Trifusil

Arma larga futurista descrita por Louis G. Milk (Luis García Lecha) en su novela HOMBRES EN VENTA, nº 370 de Espacio, el mundo futuro de Toray, publicada en 1966.

Como su nombre indica, se trata de un arma que viene a ser como tres en una. Dotada de tres cañones superpuestos, puede disparar proyectiles metálicos de 2mm de calibre, que se abren y ramifican en tres al impactar, causando gravísimas heridas. El arma se alimenta mediante tres tambores. El primero está cargado con 150 de tales proyectiles. Un segundo tambor contiene 30 microgranadas de 15 mm de calibre, con un potente explosivo. Cuando se emplean las balas ramificables o las microgranadas, el arma funciona por repulsión electromagnética. El tercer tambor está lleno de una sustancia altamente inflamable, que una vez incendiada por un dispositivo especial, situado en la boca del cañón correspondiente, convierte el arma en un lanzallamas de largo alcance, capaz de proyectar una delgada raya de fuego a una distancia de casi 100 metros y a una temperatura de 3.500 grados centígrados. No dispone de selector de tiro, sino de tres gatillos superpuestos y escalonados.

Arma voluminosa, resulta bastante pesada, por lo que va equipada con un compensador de gravedad, que reduce el peso de 60 a sólo 10 kilos. Dicho compensador es alimentado por la batería de la mochila que el soldado debe llevar a su espalda, unida al trifusil por un resistente cable, a través del cual el arma recibe la energía necesaria para su buen funcionamiento. Aunque el compensador de gravedad permite anular casi por completo el peso, no es conveniente hacerlo, ya que entonces el manejo del arma se hace sumamente difícil.

El trifusil es una de las armas portátiles más devastadoras imaginadas por el famoso autor riojano, y es el equipamiento indispensable para convertir a los mercenarios protagonistas de HOMBRES EN VENTA en los formidables guerreros que son.

© Antonio Quintana Carrandi,
(316 palabras) Créditos