Uhuru

En la década de los 60, el astrónomo Riccardo Giacconi y su grupo realizaron abundantes trabajos sobre la detección de rayos X provenientes del espacio. Dado que la radiación de este tipo no atraviesa la atmósfera, Giacconi trabajó en el diseño de un satélite destinado a la radioastronomía de rayos X. El interés en un observatorio orbital de rayos X se incrementó con el descubrimiento de los púlsares en 1967.

El lanzamiento de este satélite se llevó a cabo el 12 de diciembre de 1970 desde la costa de Kenia como parte de un nuevo programa de la NASA llamado SAS (Small Astronomy Satellite, o pequeño satélites de astronomía). Dado que la fecha del lanzamiento coincidía con la de la independencia del estado de Kenia, el SAS-1 fue bautizado como Uhuru, que en suahili significa Libertad.

El Uhuru supuso una auténtica revolución para la astrofísica, ya que permitió descubrir más de un centenar de radiofuentes de rayos X, entre las que se cuentan Hércules X-1 y Cygnus X-1

© Jacobo Cruces Colado,
(171 palabras) Créditos