Universo

1.- Astronomía Totalidad de la materia, energía y espacio. Esta definición, aún siendo muy esquemática, engloba todo lo que es posible encontrar, sea cual sea la dirección en la que viajemos y el tiempo que viajemos.

La forma en la que se distribuyen materia, energía y espacio depende de las teorías y modelos que se apliquen; según Einstein el universo era estático (no sufría cambios en su estructura) y la materia se distribuía uniformemente (en forma de cúmulos) por él. Teorías posteriores, como la de Friedman, sugieren que el universo se creó a partir de un punto, en el que estaría contenida toda la materia, desde el que se expande, postulando que cuando la materia en el universo alcance un nivel inferior a cierta densidad crítica, dejará de expandirse iniciándose entonces una contracción que le llevará al estado inicial.

Fred Hoyle desarrolló una teoría del universo estacionario, con una creación continua de materia para compensar la perdida por la expansión. Esta teoría está totalmente desacreditada, pero tiene interés histórico.

Gamow, en 1948, desarrolló a partir de la teoría de Friedman la llamada teoría del Big Bang, que con diversos matices y refinamientos basados en la física cuántica y de partículas, es el modelo actualmente aceptado. La discusión cosmogónica más actual trata si el universo es abierto o cerrado, es decir, si va a haber una contracción y un nuevo Big Bang, o si por el contrario el estallido inicial fue único. Es el llamado universo pulsante.

Como sinónimo de Universo es utilizada ampliamente la palabra Cosmos, sobre todo como prefijo de las áreas de estudio del Universo (como la Cosmología o la Cosmogonía) siendo en el ámbito científico ruso más habitual hablar de Cosmos que de Universo.


2.- Ciencia-Ficción Conjunto de sociedades, razas, tecnologías, planetas y personajes en las que los autores de ciencia-ficción sitúan sus relatos. Universos famosos son el de Star Trek, el de La Guerra de las Galaxias, Fundación, de Asimov, La Cultura, de Iain Banks, Darkover, de Marion Zimmer Bradley, Unicorp, de Guillem Sánchez y Eduardo Gallego, o Drimar de Rodolfo Martinez.

La creación previa de un Universo sirve al autor para dar una ambientación coherente a sus relatos, que de otra forma tendría que elaborar en cada ocasión. Obviamente hay autores de portentosa creatividad, como Robert A. Heinlein, que nunca tuvieron esta necesidad (o simplemente no les ha sido impuesta editorialmente) pero eso no quiere decir que la creación de Universos sea una practica reprobable, porque además sirve para que los egos de los autores converjan, puesto que no es raro que un autor use la ambientación creada por otro para alguna de sus obras, llegándose así a un universo compartido.

© Francisco José Súñer Iglesias, José Carlos Canalda, (448 palabras)