Universo compartido
 & cTitle &

Dícese de un universo creado por un autor en el que, por diferentes razones, intervienen otros escritores distintos al original. En ocasiones se trata de homenajes como es el caso de EN TORNO A LA FUNDACIÓN, una antología de relatos ambientados en los universos de Isaac Asimov que sus amigos publicaron a raíz de su muerte, pero más habitualmente se trata de puras maniobras comerciales que intentan seguir exprimiendo el éxito (con mayor o menor acierto, pero éste es ya otro tema) una vez que el autor ha fallecido. Ejemplos de esto último son las novelas de robots positrónicos y ambientadas en el universo de Fundación que han sido publicadas con posterioridad al fallecimiento de Asimov, o el fenómeno análogo que se ha dado con la serie de DUNE, en esta ocasión promovido directamente por el hijo de Frank Herbert. Fuera ya de la ciencia-ficción pero dentro de la fantasía, se encuentra el caso de CONAN, serie de novelas en las que, una vez fallecido su autor original R. E. Howard, han intervenido variados escritores como L. Sprague de Camp, Lin Carter, Harlan Ellison..Eso sin contar, claro está, con los cómics.

Puede ocurrir también que sea el propio autor quien comparta voluntariamente su universo, como ocurrió con Harry Harrison y BILL, HÉROE GALÁCTICO, en cuyas aventuras intervinieron, además de él, Robert Sheckley, David Bischoff, Jack C. Haldeman II y David Harris. Harlan Ellison compartió MEDEA con Poul Anderson, Larry Niven, Frederik Pohl y Hal Clement. Marion Zimmer Bradley, abrió su universo de DARKOVER, aunque posteriormente se retractó, a todos cuantos quisieran tomar parte en él. Dentro de la ciencia-ficción española este fenómeno no suele ser habitual, aunque Pascual Enguídanos ha autorizado la publicación de varias novelas ambientadas en la SAGA DE LOS AZNAR con la única condición de que se respetaran la línea argumental y los personajes principales de la misma.

Otros ejemplos de universos compartidos serían la Tierra Media de EL SEÑOR DE LOS ANILLOS o el inquietante mundo onírico de H.P. Lovecraft. Dentro ya del cómic, cabe reseñar el caso del Universo Marvel, donde se entremezclan todos los superhéroes de este complejo entramado editorial.

En ocasiones, el éxito de una película o una serie propicia la aparición de franquicias, que no son sino una colección, a veces abrumadoramente larga, de novelas y relatos ambientados en el universo de la misma escritos por especialistas, tal como ocurrió con STAR TREK o con LA GUERRA DE LAS GALAXIAS, por poner los dos ejemplos más conocidos. Huelga decir que la motivación de estas iniciativas es puramente comercial, y los resultados previsibles.

Por último, nos encontramos en ocasiones con pequeños guiños, u homenajes, de autores a otros más afamados, como es el caso de Carlos Saiz Cidoncha, que acostumbra a introducir algunos elementos de obras de Pascual Enguídanos, Ángel Torres Quesada u otros en sus propias novelas.

© José Carlos Canalda,
José Joaquín Ramos de Fco (479 palabras) Créditos