte de los lanzamientos se quedaran cortos o impactaran más allá de su objetivo.

La importancia real de las V-2 fueron sus aportaciones a la futura industria aeroespacial con las soluciones que se aplicaron a los sistemas de vuelo (estabilizado mediante giróscopos), motores-cohete y propelentes

© Francisco José Súñer Iglesias,
(238 palabras) Créditos